Batay-Csorba Architects: tradición en proyectos modernos

Con la urgencia de la vida actual, una vivienda debe convertirse en un espacio de retiro y disfrute. Pero el proyecto del grupo Batay-Csorba Architects también nace de los valores y tradiciones de sus habitantes, donde las comodidades de su pasado se sienten actualmente en sus relaciones más estrechas.

Construido para una pareja italiana, el diseño del estudio Batay-Csorba Architects rinde homenaje tanto a la herencia mediterránea de sus clientes como a la estructura del edificio residencial de Toronto (Canadá). A través del empleo de la masa espacial, la luz natural y los materiales táctiles, High Park logra dar forma a una experiencia aspiracional, en la que la investigación y la práctica se unen para crear un proyecto progresivo; para impulsar una obra que garantiza gran sensibilidad hacia el bienestar, la movilidad y la comodidad. Donde los espacios se llenan de historias, significados y recuerdos con el objeto de llegar a ser el refugio más íntimo de sus propietarios.

Batay-Csorba Architects: tradición en proyectos modernos

La bóveda, en sus múltiples permutaciones, es uno de los arquetipos más comunes de la arquitectura romana antigua, caracterizada por su poderosa modulación de la luz y su sentido de ligereza. Al adoptar esta tipología en un espacio doméstico, el estudio Batay-Csorba Architects hizo evolucionar la bóveda desde su forma primaria, seccionándola y cortándola, a nuevas geometrías que ayudan a distribuir la luz y el aire en ubicaciones clave.

Batay-Csorba Architects: tradición en proyectos modernos

Estos espacios responden a la organización del programa planteado por el estudio Batay-Csorba Architects, delimitado cada uno de ellos con un ambiente diferente, y creando una continuidad de secciones en toda la casa. Es más, al llevar el contenido sagrado del pasado del propietario al presente, son transportados a otro tiempo y lugar, llenos de historias, significados y recuerdos que se convierten en su refugio.

Batay-Csorba Architects: tradición en proyectos modernos

La geometría de la bóveda se extiende a lo largo de la construcción ideada por Batay-Csorba Architects, informando de una estrecha relación entre la fachada y el interior. Desde el exterior, la bóveda de ladrillo es una sustracción de la fachada también de ladrillo, que de otro modo sería monolítica; de hecho, esta fachada se crea a través de un enfoque directo en la rica materialidad de la trama de ladrillos y la buhardilla aislada que refleja las proporciones de la casa vecina.

Mientras, la mampostería que recubre la fachada y envuelve el techo y las paredes de la cochera juegan con la historia de los detalles de mampostería de Toronto (Canadá). La tradición del ladrillo en el tejido residencial de la ciudad se remonta al siglo XIX, cuando se construyó el parque de casas victorianas de Toronto. En estos edificios, los detalles ornamentales se presentan en momentos únicos y aislados de curvatura de ladrillos ubicados sobre las aberturas, junto con las esquinas y en las cornisas.

Batay-Csorba Architects: tradición en proyectos modernos

El estudio de diseño Batay-Csorba Architects tomó este singular momento de ornamentación y lo impulsó. Así, el frente de la vivienda se reduce a una fachada monolítica, donde la compostura de un solo material repetitivo, una adaptación del vínculo flamenco, se convierte en un campo de ladrillos uniforme pero texturizado que enfatiza el perfil abovedado; del mismo modo, este campo de patrones potencia el juego de luces y sombras y recoge los cambios estacionales. En verano, las protuberancias cubren la fachada con sombras marcadas, y en invierno la textura se transforma a través de ladrillos creando estantes para que caiga la nieve.

Como pareja de jubilados con la intención de envejecer en el lugar, era esencial que tuvieran acceso a estacionamiento en el lugar. Queriendo abstenerse de la locura suburbana de una calle con fachada de garaje, la decisión de crear una cochera dio cuerpo a la organización formal de todo el proyecto ideado por el grupo Batay-Csorba Architects. La cochera integrada talla la fachada frontal, creando una entrada procesional que recuerda al pórtico; una característica que se encuentra en la arquitectura romana que cubre y se extiende desde la entrada a menudo como una bóveda o columnata.

Batay-Csorba Architects: tradición en proyectos modernos

Los porches abovedados también son una forma frecuente en el parque de viviendas victorianas de Toronto. Las calles residenciales de la ciudad canadiense a menudo están marcadas por porches delanteros (en lugar de garajes) para crear un espacio de transición entre la calle y el hogar.

En la residencia erigida por Batay-Csorba Architects, la cochera tallada da lugar a un porche invertido, lo que crea una presencia introvertida en la calle. Mientras, un pozo de luz que atraviesa la altura del edificio se coloca en la profundidad de la cochera, bañando el espacio con esa misma luz y atrayendo a los visitantes hacia la entrada; además, este lugar blindado se vuelve hacia adentro y se percibe como privado, creando una procesión de entrada íntima.

Batay-Csorba Architects: tradición en proyectos modernos

Para enfatizar la simplicidad geométrica del proyecto creado por el estudio Batay-Csorba Architects, toda la circulación, los servicios y las condiciones de entrada están metidos en una barra lineal que corre adyacente a la bóveda; de este modo, al entrar en la construcción, los visitantes comienzan en un “bar” de servicio comprimido, que luego se abre a los espacios de vida amplios y aireados de la planta baja. Y a lo largo de esta planta baja, la geometría persistente de la bóveda de cañón conecta estas áreas habitables, acentuando el deseo del invitado de tener conectividad en la preparación de alimentos, comer y socializar.

Si bien la bóveda de cañón une estos ámbitos estudiados por Batay-Csorba Architects, los momentos de articulación y relieve se encuentran a través de cortes tangenciales en el techo abovedado: la bóveda permanece intacta en el comedor, se corta a lo largo de la cocina, vuelve a quedar intacta en la sala de estar, y luego se despliega y se despega hacia el patio trasero. Esto delimita los espacios conectados, al mismo tiempo que proporciona luz natural para inundar el lote profundo y estrecho. Más en concreto, situada en medio de un plano de planta largo, la cocina se abre y recibe luz natural de un tragaluz de arriba.

Batay-Csorba Architects: tradición en proyectos modernos

Así como la planta baja permanece sin obstáculos y conectada, el segundo piso planificado por el grupo Batay-Csorba Architects se divide en habitaciones unidas por puentes, lo que permite que se apilen en un lote estrecho con luz natural que llega a cada habitación y a la planta baja.

En esta segunda planta, los servicios de la lavandería, el baño y las escaleras también están metidos en el “bar”, mientras que el dormitorio, el estudio y la suite principal están apilados desde el frente hacia la parte trasera de la casa diseñada por Batay-Csorba Architects.

Batay-Csorba Architects: tradición en proyectos modernos

El corte entre el dormitorio y el estudio permite que ambas habitaciones compartan la luz natural que entra por el pozo de luz y la buhardilla de la fachada; por su lado, la suite principal está iluminada tanto por la fachada trasera de la vivienda construida por el estudio Batay-Csorba Architects como por el tragaluz sobre la cocina.

Batay-Csorba Architects: tradición en proyectos modernos

 

Ficha técnica de High Park de Batay-Csorba Architects

Ubicación: Toronto, Ontario, Canadá
Área: 1066 metros cuadrados
Finalización del proyecto: 2020
Fotografía: Doublespace Photography

+ www.batay-csorba.com