La bebida azul

Parece vino pero no lo es, es Gïk

No sería raro ver a cualquier protagonista de Star Wars bebiendo una copa de este brebaje azul en la famosa cantina de Mos Eisley, en el planeta Tatooine, donde se reunía lo mejorcito de la galaxia. El caso es que esta bebida de aspecto futurista ya es una realidad gracias a la startup Gïk Live! creada por cinco jóvenes de entre 20 y 30 años que han contado además con la ayuda de la Universidad del País Vasco.

Gïk no es un vino, esto lo quieren dejar muy claro porque ya han tenido que aguantar las críticas del sector vinícola que lo ha considerado poco más que una aberración. Es cierto que en su elaboración mezclan diversas uvas, pero su color, sabor y aroma se han alterado para lograr algo totalmente diferente. Su sabor es mucho más dulce, similar a un mosto, y se recomienda beber muy frío.

Gïk está ya presente en 25 países, y en cada uno de ellos la bebida azul ha dado lugar a combinaciones diferentes: mezclado con ginebra en Inglaterra, solo con hielo en Francia o caliente y con canela en Suiza. ¿Te atreves con el azul?

La bebida azul

La bebida azul