5 cócteles de aperitivo: el vermut en casa

Vermut, vermú, vermouth, hasta wermut, todo nos vale. Y es que si por ahora no podemos acodarnos en nuestra tasca favorita para cumplir con el ritual dominguero más sagrado habrá que conformarse con compartirlo a diario con nuestros colegas por videollamada. Lo ponemos sencillo, basta con tener a mano al menos una botella de este vino macerado que ha calado hondo –pero sin presumir— dejando por fin de ser viejuno. El vermut nos lo tomamos en casa con estos cinco cócteles de aperitivo.

Esto es una oda al amargor, propiedad sustancial del ajenjo, y su capacidad evocadora. Nos da un poco igual si todo empezó con Plinio el Viejo o si Carpano fue el oportunista “inventor” del vermut como lo conocemos hoy y, por tanto, del aperitivo procedente de Turín. Lo que nos importa es el concepto, amparándonos en que las cantidades no siempre son matemáticas sino que lo que cuentan son las intenciones. Y ser felices junto a unas aceitunas gordal, unas gildas, unos mejillones, unos boquerones o unas patatas fritas de bolsa. ¿No salivas ya?
Estos cócteles de aperitivo son variaciones más o menos sencillas sin necesidad de muchos ingredientes. Como cuando se agregaba al vermut un poco de licor y burbuja. Yayos, marianitos, algunos clásicos, recetas muy caseras… Sin despreciar una forma aún más adaptable: tomarlo solo y frío, ni siquiera con hielo. Y a correr. Luego vendrá el sifón, las pieles exprimidas, los bitters, otros licores, la evolución. Pero, a fin de cuentas, ¿qué es un cóctel de aperitivo? O, mejor todavía, ¿a qué llamamos aperitivo? Seas italiano, francés, español o de Raticulín, no puedes resistirte a su magia y lo sabes.

Imagen superior: Negroni

 

5 cócteles de aperitivo: el vermut en casa

Imagen superior: cóctel de vermut blanco

1. VERMUT BLANCO, NO AL RACISMO / 5 cócteles de aperitivo

La diferencia entre el vermut rojo y el blanco no es la uva, sino los botánicos, especias y hierbajos que intervienen. Así que tenemos un líquido más dulce y herbal que podemos combinar con jengibre o con una oliva empapada y hasta con tónica. Si nos atrevemos, ¿por qué no un WHITE NEGRONI, con vermut blanco (Lillet Blanc), Suze y una ginebra floral?

Podríamos preparar también un VERMOUTH COCKTAIL en versión del bartender alemán Charles Schumann:

-Mitad y mitad de vermut seco (22ml) y blanco (22ml).

-Un golpe de bitter de naranja.

Remover sobre hielo y servir en copa fría. Chupado.

 

5 cócteles de aperitivo: el vermut en casa

Imagen superior: Vermut preparado y Yayo

2. VERMUT PREPARADO, CASI TODO VALE / 5 cócteles de aperitivo

Un mundo de variaciones y regionalismos casi infinito. Desde la mencionada fórmula de tomarlo desnudo pero frío a una manera más madrileña de servirlo con hielo y rodaja de limón. O con hielo, rodaja de naranja y aceituna. O con hielo, rodaja de naranja y sifón. En vaso largo o chato, como se quiera. Está todo rico.

-Vermut rojo en cantidad.

-Unas gotas de ginebra.

-Piel de naranja.

Recordamos el YAYO, de Casa Camacho, una especie de media combinación: 2/3 vermut, 1/3 ginebra y gaseosa. Con hielo y limón.

O el JAI ALAI (vermut, ginebra y burbujas), un cóctel de ascendencia vasca que nació en Cuba y trajo a España Miquel Boadas.

5 cócteles de aperitivo: el vermut en casa

Imagen superior: cóctel Marianito (ajerezado)

O el MARIANITO, una interpretación también norteña, a la bilbaína, que bien puede darse así:

-Chorro de vermut.

-Ídem de Campari.

-Otro chorrito de ginebra.

-Gotas de angostura.

-Zumo de naranja.

Añadir un chorrito de Cointreau o incluso de jerez si el cuerpo está rumboso. Y si se puede tirar de vermuts italianos tipo Punt e Mes ya será lo más.

5 cócteles de aperitivo: el vermut en casa

Imagen superior: Media combinación. 

Y hasta una MEDIA COMBINACIÓN, a la cubana. Más de lo mismo, pero con otros matices. En el bar Viva Madrid, la Media Combinación lleva base de gin, vermut y Angostura, la Media Combinación Blanca es con sirope de piña y bitter de naranja, y la Media Combinación Cubana:

-3 cl vermut dulce rojo.

-3 cl ginebra.

-3 cl curaçao.

-1 golpe angostura.

-Hojas de menta o piel de limón y naranja.

En vaso mediano y con hielo.

También de la isla caribeña, el VERMUT COLONIAL, con hierbabuena, licor de naranja como Amer Picon, curaçao, Angostura y piel de lima.

 

5 cócteles de aperitivo: el vermut en casa

Imagen superior: Negroni

3. NEGRONI, RESPETO DE UN CLÁSICO-BÁSICO / 5 cócteles de aperitivo

Su majestad, el rey del aperitivo. Y del más allá. Un Americano más ginebra en lugar de soda. Aquí las proporciones sí importan si queremos respetar la mezcla histórica. 3 partes iguales de todo. Fácil en apariencia, pero tiene todo su misterio…

-3 cl ginebra.

-3 cl vermut rojo.

-3 cl Campari.

-Piel de naranja.

Mezclar las bebidas no demasiado tiempo en un vaso con hielo. Servir en vaso old fashioned o uno ancho. O hacerlo directamente on the rocks, para no aguarlo nada.

Si nos va el lujo, un NEGRONI SBAGLIATO, con champán en lugar de ginebra. O incluso un BOULEVARDIER, bourbon por ginebra.

El rizo es el BUÑUELONI, en honor al susodicho genio de Calanda, estupendo bebedor: dos de Carpano Punt e Mes, una de Cinzano o Martini dulce y, tres partes de su ginebra de cabecera, Beefeater. Puede que el Campari lo sustituyera por vermut seco, que él era muy suyo.

 

5 cócteles de aperitivo: el vermut en casa

Imagen superior: Adonis

4. ADONIS, MÁS FÁCIL IMPOSIBLE / 5 cócteles de aperitivo

Vermut y vino de Jerez, una combinación alucinante. La historia nos remite a finales del XIX, cuando los tragos más minimalistas llegaron a fascinar al mundo. Si el BAMBOO nos obliga a juntar fino con vermut seco, a ser posible francés como Noilly Prat, el Adonis, en honor al musical de Broadway, llegó a ser incluso más elemental, dejándonos la opción del vermut italiano y prescindiendo hasta de la angostura.

-2 partes (o una, 45ml) de jerez seco (fino o amontillado).

-1 parte (45 ml) de vermut dulce.

-2 golpes bitter de naranja.

-Piel de naranja (o exprimirla y descartarla).

Remover ingredientes con hielo y servir en copa fría.

El resultado es un cóctel distinguido con el mínimo esfuerzo.

 

5 cócteles de aperitivo: el vermut en casa

Imagen superior: Spritz

5. SPRITZ, MUCHO MÁS FÁCIL TODAVÍA/ 5 cócteles de aperitivo

Otra familia, otro trago italiano asequible aunque más de refresco y con mucho hielo gordo a ser posible. La estructura es la de un amargo (bitter en lugar de vermut, lo sentimos) más agua con gas/Seltz/soda/tónica y/o vino o espumoso. Frío, dulzor, gas, color… ¡Eureka! Lo dicho, para todos los públicos, aunque a algunos les apeste, sobre todo si se hace de cualquier manera. ¿Más de tardeo? Tanto da… Salgamos al balcón con nuestro spritz en la mano.

Aperol, marca que el año pasado hizo 100 años, se ha hecho con todo el mercado hasta conseguir extender mundialmente el cóctel como un APEROL SPRITZ: prosecco/espumoso/cava/vino blanco + Aperol + soda o agua + rodaja de naranja. O Aperol aguado más otra cosa.

Pero hay SPRITZES más sofisticados y menos naranjas. Cualquier bitter potente en 3 partes, más dos partes de un buen prosecco o un buen cava, un chorrito de gas y el mejor hielo serían más que suficientes.

El ya mencionado gentleman Charles Schumann propuso en 1991 este muy cítrico APEROL SCHUMANN’S que no resulta especialmente complejo:

-22 ml zumo de limón.

-22 ml Rose’s (cordial de lima).

-44 ml Aperol.

-44 ml zumo de naranja.