BLACKBIRD, FLY

DESDE ARRIBA…


Todo el mundo sabe que los japoneses son apasionados de la fotografía, entre otras muchas cosas. Tienen tantos fabricantes de cámaras y accesorios como nosotros secaderos de jamón ibérico. O más. Y cuanto mayor es la presión del mundo digital sobre el analógico, más cámaras-juguete se fabrican en nipon-land. Una de las últimas en llegar ha sido la Blackbird, Fly una preciosa caja de plástico perfecta para tomar fotografías de manera furtiva: lente doble, material muy resistente, y la posibilidad de realizar fotografías de formato cuadrado, como las obtenidas con los carretes de 120 mm., pero en 35 mm. El creador de este cacharro (dicho con todo el respeto, of course) es Superheadz, referente en la fabricación y desarrollo de cámaras “peculiares”. La Blackbird, Fly es otro arma para tu arsenal de cámaras divertidas, y además a un precio realmente económico, unos 100 euros… Y como no podía ser de otra manera, hay un pool en Flickr. Fly, Blackbird, Fly!!!

BLACKBIRD, FLY

BLACKBIRD, FLY