¿Cuándo y cómo vamos a poder utilizar las criptomonedas?

A pesar de que las criptomonedas surgieron en el año 2009, todavía muchos no saben detalladamente qué son. En este post te definimos las monedas virtuales y cuáles son sus ventajas y desventajas. Y, lo más importante, cuándo y cómo vamos a poder emplearlas. Posiblemente, antes de lo que te imaginas.

La Unión Europea ya ha establecido las bases de una legislación conjunta respecto a este tipo de activos, con el objetivo de poner algo de orden legal en un entorno que hasta ahora ha estado en una especie de tierra de nadie. Pretende proteger más a los usuarios de las plataformas que permiten operar con criptomonedas y también a los inversores que acudan a emisiones de criptoactivos. Porque la moneda virtual ya está aquí. Para que puedas pagar la cuenta del restaurante, el corte de pelo o la compra en el supermercado.

¿Cuándo y cómo vamos a poder utilizar las criptomonedas?

¿Qué son las criptomonedas?

Las criptomonedas –entre las que las bitcoins son las más populares- son un medio de pago intangible y descentralizado, alternativo al dinero tradicional. Es decir, a través de estas monedas virtuales podemos realizar operaciones utilizando un cifrado digital, que lo dota de seguridad, sin necesidad de intermediarios.

¿En qué se diferencian de las monedas tradicionales?

Las criptomonedas no se materializan en papel o en tarjetas de crédito. En este caso, el dinero se encuentra en carteras virtuales protegidas mediante una cadena de bloques, o base de datos, que recibe el nombre de blockchain. En estas carteras, también llamadas wallet, se registran todas las operaciones realizadas por cualquier persona que tenga una criptomoneda.

¿Para qué sirven las criptomonedas?

Las criptomonedas siguen siendo monedas, pero digitales. Esto quiere decir que tienen el mismo uso que cualquier otra moneda física. Así, podemos realizar pagos entre personas. De hecho, un gran número de empresas ya permiten comprar con bitcoins, u otras criptomonedas, en sus páginas webs.

¿Cuándo y cómo vamos a poder utilizar las criptomonedas?

Ventajas y desventajas de las criptomonedas

Para profundizar sobre esta nueva forma de administrar el dinero, resulta interesante conocer cuáles son sus beneficios, así como sus riesgos.

En este sentido, tenemos que señalar que las criptomonedas se caracterizan por ser volátiles. Un elemento que se encuentra entre la ventaja y la desventaja, ya que el usuario puede duplicar sus ganancias de un día para otro, así como puede también perderlas rápidamente.

Ventajas de las criptomonedas

1) Son monedas globales

Estas monedas virtuales no están reguladas por ningún tipo de organización gubernamental, como puede ser el Estado, bancos, instituciones financieras o empresas. Lo que da la posibilidad de poder utilizarlas en cualquier parte del mundo.

Por ejemplo, Bitcoin afirma que “de la misma manera que nadie controla la tecnología detrás del correo electrónico, Bitcoin tampoco tiene propietarios”. Así, este tipo de criptomoneda está controlada por todos sus usuarios. Por lo tanto, aunque los programadores mejoran su software, no pueden hacer un cambio sin el consentimiento de todos los clientes.

2) Son seguras

Según, los expertos, es imposible la falsificación o duplicación de las criptomonedas gracias a una sofisticada combinación de técnicas criptográficas probadas. En este sentido, cada persona cuenta con unas claves criptográficas que son necesarias para realizar cualquier tipo de operación digital.

3) Algunas criptomonedas son deflacionarias

Criptomonedas como Bitcoin o Litecoin han limitado la emisión de sus monedas virtuales, lo que las convierte en criptomonedas deflacionarias, ya que la emisión de estas divisas digitales se reduce con el tiempo.

4) Poseen transacciones irreversibles

Otras de sus ventajas son las transacciones irreversibles. Es decir, si se utilizan las criptomonedas, ningún tercero puede cancelar o modificar una transacción ya realizada. Esto es así porque no están reguladas por un órgano central que pueda acceder a las mismas.

5) Se caracterizan por su inmediatez

Una de las ventajas para los e-commerce, por ejemplo, es su inmediatez. Si tenemos clientes internacionales, esta modalidad de pago podría agilizar mucho el proceso de cambio, sobre todo entre bancos de países que no dispongan de tratados entre sí, y tengan que pasar por un banco central, haciendo que los procesos de pago se retrasen varios días.

6) Son transparentes

Todas las transacciones realizadas a través de blockchain son públicas. El archivo de la cadena de bloques se guarda en múltiples ordenadores de una red, y no en un solo lugar. Así, este tipo de almacenamiento le permite que sea legible para todos los usuarios, haciéndolo transparente y difícil de alterar.

¿Cuándo y cómo vamos a poder utilizar las criptomonedas?

Desventajas de las criptomonedas

Al mismo tiempo, encontramos una serie de desventajas en las criptomonedas que pueden ser la causa de su no asentamiento en la sociedad y su desconfianza en los posibles y futuros usuarios.

1) Posible pérdida de dinero

Uno de sus principales peligros, y su más arriesgada característica, es que si pierdes la clave privada para acceder a tu wallet, pierdes todo el dinero que tenías en la misma, ya que es dinero virtual. Por eso, es aconsejable tener una copia de seguridad de tu cartera para evitar esta fatídica situación.

2) Desconfianza en los posibles usuarios

Aunque la tendencia de las criptomonedas ha sido creciente en estos últimos años, muchas compañías no se han atrevido todavía a utilizar esta moneda virtual. Uno, debido al riesgo de las fluctuaciones de precio, y dos, por el desconocimiento de los beneficios que pueden aportar las criptomonedas.

¿Cuándo y cómo vamos a poder utilizar las criptomonedas?

Europa se prepara para regular las criptomonedas

A finales de septiembre, el Parlamento comunitario y el Consejo Europeo esbozaron un borrador con visos de convertirse en Ley. Con este documento, la Unión Europea pretende establecer las bases de una legislación conjunta respecto a este tipo de activos; de aprobarse definitivamente, el club dejará un plazo de 18 meses para empezar a aplicarlo, dando así tiempo para adaptarse.

La Unión quiere fomentar el crecimiento de este mercado. A la vez, pretende proteger más a los usuarios de las plataformas que permiten operar con criptomonedas y también a los inversores que acudan a emisiones de criptoactivos. Por otro lado, las autoridades buscan blindarse ante iniciativas de criptomonedas de precio estable como la de Libra de Facebook, que podrían llegar a suponer un riesgo para la estabilidad financiera global por sus características.

Protección ante emisiones

Hasta el momento, uno de los variados focos de problemas en el mundo de los criptoactivos han sido los conocidas como Initial Coin Offering (ICO). Esto no es otra cosa que una empresa o institución emitiendo su propia moneda digital. En ocasiones, los proyectos no estaban respaldados realmente por una actividad de negocio y, en otras, directamente eran una estafa.

Para atajar el peligro, la Unión obligará a que aquellos que emitan criptoactivos ofrecidos al público elaboren un documento que explique riesgos y características del producto (conocido como white paper) y a tener una oficina o filial en un país de la Unión.

Protección en plataformas

Los catalogados como proveedores de servicio cripto, los exchanges en los que se adquieren las criptomonedas, los depositarios y los que aconsejen sobre inversión en estos activos, deberán tener oficina en un país de la Unión y contar con autorización del supervisor de los mercados pertinente.

No obstante, en caso de que un ciudadano europeo acuda por voluntad propia a un proveedor de servicio cripto de fuera de la Unión, no habría problema. El problema llegaría si es el proveedor de servicios cripto de fuera de la Unión el que acude buscando clientes sin tener oficina ni autorización en ella. En tal caso, sería ilegal.

¿Cuándo y cómo vamos a poder utilizar las criptomonedas?

Uno de los pasos fundamentales para las criptomonedas es pasar de ser un activo puramente digital a su uso como moneda real. Muchos son los que desean usar ya las critpodivisas como método de cobro y pago.

Eurocoinpay es un ejemplo de ello. Se trata de una startup, 100 por cien española, que cuenta con una plataforma de pago online, app incluida, para cobrar y pagar en comercios. Es decir, que la cuenta del restaurante, el corte de pelo o la compra en el supermercado pueda ser abonada con este método y no con el clásico efectivo o la tarjeta de crédito.

Además, Eurocoinpay también ofrece la posibilidad de enviar fondos a cualquier parte del mundo con la criptomoneda que prefieras, de una forma automática y en tiempo real.

Así pues, la empresa ha lanzado su propia criptomoneda, EurocoinToken, de la que han emitido 10 millones de unidades. También posee plataforma de trading y en la app encuentras una “tarjeta visa” con la que canjear tus criptomonedas por tarjetas regalo de Zara, Media Markt, Repsol, Decathlon o El Corte Inglés.

Por el momento, 6.000 usuarios se han descargado su aplicación, IBM les ha subvencionado con 12.000 euros y se encuentran dentro de un proceso de selección para contar con el apoyo de la Unión Europea. Y esto es solo el comienzo…