Elektrosía, el trío que desde Huelva nos conquista con la electro-poesía de su primer disco.

Elektrosía (@elektrosia) es un trío de Huelva y Madrid que juega con la electrónica, la palabra hablada y los audiovisuales. Sus tres miembros son: Maijo Mora (@maijomora) periodista, poeta y compositora de las letras; Raquel Guerrero (@raquelguerrero1) actriz, creadora multidisciplinar y encargada del videomapping; y Xácome Froufe (@xacome) dj, productor y dj de Elektrosía. Esta banda de electrónica te van a gustar si estás en busca y captura de un proyecto que aúne vanguardia, electrónica e intelectualidad. Este año presentaron su primer disco de ocho canciones, Elektrosía, y ahora estrenan con nosotros su nuevo tema (que forma parte del disco), Rompecabezas. Un trabajo que nace de la colaboración de Maijo Mora y el beat electrónico del productor y músico madrileño Guillermo Medín, componente del grupo de indie-electrónico Niño Burbuja. Este nuevo videoclip está dirigido por Leixandre Froufe y corresponde al primer poema cantado de este primer disco, un deseo insistente de su productor David Kano (Cycle, Neuman, Dorian, Lori Meyers, Viva Suecia, El Columpio Asesino, Aviador Dro, Barry Brava, Fangoria).

Elektrosía, poesía electrónica desde Huelva

Elektrosía nos habla de música y poesía, o lo que es lo mismo Poesía Habitada, un sub género inventado por ellos mismos.

¿Qué queríais contar con este nuevo y vídeo, Rompecabezas?

(Maijo) El poema de nuestro primer single, Rompecabezas, parte de un viaje personal y de ese difícil camino donde tienes que desaprender y continuar hacia delante. Este poema viene de recibir una mala noticia. Todo el mundo las recibe, pero la idea es cómo convivir con ellas. Desde esta experiencia, necesitaba una canción que fluyera al mismo nivel. Y esta conexión, me llevó al productor madrileño Guillermo Medín, componente del grupo de indie-electrónico Niño Burbuja. Además, el productor del disco, David Kano (Silencio Music Factory), se empeñó hasta el infinito en que cantase, así que fue una locura máxima hasta su grabación.

La electrónica sigue siendo algo bastante nicho en nuestro país, ¿qué os animó a centraros en este género musical?

(Maijo) La música, en su conjunto, siempre ha estado a mi lado y tiene la maravillosa capacidad de salvarme la vida. En mi caso, la electrónica viene de mi epicentro musical a través del pop, el post punk, el indie y el rock de los ochenta. En esa época, fui capaz de absorber humildemente los riffs y sus beats que, con el tiempo, sellaron mi background. Gracias a los vinilos de mi hermano, escuchaba a Joy Division, New Order, Happy Mondays, The Smiths, Depeche Mode, Robert Smith, Pet Shop Boys que se mezclaban con la electrónica y los sintetizadores de Visage, Kraftwerk, Yello, Cabaret Voltaire y Anne Clark. Fue cuando empecé a leer poesía, Sylvia Plath y a la Beat Generation, Allen Ginsberg, William Burroughs, Kerouac y a un grande del Spoken Word, Gil Scott-Heron. Leer poesía seduciéndote con algunos grandes de la música electrónica, ¡era tan sexy!

(Xácome) Es cierto que es un nicho, pero uno bien grande, con millones de seguidores, festivales gigantes, clubs increíbles. Dentro de este nicho quizás se echa algo en falta la relación de la electrónica con la cultura más allá de lo underground, desvincularla de lo que viene siendo su función lúdica para convertirla en arte, en algo que por ejemplo se pueda disfrutar en un museo. Para esto queda bastante por recorrer, sobre todo por el lado de dar visibilidad a proyectos más especiales y alejados del mainstream. En cualquier caso casi todos los artistas de masas más actuales, de algún modo u otro están vinculados a la electrónica en su producción musical. Basta con escuchar los últimos discos de Rosalía o C.Tangana para constatarlo.

¿Creéis que la electrónica, algún día, se pondrá en la primera línea musical?

(Xácome) me parece el más rico en matices, subgéneros, sonidos y cuenta con un público fiel e intergeneracional. Las herramientas de la electrónica están presentes en otros géneros como el Urban, el Reggaeton, el Hip-Hop, el Pop o incluso cada vez más el Rock. Lo único que falta es que el Ministerio de Cultura y los organismos públicos se den cuenta de ello. Aunque esto quizás es pedir peras al olmo.

A la hora de trabajar, ¿cómo lo hacéis y organizáis?

(Maijo) Suelo tener primero los poemas y los adapto a los temas electrónicos, o compongo in situ, según el tema. En la canción Baila conmigo, de la productora y Dj Dinamite, improvisé como suelo hacer en los vis-a-vis de mi colectivo Prostíbulo Poético. O, por ejemplo, en La Raíz, del productor catalán Pina, creamos un cadáver exquisito junto a las poetas Fátima Delgado, Pilar Astray y Belén Berlín.

(Xácome) Yo no parto de ideas preconcebidas, pero sí noto que mis influencias a la hora de componer varían por semanas, dependiendo mucho de lo que esté escuchando en ese momento o de las cosas que me están sucediendo. Me encanta encerrarme en mi estudio y dejar pasar las horas en el viaje sin equipaje en el que cada canción se convierte.

(Raquel) En mi caso concreto, en el desarrollo de las visuales para Elektrosía es bastante heterogéneo. A veces escucho los temas de forma recurrente y van apareciendo imágenes o atmósferas que luego trabajo para poder convertirlas al lenguaje visual. Otras, la mayoría, veo el espacio y trabajo sobre el concepto de poesía habitada de nuestro proyecto y lo traspaso al espacio. El concepto sería habitar los espacios con el lenguaje instalativo del videomapping.

Elektrosía, poesía electrónica desde Huelva

En este 2020 habéis publicado vuestro primer disco homónimo Elektrosía, ¿por qué un disco a estas alturas que la industria musical y el público consumen música de otras maneras?

(Maijo) En realidad, la idea de este disco era poder disfrutar de sus actuaciones, conectando y creando sinergias con la palabra hablada y la electrónica. Por el Covid, dejaremos que siga fluyendo, sin pretensiones.

¿Por qué el título de Elektrosía como el nombre de la banda?

(Maijo) Elektrosía proviene de mezclar las palabras electrónica y poesía. Tengo un gusto privado por crear palabras recortando de aquí y allá (LOL).

Ahora sois un trío.

(Maijo) Al principio éramos un dúo, poeta y dj, pero vimos la posibilidad de crear un proyecto artístico que avanzara visualmente, con una puesta en escena más orgánica, gracias al videomapping.

(Raquel) Yo estoy encantada con ser el tercer vértice del proyecto. Creo que los tres juntos hacemos un buen equipo artístico y que el concepto de Elektrosía no se entendería sin alguno de estos vértices. Elektrosía fusiona la palabra hablada, la música electrónica y el arte audiovisual para crear su propio concepto: la #poesíahabitada. Un subgénero electrónico que habita los espacios comunes de la poética.

Elektrosía, poesía electrónica desde Huelva

Describir vuestro proyecto como Poesía Habitada, ¿qué significa?

(Maijo) Este subgénero propio, la #poesíahabitada, significa que habitamos los espacios a través de la palabra hablada, la música electrónica y el arte visual. Es decir, nuestro objetivo es crear una actuación poética única y de manera efímera a través del videomapping. Por ello, este álbum se merece un museo, una galería, un espacio acorde. Un grupo mallorquín que recoge estas maravillosas fusiones es Jansky. Con ellos colaboré en la canción Piedras para el disco, una tema producido por este multipremiado grupo donde cuento con la voz de Laia Malo y el arte de la flauta travesera de Jaume Reus. En sus proyectos, ellos fusionan los versos de Laia y el Spoken Word, con la electrónica bailable y la flauta experimental de Jaume, en su propio concepto: la electroversia.

(Raquel) A mí el concepto de poesía habitada siempre me ha gustado porque dice mucho y se extiende a cada espacio que visitamos. Cada puesta en escena es diferente, porque los espacios son diferentes y esa es la novedad. Nunca verás algo igual aunque vengas 100 veces a vernos porque habitamos cada espacio y lo transformamos para generar una experiencia artística multidisciplinar. Y, si, efectivamente Elektrosía necesita de espacios acordes para poder desarrollar la propuesta. Espacios cerrados con la cercanía del espectador que acude y que atraviesa una experiencia artística innovadora, particular y completa, porque une música , poesía e instalación visual.

Elektrosía, poesía electrónica desde Huelva

Habéis contado con diferentes artistas de la electrónica como Museless entre muchos otros como David Kano, Pina, Jansky… ¿qué os ha llamado la atención de cada uno de ellos?

(Maijo) Las sinergias te ayudan a saber que no estás sola y que siempre puedes colaborar aportando y, por supuesto, creciendo. Salir de tu zona de confort siempre es lucrativo, artísticamente hablando. Y yo he crecido con todos los artistas, productores y Djs que han formado parte de este disco de Elektrosía, desde David Kano, Pina, Museless, Jansky, Guillermo Medín hasta Dinamite, Lantalba y Xácome.

Para quien no os conozca de nada, ¿por qué alguien debería conocer a Elektrosía?

(Maijo) Elektrosía rompe con lo ya establecido en la poesía hablada. Y al habitar los espacios, hacemos una actuación única, convirtiendo el escenario en objetos dinámicos, efímeros y altamente orgánicos en directo.

(Raquel) No tengo nada que añadir, Maijo lo ha explicado estupendamente ;).

(Xácome) A alguien que no nos conozca le diría que no puede perderse nuestros directos, la conjunción de poesía, música y videomapping crean una atmósfera increíble. La experiencia es inmersiva, yo mismo flipo cada vez que hacemos un directo o ensayamos, me tiro todo el show con la mandíbula desencajada, es alucinante.

Elektrosía, poesía electrónica desde Huelva

Ahora que no habrá conciertos en un tiempo, ¿cómo vais a seguir con el proyecto?

(Maijo) Hace poco estuvimos a punto de presentar el disco en el Festival Kerouac pero tuve problemas familiares. Estoy segura de que el disco encontrará pronto un lugar para su presentación. En mi caso, vamos fluyendo.

(Xácome) La verdad es que cuando empezamos con el proyecto no podíamos imaginar que iba a interesar de este modo, nuestras aspiraciones no iban mucho más allá de la pura creación artística e intercambio de energía con otros creadores. Lo de los conciertos era secundario, ahora precisamente por la espectacularidad y originalidad de la propuesta creo que serán un pilar básico. En nuestro caso, este parón nos está ayudando a mejorar y crear un espectáculo maravilloso.

¿Con quién más os gustaría colaborar?

(Maijo) Umm… Colaborar con Max Cooper, Sebastian Plano, Gela o el Niño de Elche sería mágico. Para mí, son artistas que alcanzan un grado máximo. No solo por su sensibilidad artística sino porque rompen con lo ya establecido.

(Raquel) A mi me gustaría colaborar con varios artistas visuales. Uno de ellos por ejemplo Motomichi Nakamura, que también usa el videomapping como herramienta para sus instalaciones o Marina Zumi, que hace light installations.

Elektrosía, poesía electrónica desde Huelva

Planes para 2021.

(Maijo) Con Elektrosía, seguir creciendo con algunas colaboraciones electrónicas con otros Dj y productores experimentales. Y lanzar un nuevo libro de poesía, además de publicar en varias antologías poéticas como, por ejemplo, el próximo Libro Rojo de Prostíbulo Poético.

(Raquel) Trabajar en el espectáculo de Elektrosía y terminar de escribir el guión de mi primera película.

(Xácome) pues los próximos meses para mi se presentan muy interesantes, además de Elektrosía tengo otros proyectos de electrónica. A nivel individual a finales de Diciembre y gracias al interés del sello Cenital Records lanzo el EP Melancholía donde además de mis temas originales cuento con remixes de Two Ex y Junnio, dos grupos de electrónica que me parecen de lo más interesante en Madrid. Y también estoy pendiente de varios lanzamientos con otro de mis grupos Psychic Distance donde colaboro con Silicodisco, toda una figura internacional en la industria de la electrónica.