Cutxa: chiquito pero picoso en el mercado Tirso de Molina

No es un secreto, así que podemos airear esta información a los cuatro vientos: hay vida más allá del mercado cuqui. De hecho, es ahí donde suele haber más vida. Aunque huela a pescadilla o a tripa de cerdo, que es el perfume de su razón de ser. No es un secreto tampoco la tendencia descompresiva de ciudades como Madrid que está favoreciendo la salida —o huida, incluso mediática— a otros barrios. Puerta del Ángel está en esa frontera y algunos ya vienen apostando por su futuro como centro de operaciones de tinglados interesantes. El Mercado Tirso de Molina es su corazón y allí hemos puesto pica sobre uno de sus puestos más sabrosos: Cutxa Antojitos-Drinks & Shop. Un México callejero, humilde, de alegría contagiosa y donde sus tacos son canjeables por fiesta asegurada.

Cutxa: chiquito pero picoso en el mercado Tirso de Molina

Imagen superior: el cartel luminoso y decoración de Cutxa

Tras una noche arrasando con las provisiones de Cutxa, hablamos con Carli, alma máter del proyecto. Carla Soto nació en Cuernavaca y desde hace doce años vive en Madrid. Aquí llegó para estudiar cine y fotografía, pero siempre se mantuvo en contacto con la hostelería. Así que en 2016 instaló este Cutxa en el Mercado de la Cebada, para en abril del año pasado trasladarlo al Mercado Tirso de Molina, en donde recibe la visita de “muchísima gente joven que se ha mudado del centro, ofreciendo una oportunidad única para encontrar un auténtico sitio de antojitos mexicanos”.

Cutxa: chiquito pero picoso en el mercado Tirso de Molina Cutxa: chiquito pero picoso en el mercado Tirso de Molina

Imágenes superiores: decoración del puesto Cutxa Antojitos-Drinks & Shop

Y vaya que lo encuentran. Los antojitos —no existe una palabra mejor para definir a esos bocados de calle—, la priva y hasta una tiendita. “Todo el producto mexicano que usamos, botellas de vino, tequilas y mezcales están a la venta”, nos cuenta Carli. Advierte además que se centran en “la importancia del sabor auténtico mexicano, ya que nuestras tortillas y totopos son completamente caseros y toda la comida la preparamos aquí”. Damos fe. Las tortillas que utilizan para los tacos, de maíz negro, verde y rojo, son de la Tortillería del Río, fabricantes a diario y distribuidores de este producto 100% maíz.

Cutxa: chiquito pero picoso en el mercado Tirso de Molina

Imagen superior: el tamalito de rajas con queso de Cutxa

Ensaladas y enchiladas de nopales, tamalitos, chilaquiles, sopecitos, burritos, guacamolitos… Todo en diminutivo salvo un guacamole pantagruélico que se acompaña de extra de queso y en cuyo fondo de la cazuela rebosa el guiso a elegir entre cochinita pibil, tinga de pollo o chilorio. Avisamos que esta montaña, no excesivamente vistosa, requiere de piolet.

Cutxa: chiquito pero picoso en el mercado Tirso de Molina

Imagen superior: nachos con guacamole con todos los extra en Cutxa 

El siguiente paso en Cutxa es dedicarse a la ronda de tacos. Cochinita pibil (cerdo marinado en axiote y naranja, reduciendo su jugo a fuego lento), Tinga de pollo o ternera (pollo desmechado en salsa de tomate casera, con cebollita blanca y un toque de chipotle), Carnitas (cerdo cocido al vacío con leche y naranja, reduciendo a fuego lento sus jugos, acompañado de cebolla, cilantro y limón), Pollo en mole poblano (pollo desmechado con mole y decorado con ajonjolí), y Chilorio (cerdo macerado en chiles secos con la receta de la casa). Más los tacos especiales: de Costilla (costillas de cerdo desmenuzadas y maceradas con chipotle, salsa roja, limón y un toque de orégano) y el taco Cutxa, de atún o salmón (dados al estilo mexicano, picantitos). Cada unidad a 2,5 euros, 3 los de costilla y 3,5 el Cutxa. Pidan unos 1.500 tacos. Se quedarán cortos.

Cutxa: chiquito pero picoso en el mercado Tirso de Molina Cutxa: chiquito pero picoso en el mercado Tirso de Molina

Imágenes superiores: selección de tacos en Cutxa

No se probó esa noche el ceviche, así que no podemos emitir dictamen. Sí se recuerda mucha cerveza y algunos otros tragos graciosos. Corrió la cerveza de la casa Lupita Dinamita, creada por Carla y el maestro cervecero Bob Maltman, que como nos describe ella misma “es una cerveza Spicy Pale Ale que cuenta con un sabor ahumado con un toque final a chile chipotle”. Pues eso, pensada para esta ceremonia taquera. Pero, además, Cutxa arriesga al meterse en el jardín de los vinos naturales —nada habitual en un mexicano donde los vinos suelen cojear—. “Organizamos catas de vinos naturales con maridaje mexicano, una auténtica novedad. Por supuesto, las catas de mezcales y tequilas no podían faltar y se organizan regularmente o a petición de eventos privados”, aclara Carli. Nosotros aquella noche nos conformamos con algún tequila sour y un brindis chupitero. Habrá quien prefiera una michelada, que por supuesto también preparan.

Cutxa: chiquito pero picoso en el mercado Tirso de Molina Cutxa: chiquito pero picoso en el mercado Tirso de Molina Cutxa: chiquito pero picoso en el mercado Tirso de Molina

Imágenes superiores: más tacos en Cutxa

Así es Cutxa, un puesto acogedor y agradecido, un trocito de México en un lugar ajeno al postureo. Como bien afirma Carli, Cutxa es “chiquito pero picoso, o sea, pequeño pero matón. Vale la pena pasarse a descubrirlo”. Que así sea. ¡Salucita!

Cutxa: chiquito pero picoso en el mercado Tirso de Molina Cutxa: chiquito pero picoso en el mercado Tirso de Molina

Imágenes superiores: tequila sour y tequilas para el brindir final

Horario:
Miércoles 6:00pm a 9:00pm
Jueves 12:00pm a 4:00pm y 8:00pm a 12:00am
Viernes 1:00pm a 5:00pm y 8:00pm a 12:00am
Sábado 1:00pm a 12:00am (ininterrumpido)
Domingo 1:00pm a 5:00pm
Precio medio por persona: 10-15 euros por persona

————————————

Cutxa Antojitos-Drinks & Shop
Calle de Doña Urraca 15, Puestos 34-35. Metro Puerta del Ángel, Madrid
Tel. 635 30 94 58
————————————