Andreas Mühe - Mischpoche en Hamburguer Bahnhof Berlín

Mischpoche, una palabra que viene del hebreo y que significa algo así como clan, es el título de la teátrica y meticulosa exposición de artista alemán Andreas Mühe concebida para el Museo Hamburger Bahnhof de Berlín. La muestra gira alrededor de un retrato grupal de familia y se puede visitar hasta el 11 de agosto.

Para la realización de dicho retrato familiar, Mühe ha incorporado diferentes elementos a la instalación: diversas escenografías con todos sus detalles y el proceso de creación de maniquíes que representan algunos miembros de la familia. Todo ello trasladado a su medio, la fotografía.

Foto Portada: Andreas Mühe, Konstellation XII, 2016 – 2019, Series: Mispoche © VG Bild-Kunst, Bonn 2019

Andreas Mühe dedica su desarrollo artístico a analizar exhaustivamente la identidad y la historia reciente alemana. Sus fotografías, realizadas en su totalidad con tecnología analógica, están dotadas de una composición e iluminación impecable: es un maestro de la luz artificial y la dramaturgia de sombras. Además, sus trabajos ponen de manifiesto sus conexiones familiares con el teatro, la puesta en escena y la actuación. La mayoría de sus imágenes se toman con distancia, dando a su obra un sentido voyerista.

Andreas Mühe - Mischpoche en Hamburguer Bahnhof Berlín

Andreas Mühe, Konstellation IV, 2016 – 2019. Series: Mischpoche © VG Bild-Kunst, Bonn 2019

Mühe creció tras el telón de acero en la Alemania del este. Nació en Chemnitz —llamada durante la división alemana Karl-Marx-Stadt (la ciudad de karl Marx)—conocida como la ciudad donde se originó el socialismo. Su madre,  Annegret Hahn es directora de teatro y una de las principales figuras alemanas en este campo.  Su padre, Ulrich Mühe, fue uno de los actores más aclamados de la Alemania socialista y el primer actor proviniente de la antigua RDA en ganar un Oscar, con la película La Vida de los Otros (2006), aunque ya habia alcanzando la fama mundial con Funny Games (1997) del maestro austríaco del terror patológico Michael Haneke.

Andreas Mühe - Mischpoche en Hamburguer Bahnhof Berlín

Andreas Mühe, Terrasse des Berghofs 43 I, 2012 © VG Bild-Kunst, Bonn

Los padres de Andreas Mühe estaban en el centro de la elite cultural de la Alemania socialista. El Muro de Berlín cayó en 1989 cuando Mühe tenía 10 años, demasiado joven para ser moldeado en las enseñanzas del “über-Staat” socialista. Es por eso que él se ve a sí mismo como uno de los pocos artistas alemanes que puede burlarse de cualquier periodo de la historia alemana, no importa cuán oscuro. En cualquier caso, su familiaridad con los “fantasmas” del pasado alemán tiene mucho que ver con su origen, su educación y su generación.

Andreas Mühe - Mischpoche en Hamburguer Bahnhof Berlín

Andreas Mühe, Unterm Baum, 2008 © VG Bild-Kunst, Bonn

Hagamos un pequeño recorrido por la carrera de Andreas Mühe retrocediendo en el tiempo para situar  y contextualizar el trabajo del fotógrafo alemán. Mühe se hizo famoso cuando a los 29 años se le pidió retratar a la canciller Angela Merkel para su campaña electoral. Trabajar con Merkel durante este corto periodo fue suficiente para otorgarle el título de fotógrafo de la cancillería.

Tras tener a la Merkel delante de la cámara, unos años más tarde produce un ciclo llamado A.M. – Eine Deutschlandreise (2013) inspirado en ella. Andreas Mühe muestra a la “mamá” colectiva de Europa en un viaje imaginario a través de Alemania. La vemos en momentos íntimos no oficiales, mirando siempre por la ventanilla de su coche como si de una ventana hacia el mundo se tratase, cambiando ligeramente de posición pero siempre de espaldas con su cabello rubio teñido y bien peinado en primer plano, observada en secreto.

Andreas Mühe - Mischpoche en Hamburguer Bahnhof Berlín

Andreas Mühe, izq: Kinder der Republik, 2013, der: Villa Hügel, 2013 © VG Bild-Kunst, Bonn

Resulta que la persona retratada aquí no es realmente Merkel, nuestra “mamá” colectiva, sino la propia madre del artista. La fotografía aparentemente documental, resulta ser una construcción artificial de la realidad. En nuestros tiempos, quien maneja la imagen, maneja el poder, afirma Mühe, lo que tenga de real no importa mucho.

Andreas Mühe - Mischpoche en Hamburguer Bahnhof Berlín

Andreas Mühe, izq: Düsseldorf am Rhein, 2013, der: Karl-Marx-Stadt, 2013 © VG Bild-Kunst, Bonn

Asi que el título le duró poco, porque ese mismo año, en 2013, fue despojado de él cuando lanzó el trabajo Obersalzberg, una serie de provocativas fotografías ambientadas en el retiro montañes de Hitler e inspiradas en la pintura de paisaje romántico alemán al más puro estilo Caspar David Friedrich, en las que parodia la estética nazi. Este trabajo fue muy aclamado internacionalmente, a parte de lo inesperado —sobre todo viniendo del fotógrafo “oficial” del poder fáctico, la Merkel— por su extrema agudeza e indudable calidad artística.

Andreas Mühe - Mischpoche en Hamburguer Bahnhof Berlín

Andreas Mühe, Soldat am Obersee, 2012 © VG Bild-Kunst, Bonn

Para la serie Obersalzberg, Andreas Mühe estudió al retratista de Hitler, Walter Frentz, y realizó los retratos siguiendo las mismas pautas escenográficas. Dichos retratos plantean preguntas tanto sobre la identidad, como sobre la uniformidad. Evocan imágenes de dos generaciones: aquellos que vivieron bajo el régimen nazi como jóvenes y sus nietos, quienes deben lidiar con los fenómenos contemporáneos del neonazismo y el terrorismo de la NSU (Nationalsozialistischer Untergrund) un grupo terrorista neo-Nazi descubierto en noviembre de 2011.

Andreas Mühe - Mischpoche en Hamburguer Bahnhof Berlín

Andreas Mühe, Selbstbildnis I, 2012 © VG Bild-Kunst, Bonn

Andreas Mühe ha sentido atracción a lo largo de su carrera por la estética megalómana no solo del nazismo, sino de la dictadura socialista de la Alemania del Este. Todo forma parte de lo mismo: “la fascinación alemana por la grandeza”. Las fotografías realizadas en la piscina abandonada del complejo construido para alojar a los atletas en los Juegos Olímpicos de Berlín de 1936, Schwimmhalle (2009) muestra la actitud y estética escultural atlética de las juventudes de la RDA.

Andreas Mühe - Mischpoche en Hamburguer Bahnhof Berlín

Andreas Mühe, Schwimmhalle, 2009 © VG Bild-Kunst, Bonn

Andreas Mühe - Mischpoche en Hamburguer Bahnhof Berlín

Andreas Mühe, Springer I, 2009 © VG Bild-Kunst, Bonn

O las imágenes del Prora, un complejo playero construido por la Alemania nazi como futuro destino vacacional para el proletariado alemán, con sus bloques infinitos de viviendas en la isla de Rügen, en el norte de Alemania. En Prora Sport (2004)  aparecen tres rubios deportistas tipo Leni Riefenstahl con los que Andreas Mühe nos recuerda cuánta cinematografía moderna ha sido influenciada por Riefenstahl, una de las cineastas más importantes de principios del siglo XX, posteriormente contratada por el Ministerio Propaganda Nazi.

Andreas Mühe - Mischpoche en Hamburguer Bahnhof Berlín

Andreas Mühe, Prora Sport, 2004 © VG Bild-Kunst, Bonn

Volviendo a su trabajo más reciente Mischpoche en exhibición en el Museo Hamburger Bahnhof, Andreas Mühe representa una Alemania burguesa contemporánea. La parte central de la muestra está conformada por dos retratos familiares en color a gran escala que muestran —sin el uso de photoshop— en la misma fotografía a miembros vivos y fallecidos de la familia en una especie de gran coreografia consanguínea.

Andreas Mühe - Mischpoche en Hamburguer Bahnhof Berlín

Mischpoche, Vista de la instalación de Mühe I © Staatliche Museen zu Berlin, Nationalgalerie / Mathias Völzke

Andreas Mühe - Mischpoche en Hamburguer Bahnhof Berlín

Mischpoche, Vista de la instalación de Mühe II © Staatliche Museen zu Berlin, Nationalgalerie / Mathias Völzke

A derecha se muestra a los Mühe, su familia paterna. El centro lo ocupan el trío trágico de actores: su padre, Ulrich Mühe (†2007), su segunda esposa (†2006) apartándose de él en una pose teatral y su tercera esposa (†2012) sentada a su lado. Solo dos miembros de la familia Mühe no aparecen sino a través de una metáfora, los hijos —todavía menores— de la tercera esposa están representados por dos corderitos. Andreas aparece en el retrato junto a su hermanastra, la también actriz Anna Maria Mühe.

Andreas Mühe - Mischpoche en Hamburguer Bahnhof Berlín

Andreas Mühe, Mühe II, 2016 – 2019. Serie: Mischpoche © VG Bild-Kunst, Bonn 2019

En la pared de enfrente y por lo tanto confrontando a su familia paterna, están los Hahn, su familia materna, posando junto a un vasto árbol de Navidad y con su madre Annegret Hahn en el centro de la escena. Su hermano, en el lateral y con bigote, aparece en el rol de “padre”. La presencia del propio Andreas Mühe se manifiesta como una sombra detrás de la cámara mientras dirije la escena.

Andreas Mühe - Mischpoche en Hamburguer Bahnhof Berlín

Andreas Mühe, Hahn II, 2016 – 2019. Serie: Mischpoche © VG Bild-Kunst, Bonn 2019

Los familiares fallecidos (el padre, sus dos esposas, su abuela Isolde y su abuelo Günther) se han replicado en esculturas o maniquíes de un realismo asombroso. Dichos maniquíes se realizaron primero en silicona, y de estos se han extraído los moldes para realizar los bustos en la famosa casa de porcelana alemana Rosenthal. Andreas Mühe ha estado trabajando durante más de tres años en esta compleja producción, la reproduccion de los fallecidos ha sido un proceso laborioso.

Andreas Mühe - Mischpoche en Hamburguer Bahnhof Berlín

Andreas Mühe, Vater XXXVII, 2016 © VG Bild-Kunst, Bonn 2019

Andreas Mühe - Mischpoche en Hamburguer Bahnhof Berlín

Andreas Mühe, Vater I, 2016 © VG Bild-Kunst, Bonn 2019

Otra particularidad es que todos los maniquíes que representan a los miembros muertos están al final de sus 30 años, la edad de Andreas Mühe en el presente, edad de su abuelo cuando se construyó el Muro de Berlín y edad de su padre cuando el cayó Muro de Berlín. Una vez el proyecto finalice, según el artista, los maniquíes escultóricos serán destruidos. La caída del Muro de Berlín es un hecho histórico de magnitud planetaria que supuso el fin de la guerra fría y la caída del bloque comunista para dar paso a la era de capitalismo global en la que vivimos actualmente.

Andreas Mühe - Mischpoche en Hamburguer Bahnhof Berlín

Andreas Mühe, Vater XIV, 2016 © VG Bild-Kunst, Bonn 2019

Andreas Mühe - Mischpoche en Hamburguer Bahnhof Berlín

Andreas Mühe, Vater XXXII, 2016 © VG Bild-Kunst, Bonn 2019

Al fondo, en el tercer espacio, y acotando las dos obras centrales, hay una instalación que contiene multitud de pequeñas imágenes documentales que sirvieron a Andreas Mühe para la reconstrucción y producción de los maniquíes.

Andreas Mühe - Mischpoche en Hamburguer Bahnhof Berlín

Mischpoche, Vista de la instalación © Staatliche Museen zu Berlin, Nationalgalerie / Mathias Völzke

Otro espacio adyacente a la sala central muestra fragmentos del retrato final en los que se pueden ver las diferentes composiciones escenográficas de los maniquíes. Dichas poses revelan un aspecto muy personal de las relaciones entre los miembros la familia de Andreas Mühe. Historias personales de traiciones, amores y rupturas, circunstancias socio-politicas y tradición artística se unen para crear el retrato de una familia en el que tanto la historia contemporánea como la historia del arte están profundamente inscritas.

Andreas Mühe - Mischpoche en Hamburguer Bahnhof Berlín

Andreas Mühe, Frau III XIV, 2016 – 2019. Series: Mischpoche © VG Bild-Kunst, Bonn 2019

Andreas Mühe - Mischpoche en Hamburguer Bahnhof Berlín

Andreas Mühe, Frau III XIII, 2016 – 2019. Series: Mischpoche © VG Bild-Kunst, Bonn 2019

Andreas Mühe - Mischpoche en Hamburguer Bahnhof Berlín

Andreas Mühe, Frau II XIII, 2016 – 2019. Series: Mischpoche © VG Bild-Kunst, Bonn 2019

Finalizando el recorrido —a modo inverso—  por la entrada a la exposición, Andreas Mühe nos introduce a su mundo a través de un dispositivo realizado con grandes paneles transparentes a modo de cabinetes que muestran fotografías de diferentes tamaños: una cabeza en primer plano, un interior con un árbol o un maniquí desnudo con las características de su padre.

Andreas Mühe - Mischpoche en Hamburguer Bahnhof Berlín

Mischpoche, Vista de la instalación, entrada © Staatliche Museen zu Berlin, Nationalgalerie / Mathias Völzke

Andreas Mühe - Mischpoche en Hamburguer Bahnhof Berlín

Andreas Mühe, Vater XXVII, 2016 © VG Bild-Kunst, Bonn 2019

Andreas Mühe - Mischpoche en Hamburguer Bahnhof Berlín

Mischpoche, Vista de la instalación, entrada © Staatliche Museen zu Berlin, Nationalgalerie / Mathias Völzke

La fotografía tiene la capacidad paradójica de “congelar” el instante y, por lo tanto, mantenerlo más allá de la muerte. En Mispoche, Andreas Mühe hace que esta contradicción desempeñe el papel principal, tanto por mostrar la muerte más alla de la muerte, como por evidenciar el carácter ambivalente de la fotografía: entre verdad y construcción.

Andreas Mühe - Mischpoche en Hamburguer Bahnhof Berlín

Mischpoche, Vista de la instalación © Staatliche Museen zu Berlin, Nationalgalerie / Mathias Völzke

Andreas Mühe - Mischpoche en Hamburguer Bahnhof Berlín

Andreas Mühe, Isolde IX, 2016 – 2019. Series: Mischpoche © VG Bild-Kunst, Bonn 2019

Andreas Mühe - Mischpoche en Hamburguer Bahnhof Berlín

Mischpoche, Vista de la instalación © Staatliche Museen zu Berlin, Nationalgalerie / Mathias Völzke

Andreas Mühe - Mischpoche en Hamburguer Bahnhof Berlín

Andreas Mühe, Grimma I, 2016 – 2019. Series: Mischpoche © VG Bild-Kunst, Bonn 2019

Andreas Mühe - Mischpoche en Hamburguer Bahnhof Berlín

Andreas Mühe, Rosenthal I, 2016 – 2019. Serie Mischpoche © VG Bildkunst Bonn 2019

El interés de Andreas Mühe por la historia y la política contemporánea lo conduce a explorar el poder y su representación visual a través de la fotografía. Su trabajo aborda la estética de la megalomanía característica de las dictaduras del siglo pasado. Con su audacia y osadía se ha establecido como uno de los fotógrafos contemporáneos más abiertos e influyentes de Alemania.


Texto: María Muñoz
Fotos Mischpoche: Cortesía del artista © VG Bild-Kunst, Bonn 2019.
Vistas expo Mispoche en Hamburguer Bahnhof © Staatliche Museen zu Berlin, Nationalgalerie / Mathias Völzke
Resto de fotos: Cortesía del artista y de  KÖNIG GALERIE © VG Bild-Kunst, Bonn 2019.