Intervención de Boa Mistura: otro pésame para Fisac

Getafe poseía una obra maestra. Un polideportivo de Miguel Fisac que era, de hecho, su último proyecto. Hoy, aquella construcción se ve tapada por un mural de colores que reza un lema cuyos autores, Boa Mistura, no han sabido trasladar al proyecto: la empatía. Otro hubiera sido más acorde, posiblemente la ironía.

Con motivo del CI Urban Fest el estudio Boa Mistura fue el encargado de intervenir la obra del arquitecto español. El estudio decidió recrear uno de sus estampados coloridos en la fachada de hormigón de Fisac. Una propuesta que cambia sustancialmente la presencia del edificio en el lugar, alterando el proyecto existente para convertirlo en algo completamente alejado de la sugerente plasticidad inicial.

El propio arquitecto contaba cómo cuatro jóvenes, Fernando Sanchez-Mora, Sara González, Blanca Aleixandre y Leonardo Oro, se presentaron en su casa con la intención de realizar concursos de arquitectura. Esos jóvenes despertaron de nuevo la energía del arquitecto y se pusieron manos a la obra.

Imagen superior : El polideportivo de Miguel Fisac en su estado original. Fotografía de Vicente Martín Hernán

Intervención de Boa Mistura: otro pésame para Fisac

Imagen superior : El polideportivo de Miguel Fisac en su estado original. Fotografía de Vicente Martín Hernán

De esta manera Miguel Fisac, con 89 años, allá por el 2003, ganaba el concurso para la construcción de un pabellón deportivo en Getafe.Tres años más tarde fallecería, pero parte de él sigue con nosotros, en sus edificios. Un legado cultural del que podemos aprender mucho y al que debemos respeto. El debate que quieren lanzar algunos es si no se pueden tocar los edificios, o cómo deben conservarse. Un debate abierto pero al que no debemos permitir este tipo de experimentos. Juegos como el del colectivo Boa Mistura que quieren ser artísticos pero que reflejan inconsciencia, irresponsabilidad y falta de juicio.

Polémica intervención de Boa Mistura en el polideportivo de Getafe, obra de Miguel Fisac

Esta intervención ha puesto de manifiesto que la obra de Miguel Fisac debe ser cuidada. Madrid ya echa de menos la Pagoda. Sus edificios tienen que ser patrimonio arquitectónico. Deben respetarse y cuidarse. Las intervenciones deben fomentar o mantener el interés arquitectónico y urbanístico. Y los que intervienen deben mostrar su genialidad a través de su inteligencia, su entendimiento y su buen hacer.

View this post on Instagram

“EMPATÍA” Obra hija de los tiempos de pandemia. Concebida en confinamiento y materializada en la nueva y extraña normalidad. Hemos buscado hacer una obra universal, como universal es la situación que vivimos. La empatía es la capacidad del ser humano de ubicarse en la situación emocional del otro. Abandonar nuestra piel para experimentar indirectamente en la de los demás sus sentimientos y percepciones. Es una cualidad propia del carácter de cada individuo, pero es en la suma de todas donde se crea un sustento para la solidaridad, vital para la vida social. Tan necesaria su presencia a la hora de reconstruir . Tan tóxica su carencia para romper más todavía lo que ya estaba roto. Por eso Empatía. Por eso Empatías. En plural y superpuestas. Por eso aquí fuera, en la calle. . . #boamistura #empatia #culturainquieta #culturainquieta_urbanfest #boamisturaarmonias @culturainquieta @ciurbanfest

A post shared by Boa Mistura (@boamistura) on

Imagen superior: La polémica intervención de Boa Mistura en la obra de Miguel Fisac

Por último, para completar esta opinión, hemos invitado a cuatro voces del mundo del arte y de la arquitectura para que expresen su punto de vista.

Marta Ochoa, arquitecta y comisaria nos dice: “No podemos permitir semejante salvajada. Es una falta de respeto a nuestro pasado, a nuestro presente y a nuestro futuro. Supongamos que lo que han pintado nos gusta estéticamente, (que no es el caso). ¿Qué clase de superioridad es esa? Esto es una irresponsabilidad. Boa Mistura no ha analizado con criterio ni el tipo de intervención de la propuesta ni el valor de la obra preexistente. No han pintado sobre yeso, han pintado sobre hormigón y no uno cualquiera, uno que se construyó en encofrados flexibles y que fue la última obra de Fisac, a quien también le quitaron su Pagoda.”

El artista Rafa Munarriz, uno de los primeros en impulsar esta protesta en redes nos cuenta: “Es necesario que las instituciones madrileñas comprendan la importancia que la arquitectura moderna tiene para el entendimiento cultural de la comunidad. Es inaudito que este proyecto de derribo haya tenido incluso patrocinadores. Además de los promotores y patrocinadores, Boa Mistura tiene una gran responsabilidad en lo ocurrido, ¿acaso no conocían la obra de Fisac? Hay que luchar contra la incultura de consumo rápido.”

Erik Harley, artista y experto en arquitectura de extrarradio declara: “Esto es muy grave. En primer lugar lo es porque atenta directamente contra la preservación de una joya de la arquitectura moderna. En segundo lugar porque lo hace sin prestar demasiada atención a los parámetros constructivos y visuales que caracterizan la obra de Fisac. Y en tercero y último, porque este tipo de actuaciones dan carta blanca a propuestas artísticas que poco tienen que ver con el arte urbano y disruptivo al que aspiran. Boa Mistura prostituye sin complejos (ni vergüenza) nuestro patrimonio artístico y lo hace, además, contando con un arquitecto entre sus filas. Qué decepción.”

https://www.instagram.com/p/CFIWdKuia0d/?utm_source=ig_web_copy_link

Imagen superior: La polémica intervención de Boa Mistura en la obra de Miguel Fisac

Carlos Copertone, que junto a Patxi Eguiluz han sido los comisarios de una exposición celebrada en la Graham Foundation de Chicago y que ha llevado por primera vez a Estados Unidos la arquitectura de Miguel Fisac, nos comenta: “Lo que realmente ilustra lo sucedido es la total ausencia de cultura patrimonial en nuestro país. No se trata de un caso aislado sino que recurrentemente se suceden este tipo de tropelías (que se han cebado especialmente con maravillosos proyectos de Miguel Fisac), de las que hay que hacer responsables a las instituciones que no han catalogado adecuadamente nuestra riqueza patrimonial, especialmente, la más cercana a nosotros en el tiempo, a los promotores de este tipo de iniciativas envenenadas (en muchas ocasiones con dinero público), a los artistas que en un claro ejercicio de egocentrismo prefieren dejar su huella antes que respetar y valorar el trabajo ajeno; pero también al ciudadano de a pie que es incapaz de reaccionar frente a las agresiones a nuestro entorno, a nuestro escenario de vida común.

En cuanto a esta intervención sobre una de las últimas obras de Fisac, aunque podría parecer leve, es absolutamente contraria al espíritu de la obra del arquitecto manchego. El hormigón y la investigación sobre las texturas que se pueden conseguir con la maleabilidad de ese material durante su proceso de fabricación es uno de los principales temas de investigación durante la mayor parte de su trayectoria. Y es lo que convierte a Miguel Fisac en uno de los creadores españoles contemporáneos más interesantes, por su singularidad y absoluta modernidad. La intervención que se ha llevado a cabo en el polideportivo de Getafe es un ataque directo a su obra, eliminando la expresividad intrínseca del material, al ocultarla tras unas capas de pintura decorativa.”

Y tú, ¿qué opinión tienes sobre la intervención de Boa Mistura en la obra de Fisac?

Imágenes del polideportivo de Miguel Fisac sin intervenir de Vicente Martín Hernán