Carlos G. Munté y sus micro poemas etílicos“Las copas que no bebí”, es el primer poemario de Carlos G. Munté. Es un librito de 37 poemas que hay que disfrutarlo a sorbitos. “Entre sus páginas, cargadas de humor, encontraréis una poesía esquelética y austera, directa y sincera. Con la breve(r)dad siempre por delante, este libro no tiene más pretensión que la de recoger un conjunto de reflexiones de bar cazadas al vuelo acerca del amor, el alcohol y todo lo que ocurre entre las dos”, explica Olifante, la editorial encargada de su publicación. Carlos G. Munté tiene 29 años es virgo, estudió dirección y guión cinematográfico en Barcelona y trabaja como copy publicitario.

Carlos G. Munté y sus micro poemas etílicos

Imagen superior: Uno de los poemas del libro Las copas que no bebí de Carlos G. Munté

¿Cuánto has tardado en escribir este libro?

La verdad es que no tardé mucho en escribirlo, al fin y al cabo, son sólo 37 poemas breves. También decir que mi poesía – me cuesta mucho utilizar esta palabra, creo que me viene grande – es muy sencilla y esquelética, así que supongo que requiere menos tiempo y probablemente esfuerzo que otro tipo de poesía.

En un inicio el libro contaba con unos cuantos poemas más, pero por distintos motivos, acabó por convertirse en este poemario que de tan corto, corre el riesgo de desaparecer en cualquier momento.

No sabría decirte el tiempo exacto, la verdad, medio año aproximadamente. Pero el tiempo es muy engañoso, cada uno le dedica el tiempo que quiere o puede a lo largo de los días, semanas o meses. Yo me lo tomé con calma, sin prisa pero sin pausa.

¿Cómo ha sido el camino para encontrar una editorial que lo publicara?

Largo, muy largo y lleno de decepciones y desilusiones. También alegrías, claro, sobre todo con las bonitas palabras y ayudas que me han regalado varios editores/as a pesar de no publicarme. Se lo agradezco mucho, seguramente esas palabras y consejos son los culpables de que no haya dejado de intentarlo.

Lo escribí con 27 años y lo publico con 29, no es que me importe mucho este intervalo de tiempo pero sí es verdad que, una vez lo empecé a mover y a ser consciente de que tenía posibilidades de publicarse, la impaciencia por tener el libro físico entre mis manos empezó a expandirse como una epidemia. Ha sido un proceso eterno, al menos emocionalmente.

Carlos G. Munté y sus micro poemas etílicos

Imagen superior: Uno de los poemas del libro Las copas que no bebí de Carlos G. Munté

Eres copy en una agencia de publicidad ¿Hay cabida en el mundo de la publicidad para la poesía?

No sé sí la hay o no, tampoco quisiera mezclarlos, más que nada por el bien de la poesía. Eso sí, en este oficio, que quiero y odio por igual, está lleno de grandes talentos: escritores, ilustradores, poetas, diseñadores, etc… En un mundo ideal, seguramente todos ellos estarían centrados exclusivamente en sus cualidades e intereses artísticos y no en “vender mermelada”, como diría un buen amigo y compañero de profesión.
 

Hace unos años no tenías ni smartphone ni redes ¿Sigues en la misma situación?

Sigo sin smartphone. En cambio, y muy a mi pesar, he caído en los largos tentáculos de las redes sociales. Sentí que si quería mover el libro un mínimo debía hacer uso de éstas. Ha resultado ser más gratificante de los esperado, he podido contactar con libreros, poetas y editores/as personalmente y esto me está siendo de gran ayuda.

¿Cómo es tu proceso de trabajo para crear una poesía?

No creo que exista un proceso creativo muy marcado o reconocible cuando escribo. Normalmente, se me ocurre algo más conceptual, una pequeña idea que no deja de ser el pivote central del poema pero que por sí sola no es nada. Luego me siento y lo desarrollo. Es ahí cuando toma forma y evoluciona hasta convertirse en un poema. Otras veces lo escribo o pienso de una tirada, en la ducha o mientras fumo un cigarrillo.

 

¿Qué debería tener la poesía para que enganche a las nuevas generaciones?

 Ni idea, aunque si engancha de manera masiva, entendiendo a una generación como un bloque indivisible que lee y piensa de la misma manera, creo que algo no funciona. En mi opinión, sólo el abuso de una poesía de “marca blanca” y su falta de sinceridad sería capaz de algo así. Creo que en estos momentos, y hablo únicamente desde un punto de vista de ventas, el marketing voraz y el éxito en las redes sociales están marcando el futuro de la poesía.

De todas maneras, no me hagas mucho caso, poco sé de todo esto.

Carlos G. Munté y sus micro poemas etílicos

Imagen superior: Pintada en las calles de Madrid de Boa Mistura con un poema de Carlos G. Munté

El libro tiene bastantes referencias al alcohol; vino, bares, copas, etc..  el título del libro también. ¿Por qué? ¿Eres más de cerveza o vino?

Siempre he sido más de cerveza que de vino, aunque durante muchos años no le he puesto pegas a ningún tipo de alcohol. No quisiera parecer demasiado melodramático, pero sí es verdad que el alcohol ha sido un tema muy importante en mi vida, al menos en los últimos diez años. Siempre ha estado presente, en mi día a día, en mi manera de relacionarme con el mundo y con quienes lo habitan.

Intoxicado por una visión romántica del beber y de la figura del borracho, me he dejado llevar hasta el punto de no saber subsistir o manejarme en lo cotidiano sin su ayuda. He tenido problemas de salud graves, de pareja, laborales, con amistades o familiares, y todo por lidiar con mis inseguridades a través de una dependencia abusiva del alcohol.

Pero bueno, nada grave al fin y al cabo. Todo solucionable.

En parte, este libro ha sido bastante terapéutico y, aunque sigo escribiendo con cierta nostalgia y adoración al alcohol, he decidido dejar esta etapa atrás. Eso sí, todavía caerá -si todo va bien- algún que otro poemario más con esta visión más romántica del beber.

Carlos G. Munté y sus micro poemas etílicos

A parte de tu libro, que otro libro recomendarías a nuestros lectores que te haya gustado mucho, mucho y que su autor esté vivo.

Si me lo permites, voy a recomendar a tres poetas vivos, un trío extraordinario. A ellos les debo mi poesía: Michel Gaztambide, Karmelo C. Iribarren y Roger Wolfe.

Las copas que no bebí de Carlos G. Munté se puede comprar online por 10€

Habrá presentación del poemario en Barcelona será el próximo 22 de diciembre en la librería Documenta. C/ Pau Clarís, 144.

La cuenta de Twitter donde hay más info del autor y del libro: @MunteCarlos