Buff, la marca que no te quitas de la cabeza

Buff es la marca que está en la cabeza de todo el mundo en invierno con sus bragas para el cuello, tubulares, gorros y balaclavas.

Tengo que decir que Buff es una de esas marcas adictivas. Una vez que pruebas su línea de productos, te engancha. Ya no quieres volver a salir a la calle sin ellos. Y, menos, claro está, en pleno invierno. Y no solo para salir al aire libre, tengo que decir que yo me pongo sus tubulares hasta para dormir. Y es que Buff tiene una línea que es lo más. Me refiero a la gama ThermoNet: bragas para el cuello, tubulares, gorros y balaclavas diseñados confeccionados con un tejido especial, y propio de la marca. El resultado son unas prendas cómodas y ligeras que actúan como auténticos aislantes térmicos. Ya te digo que no te los quitarás de la cabeza, ni en la montaña, ni en la ciudad.

Buff, la marca que no te quitas de la cabeza

A todos nos hubiera venido genial esta gama de accesorios de cuello y cabeza de Buff con lo de Filomena. Pero aún estamos a tiempo, y nunca mejor dicho, de descubrir y disfrutar la renovada línea complementos para el frío de la marca más famosa en la materia. Sí, hablamos de la nueva gama sport de balaclavas, bragas para el cuello, tubulares y gorros de Buff. ThermoNet es el nombre del tejido que a su vez denomina la línea de productos básicos para el invierno. Un innovador material, resultado de la combinación del mítico tejido circular de la marcas con los hilos técnicos de Primaloft, uno de sus principales partners tecnológicos.

Buff, la marca que no te quitas de la cabeza

El tejido ThermoNet es perfecto para bragas de cuello, gorros, tubulares y balaclavas en actividades outdoor. A pesar de ser un material extremadamente suave y ligero, funciona a la perfección como aislante térmico. Y además tiene una capacidad extraordinaria de secado, por lo que si le sumamos esto a su capacidad para evacuar el sudor al instante, nos damos cuenta de que tenemos un material anticongelante de primera para nuestras cabezas.

Buff, la marca que no te quitas de la cabeza

Casi toda la producción de Buff, el 90%, se ubica en Igualada (Barcelona). Basada en criterios de sostenibilidad, toda la confección está realizada con al menos un 58% de materiales reciclados. Y así todo, el precio de venta al público no supera los 30 euros. La pieza más cara es la balaclava, con un coste de de 29,95 euros. El cuello tubular cuesta 23,95 euros, lo mismo que los gorros. Y por supuesto, en la web oficial de la marca encontrarás otras muchas más opciones, incluso mascarillas. Buff, la marca que no te quitas de la cabeza