No es por el cambio climático, no es porque las mujeres ricas pasen cada vez más tiempo en cálidos lugares exóticos. Probablemente, la razón por la que todas las grandes firmas de moda potencien cada vez más sus colecciones crucero, resort o entretiempo, como quieras llamarlas, se debe a la alta velocidad de reposición por parte de las grandes cadenas de ropa situadas en lujosas calles de moda. Ese aceleramiento en la quema de tendencias hace que las firmas de lujo resuciten, por necesidad, las colecciones crucero. Eso, junto a la necesidad de generar noticias, satisfacer la necesidad de novedad y testar comercialmente la evolución de las colecciones. Tampoco es un fenómeno nuevo. Christian Dior, en su autobiografía, Christian Dior y yo, ya habla de ello como si fuera algo de otra época, de antes de la segunda guerra mundial: “Antes, las ‘semi-colecciones’ representaban el puente entre el período puramente crítico y el de la creación. Tres meses después de la ‘gran colección’, las casas de costura elaboraban una versión modificada y resumida, que correspondía a lo que ahora llamaríamos un ‘digest’. Esta ‘semi-colección’ estaba destinada a despertar el interés de la clientela, introduciendo en el desfile una treintena de modelos nuevos, algunos de los cuales acentuaban las principales tendencias de la colección inicial, en tanto que otros abrían el camino hacia la nueva moda. Una mayor duración de las temporadas, la dificultad de amortizar el gasto de estas ‘semi-colecciones’, han hecho que hoy estén en desuso”. Y esto lo decía Dior en los años 50. Aún así, él preparaba una colección especial para su casa de Nueva York con el objetivo de adaptar ciertos modelos a las necesidades de confección americana, “es decir, para un público más extenso”.

COLECCIONES CRUCERO 2009

CHANEL CRUISE 2009 (OJO A LOS ZAPATOS DE TACÓN REVOLVER)

Cincuenta años después del testimonio de Christian Dior, las principales colecciones crucero se siguen presentando en Estados Unidos: Nueva York, Los Angeles, Miami… Y es en estas dos últimas ciudades donde Chanel presenta su colección crucero. Precisamente, Christian Dior consideraba a Madeleine Vionet y Coco Chanel como las creadoras de la moda actual. Y esa es la herencia que ha recogido Karl Lagerfeld a lo largo de estos años a la cabeza de Chanel, la de crear moda. En esta ocasión una modernidad retro con audacia rockera: patas de elefante en denim o seda, mini shorts en denim, americanas plateadas, chaquetas en toalla… La pieza estrella, los zapatos de tacón revolver: “Estamos en Miami, ¿no? Entonces, ¿por qué no? Es divertido”, dice Karl Lagerfeld. Y a mí que me gustan los chistes inteligentes, y rápidos. ¿Y a ti?

COLECCIONES CRUCERO 2009

COLECCIONES CRUCERO 2009

COLECCIONES CRUCERO 2009

Fotos: Karl Lagerfeld 2008