Conjuros de escapismo moderno. Entrevista a Hidrogenesse

He quedado con Hidrogenesse, con Carlos Ballesteros y Genís Segarra, para hablar de su música y la relación que tiene con el mundo del arte plástico y la escena. Creo que su obra va mas allá de un planteamiento exclusivamente musical y que hay un affaire permanente, permeable, un vínculo bastante fértil con el arte. Total que charlamos muy desde el relax de brujerías, de hombres de barro, de Anne Himhof, de París, de magia, de Terenci Moix, pues claro, de Gilbert & George, de México, de performance, de los dibujos de Carlos, de monstruos, de moda.

Joder, de todo. Hablamos a propósito y sobre el lanzamiento reciente  ahora en Mayo de 2019, de su nuevo disco Joterías Bobas después de 5 años, un álbum con un aire distinto y sonidos nuevos, tiene danzón, tiene dub y tiene canción popular. Musicalmente es un disco más espartano, mas contenido que otros, un disco sobre cosas que se estropean, amigos que se separan, dramas ecológicos, sobre futuro y  conjuros. Es mas introspectivo y melódico, menos barroco al haberlo grabado como dicen en el estudio Orsel de París con otros procesos de trabajo, en un contexto diferente al de su estudio, del que también hacemos un repaso chispeante. La pasamos bien, es fácil por que son encantadores, por que son la pareja mas bonita, mas estilosa y total de este país y por que hablan con interés y pasión de las cosas. Nada mas empezar Carlos Ballesteros abre una copia de los discos de Joterías Bobas editado en vinilo que acaban de llegar en este momento y me enseña el diseño muy felíz, es un vinilo con una estética muy bien cuidada, después pongo la grabadora en marcha y esto es lo que nos decimos:

MB: Oye habéis estado en México ¿qué tal? ¿ha sido un gira con el nuevo disco?.

C.B: Bueno han sido conciertos mas bien. La gente cree que hemos hecho una gira pero lo que hemos hecho es pasar una temporada allí.

G.S: Sí, hemos intentado ver que tal es vivir en Ciudad de México, hemos estado casi tres meses haciendo la vida que hacemos aquí que es ir dando conciertos, acabar un disco, hacer nuestras cosas. Una de las cosas que hemos realizado es un espectáculo para el teatro con Arturo Lugo.

MB: Es verdad, Salón Talismán es el espectáculo musical que presentasteis en Guadalajara; un show mezclando música, artes visuales y danza, con unos vestuarios divinazos por cierto (lector/a míralos bitte). Un musical inspirado en la vida nocturna de México y vuestros discos Animalitos y Joterías Bobas. ¿como ha surgido?.

G.S: Bueno Arturo Lugo viene del mundo de la danza pero se dedica a las artes escénicas. Nosotros teníamos muchas ganas de hacer un espectáculo suyo y surgió la posibilidad de montarlo con nuestras canciones, un poco musical, una cosa que le gusta mucho a él mezclado con el cine de rumberas mexicano, lo que entenderíamos como cabareteras, las chicas que bailan con poca ropa, medio acróbatas, chicas que quieren triunfar y acaban en el cabaret, ya sabes, unas varietés… (risas). Le gustaba este cine y nos lo propuso y como nosotros somos muy fanáticos pues le dijimos que sí.

C.B: No habíamos hecho nada así antes y nos gustó. Nos lo propuso hace ya varios años cuando nosotros estábamos pensando en el nuevo disco y si que algunas canciones tenían cosas que nos habían pasado en México, o incluso alguna versión que hemos utilizado podía acercarse a ese tipo de música. Arturo conoce bien Animalitos así que una parte consistía en usar este disco y otra en estrenar canciones nuevas del nuevo disco. No había un hilo argumental si no algo abstracto y estamos muy contentos del resultado y vamos a intentar traerlo a España.

Conjuros de escapismo moderno. Entrevista a Hidrogenesse

M.B: Creo que tal y como lo entendemos en el arte contemporáneo, vuestro trabajo tiene mucho de arte performático. Como en la obra de Anne Imhof, Matthew Barney o Ryan Trecartin y las piezas de Rodrigo García hay una manera muy concreta, muy performática de usar la puesta en escena, el vestuario, el transformismo, la narrativa y el ritmo. El video de Se Malogró por ejemplo (single de su nuevo disco) tiene muchas conexiones con las One Minute Sculptures de Erwin Wurm. ¿Cuál es la razón de abordar estas performances?.

G.S: Bueno pues empieza creo por el rollo del espectáculo, cuando tienes que hacer conciertos en directo.
Es ahí donde descubres lo que tienes que hacer delante de la gente o como puedes añadir cosas y transformar lo que dice la música. Nosotros cuando empezamos estábamos en una época en la que no había tanto control sobre tu propia imagen como ahora, sino que ibas descubriéndola y construyéndola. Hemos ido haciendo bocetos de nuestra imagen a través de las performances en los conciertos a lo largo de los años.

C.B: Las performances son representaciones de nuestras canciones en directo.

G.S: Ahí en el directo es cuando empieza esa exploración.

C.B: Vas estilizando la idea.

G.S: Me acuerdo que al principio lo que hacíamos era llevar mucha ropa que comprábamos en los mercadillos, pero ropa por los colores, por los estampados: blusas, faldas, eran telas y esa telas las echábamos en el escenario antes de empezar y nos las poníamos también componiendo un outfit absurdo medio harapiento, medio glamuroso, de estrella glam de los 30. Ahora es todo lo contrario, varios días antes ya vas decidiendo que te vas a poner en los conciertos, pero siempre está muy presente la manera de construir esa fantasía que empieza desde el vestuario. También controlamos las luces dando indicaciones o llevando unos visuales, pero normalmente nuestra única arma es nuestro cuerpo y el vestuario.

C.B: Bueno cuando has dicho lo de las esculturas me he acordado de Gilbert & George. Ellos se iban debajo de un puente o a una galería con las caras pintadas de plata y esas cosas nos fascinaban.

G.S: Y el video de Se Malogró se nos ocurrió enseguida así por que teníamos esa cosa de bailar el danzón,
Que es como un baile de salón, como el chachachá, que allí lo bailan los viejitos en los salones de baile y en las plazas. Para hacer las canciones habíamos tomado muchos referentes de los 40 y 50 de la música africanas y afrocubanas y queríamos bailar el danzón con cosas en la cabeza.

C.B: En el video de Claro que sí ya quisimos ponernos cosas al revés, no se, para añadirle un volumen a nuestras cabezas calvas, pero no para ponernos algo que nos favorezca, si no para dejar que algo mas rocambolesco nos haga mas incomodo el baile con la probabilidad de que se caigan y pase algo.

G.S: Luego ya descubres que no quieres que se caiga si no que se quede en la cabeza siempre y la verdad que no buscábamos hacer metáforas ni cosas simbólicas con los objetos que usábamos. Nosotros pensábamos en cosas muy literales al pensar en la imagen del video, en la performance. Como decía Carlos nos interesa la incomodidad en la performance, se trata de buscar estar mas incomodo para ser mas consciente de tu cuerpo. El vestuario si es incómodo o si es aparatoso o si estas desnudo puede añadirte ese elemento.

Empecé por ejemplo a usar zapatos de tacón muy temprano por que me di cuenta de que eso te obligaba a estar recto, te impedía relajarte y desde ese día dije ¡me lo voy a poner en todos los conciertos!. Desde ese aprendizaje es desde donde salen toda las otras cosas, desde donde sale como te presentas. Igual eso es lo que hemos aprendido de la performance, como dices, de Gilbert & George.

Conjuros de escapismo moderno. Entrevista a Hidrogenesse

M.B: ¿Os interesa lo que se hace ahora en action art?.

G.S: Nosotros somos muy incultos en arte contemporáneo.

C.B: Pero cuando vamos a ver piezas hay algunas que nos han interesado mucho, por ejemplo el año pasado conocimos a Cuqui Jerez y nos voló la cabeza.

G.S: Cuando te acercas a este mundo siempre hay cosas que te espantan y hay cosas con las que aprendes mucho, pues como en la música, pero cuando nos hemos acercado y acabamos en esos contextos de performance porque tenemos amigos que son artistas y vamos a sus cosas, aprendemos muchas cosas.

M.B: ¿Quienes?.

G.S: Con Carles Congost hemos colaborado desde 2001, pero también en el país vasco están Itziar Okariz, Jon Mikel Euba, Azucena Vieites… Igual tienes razón y deberíamos explorar más este mundo. Siempre nos han llamado los artistas o las galerías o los museos. No se, quizás llamamos la atención en ese mucho y suelen reclamarnos… [silencio, Genís se queda pensando]. La verdad es que sí, desde muy temprano siempre hemos tenido una relación con el arte que se va repitiendo.

C.B: Sí, no se si es acercamiento o será por el tema de las letras de las canciones, tal vez por no estar haciendo una y otra vez lo que es mas común, las canciones de amor desamor y a lo mejor al ser otros temas, eso despierta la imaginación de gente que esta en otros medios.

MB: Tal vez es por que vuestras letras hablan del espíritu del tiempo actual, del Zeitgeist y comparten el enfoque y el tono del arte contemporáneo, un tono hedonista y nihilista. Obras escapistas, con nostalgia de algo que no ha llegado aún, esa sensación de incertidumbre, como de fin de fiesta. El enfoque es romántico y decadente, es el “sentir del imperio al fin de la decadencia, expresado desde el jubilo y la evasión de la realidad” de A Contrapelo (1884) de Joris-Karl Huysmans, la novela decadentista por antonomasia. ¿Creéis que vuestro trabajo conserva esa belleza decadente, os reconocéis ahí?.

C.B: Hombre, siempre. Yo creo que desde la primera maqueta el hedonismo y el escapismo han estado muy presentes.

G.S: Sí por que ya nuestra primera maqueta, que se llamaba Hidrogenesse en Rimini, era sobre un lugar al que ninguno de los dos había ido y la canción principal se llamaba Vuelve conmigo a Italia. Carlos aun no había estado nunca en Italia y era como ‘¡escapemos!’. El eslogan era como ‘¡vayámonos de aquí!’, todas las canciones se podían resumir así. Nos hace gracia cuando nos dicen que nuestras letras son surreales por que de hecho lo que son es hiperreales, son una reacción a lo agresiva que es la realidad. Siempre ha estado esa cosa. En el primer disco ya fantaseábamos con lo que podría hacer una persona que viva en una realidad paralela, es nuestra manera de hacer crítica. En lugar de estar diciendo que la vida es una mierda, que ésto es injusto y cada vez soy mas desgraciado, nosotros lo que queremos es proponer estrategias para escapar. Puede ser que lo queramos sea eso, hacer una crítica a la actualidad y el presente pero con esperanza. Si se puede vivir así, bien, o si no vayámonos o lo que tu dices, constrúyete tu realidad dentro de la que hay.

C.B. Sí, siendo conscientes de lo que hay.

G.S: Para nosotros una manera de responsabilizarnos con la realidad es proponer maneras de imaginar el futuro.

C.B: Y no ver las cosas como si fuera el apocalipsis, como una fatalidad. Es una cosa que tenemos, no podemos con el dramatismo.

G.S: Con la intensidad, con los artistas intensos que tiene la intensidad como tema.

M.B: (risas) ok.

C.B: No creemos que las relaciones entre las personas solo puedan ser voraces, entonces sí que hemos intentado hacer un disco positivo y amable, o igual no se si en este disco solo o ha sido en realidad a lo largo de nuestra carrera y ahora somos mas conscientes.

G.S: En lugar de hacer algo traumático y hablarles de los traumas, hacer algo terapéutico.

Conjuros de escapismo moderno. Entrevista a Hidrogenesse

M.B: La canción de Moix es un totem, una horación-confesión colectiva. Habla claro de vuestro statement, consigue concentrar su energía decadente y con toda la sencillez, sí, pero se significa como una valiosa declaración del arte ahora y su visión crepuscular del mundo. ¿Qué pasa aquí, joder como estuvisteis tan inspirados?.

C.B: (risas) pues leyendo a Terenci.

G.S: Hay una primera edición que publicó en catalán, Terenci del Nil.

C.B. Está dentro del Egipto de sus viajes. Es como un diario de viaje falso y hay un momento en el que hace una parodia del libro de los muertos y lo que los muertos tienen que decir ante la deidad para cruzar el rio. Tienen que hacer un repaso de su vida, pues diciendo ‘yo he sido muy bueno y quiero entrar en el otro mundo’.

G.S: ‘He hecho todo lo bueno y nada malo’.

C.B: Y ahí esta la genialidad de Terenci Moix que dice: ‘Sí, si yo me he portado muy bien pero no tanto. Fui bueno con esta gente pero con la otra gente no, a esos les di bien duro’.

G.S: ‘Me he portado mal pero tenía mis razones’. Entonces es muy bonito hacer esa confesión de forma sincera y así elimina lo que es el dogma y lo hace mágico otra vez. Su brujería, su magia, su oración funciona por que le ha quitado el dogma. Lo hicimos con Góngora antes y queríamos repetirlo con Moix por que representa su bondad, pero no una bondad maniquea y boba si no dura y realista a la vez.

C.B: Y al año siguiente (en 2011) cuando se nos propuso participar en una exposición sobre los genios locales de Barcelona, sobre el espíritu de la ciudad en la Fundación Joan Miró…

G.S: Entonces dijimos ‘perfecto pues ahora’ y decidimos hacer una parodia de exposición arqueológica como una instalación y esa oración hecha música, como un homenaje. Había paquetes de ducados, sus libros…

C.B: Había unas figuras egipcias que nos representaban.

M.B: Ah sí, lo recuerdo. Todo muy funerario, sujetando un teclado y con reliquias mortuorias.

G.S: Y luego coincidió con que nos echaron de la distribuidora y nos devolvieron todos los discos y en lugar de recibirlos en casa dijimos que los mandaran a la fundación.

C.B: Y ahí construimos una mastaba con ellos.

G.S: Era un momento para la música como muy feo, así fue como un año o dos.

M.B: ¡Hicisteis una psicomagia!

G.S: (risas) Sí sí, bueno lo intentamos, fue como todo super funerario, así como para ver si pasábamos a la eternidad. (risas)

M.B: (risas)…Habladme de los conjuros, de la estética “maga” del nuevo disco Joterías Bobas.

G.S: Hombre como tú decías siempre estamos hablando de lo que nos rodea y comentando o criticando pero de manera positiva, proponiendo otras cosas, otras realidades y una de las cosas que estamos notando mucho es que vuelve la espiritualidad. Lo notamos en el cine de autor de los últimos años. Por favor cuanta gente bondadosa sin parangón, mártires, las películas belgas, Lazzaro Felice, o sea es que está volviendo la espiritualidad: los chavales en las discotecas hacen canciones del horóscopo, los artistas mas vendedores hacen portadas como simbolistas y entonces como reacción a eso, dijimos vamos a hacer como magia blanca, magia de arreglarnos la vida.

C.B: Magia boba como nosotros la llamamos, magia de cosas como muy sencillas.

G.S: Cosas fáciles de hacer que te harán la vida mejor. Y no creer en el horóscopo ni saber que el circulo simboliza la perfección y el oro la eternidad. Eso no te va a ayudar en nada en la vida, lo que si te va a ayudar en la vida es la magia para hacer que el arroz te quede bien cocido.

En lugar de alquimia o ser posthumano y no se que historias (risas), desear cosas que se pueden hacer realidad. Igual por eso el disco tiene ese punto como de rituales, que siempre lo hemos tenido por que Moix tiene muchos años y ya era una plegaria. Igual es lo que hemos hecho siempre pero en este disco es un poquito mas exagerado… Ha sido como una reacción a estos últimos años hartos de mártires y magias absurdas.

Conjuros de escapismo moderno. Entrevista a Hidrogenesse

M.B: ¿Qué es el ímpetu artístico?.

G.S: Un amigo de Bilbao decía que su motor siempre había sido la envidia, que es algo muy extraño de explicar; es cuando ves algo que te da envidia no haberlo hecho tu, que es que ya estás en disposición, en el anhelo de hacer cosas. Pero el origen de hacer cosas no se cual es. Yo creo que siempre lo he tenido, cuando era muy pequeño quise pintar, cuando era mayorcito quise escribir y luego quise hacer música. No se explicarlo. Yo creo que todo el mundo lo tiene. Tú (Carlos) también pintabas, tu madre tenia la casa llena de cuadros. No se si lo tiene todo el mundo, yo creo que si.

M.B: En la canción de El Artista ‘El artista promete dejar de crear si recibe un millón de euros’.

C.B. Esta inspirada en unas declaraciones de Albert Serra cuando dijo “mira, la gente que me odia y que no soporta mi cine, si no quiere que haga mas películas, que me den el dinero. Que me den un millón de euros que es lo que ha costado la última y yo me quedo en mi casa”.

(risas)

M.B: ¿Cuál es esa exposición que os dejó locos?.

C.B: Pues yo creo que una de las primeras veces que fui a París, tuve la suerte de que había una exposición con los dibujos de Ingres y me voló la cabeza.

G.S: Es su pintor favorito.

C.B: Bueno me gustaba mucho su pintura pero de repente allí, al tenerle en una sala y luego otra sala en las que habían recopilado todos sus dibujos, dibujos pequeñitos, retratos a lápiz, super preciosos… eso realmente me transformó.

G.S: De hecho es lo que pinta, la portada de El Artista es un poco eso, es un retrato de Ingres a la lápiz pero retratando a Albert Serra. Yo recuerdo, igual así por mitomanía, la primera exposición que vi de Warhol en el Guggenheim.

M.B: Ah claro, recuerdo subir de viaje para verla. Warhol me interesaba mucho en esa época también.

G.S: Llevaba tantos años leyendo sobre esa persona, teniendo sus libros que finalmente al ver su obra, allí, tan bien montada, era como… entendías. Por que a veces veo exposiciones y no entiendo nada. Y Luego una mas reciente, la de David Hockney con aquellos cuadros gigantes en el Guggenheim de Bilbao que también vimos en Londres. Pero no me gusta nada ir a museos, me siento incómodo cuando voy a museos. A Carlos si le gusta mucho.

C.B: No sabes ubicarte en los museos.

G.S: No se ubicarme en los museos. Mi relación con las artes plástica puede ser muy complicada. Ya te digo que muchas veces Carlos entra en el museo y yo me voy a la tienda. A veces me gustan mas las tiendas de los museos. Me gusta el formato libro, eso sí me interesa mucho. Puedo estar horas en una librería que solo sea de arte. Pero en un museo puedo tardar tres minutos en salir, lo que tarde en encontrar la salida.

(risas).

M.B: (risas) ¿Quién es el Hombre de barro? (canción de Hidrogenesse del disco Roma).

G.S: El hombre de barro literalmente es la momia de una de las películas inglesas de La Hammer, en que la momia sale de un charco.

C:B: La momia viaja de Egipto a Inglaterra y hay mal clima, hay humedad (risas), entonces es como…que hay charcos.

GS: En una escena sale de un charco y nos parecía precioso y eso te da pie a hablar. Es como en las películas de vampiros y de monstruos.

C.B: Sí, habla de gente que en la lejanía te gobierna…controla lo que haces. Que te puede controlar, que te despierta…

G.S: Lo que más miedo le da son las películas así y sobre todo las antiguas. Esa idea te permite hablar del amor y por qué te da miedo algo que te hace tanta ilusión. Y sobre eso trata la canción, pero el hombre de barro estrictamente, es un plano de Boris Karloff levantándose de un cenagal chorreando barro.

(risas).

Conjuros de escapismo moderno. Entrevista a Hidrogenesse

MB: Así que ese es el disparador de la idea, ya veo. ¿Qué experiencias estéticas os influyen mas, que luego aparecen cuando os sentáis a componer?.

G.S: Pues Ciudad de México cada vez que vamos. Desde la primera vez nos enamoramos. Roma también. El tipo de ruidos que hace Ciudad de México, que es muy distinto al que hace Roma o al que hace Barcelona… el tener ganas de grabar discos nos pasa en los sitios, en ciudades. Nunca había pensado así pero son ciudades.

C.B. Nos pasó en Munich en Alemania.

G.S: Que luego fue el disco Animalitos.

C.B: Como dices tú, experiencias estéticas, cosas que te ayuden a crear y que no sabes como pero que se trasladan a la obra de una forma un poco lógica, pues pienso que si, nunca había pensado así pero son ciudades. Nos entran muchas ganas de hacer música cuando vamos a París. Es esa cosas de estar un sitio y querer quedarte allí, eso es lo que te hace crear, hacerte un hábitat. Las cosas que nos despiertan las ganas de crear son hábitats distintos al nuestro.

M.B: Músicos y etapas icónicas en lugares: Bowie es a Berlín ¿Hidrogenesse es México/París /Roma?.

G.S. Claro, aunque Roma no suena en realidad a Roma. No sucede así exactamente.

C.B: Es verdad pero este disco no podríamos haberlo hecho sin haber viajado a México tantas veces y a otros países de Latinoamérica.

G.S: Sí, está en el tema de Xochimilco o Se Malogró que tiene muchas cosas del danzón.
Maracas en una canción escrita por un italiano que describe la América Latina de La Habana y sus cabarets.

C.B: Está en Los tangos…

G.S: O sea que este disco aunque tenga esta portada tan francesa e italiana a la vez (risas), es bastante Latinoamérica.

M.B: ¿Cómo es vuestro estudio?.

G.S: Pues es un lugar cuadrado. Muy caótico.

C.B: Muy poca luz.

G.S: No es que esté desordenado pero hay muchas cosas y no están puestas de una manera lógica.

C.B: Cuando vemos a compañeros en sus estudio, vemos como la gente lo tiene todo ordenado y conectado.

G.S: Aquí no, aquí tenemos muchas cosas en estanterías…cosas que no están preparada para sonar ni están interconectadas.

C.B: Cuando tenemos que usar algo hay que moverlo todo. No es estético (risas).

GS: Y no es útil tampoco (risas) es como si trabajáramos dentro del almacén. Eso si, es practico por que tienes las cosas a mano.

M.B. ¿Y tenéis alguna cosa en el estudio que tenga alguna magia, un talismán, algo que os de buena onda, un cuadro, un altarsito?.

C:B: Bueno lo que tenemos delante es una pantalla pero lo que hay colgado en la pared es un mapa.

G.S: Que ni siquiera compramos nosotros.

C.B: Un mapa de Europa y que siempre nos gusta mirar. Sí, nos gustan mucho mirar los mapas. Como ves aquí las paredes son blancas pero si nos diese por colgar algo, colgaríamos mapas.

M.B: (risas) ¿os dan buena vibra los mapas?.

G.S: Sí, sí, nos gusta ver lugares (risas).

C.B. Ver que curvas tiene una costa, ver como se llama una colina… Hay una meseta por Rusia que se llama Polin Polonia o algo así (risas).

G.S: Creo que es esto del escapismo que tenemos dentro, del que hablábamos antes. Estar mirando un mapa nos da mucho placer.

Conjuros de escapismo moderno. Entrevista a Hidrogenesse

M.B: Me gustaría que hablásemos de tu obra plástica Carlos, tus dibujos, los grabados, las ilustraciones para los discos. Es un trabajo interesante y tienes mucha producción.

CB: Uf no se, soy muy vago muy vago, me cuesta mucho encontrar el tiempo para dedicarme a ello.

M.B: Puede ser que por el tipo de temas de tus dibujos, necesitan del aburrimiento como algo a favor, algo capital vaya, por que ese tono ocioso y despreocupado está muy claro en tus trabajos. Se refleja el hastío, el relax, como en la obra del nadador, una de mis favoritas. Veo la contemplación en el proceso y en el mensaje mismo. Parece que el aburrimiento juega un papel importante.

C.B: Sí (risas) tienes razón. Realmente necesito estar una semana sin pensar ni en el grupo, ni en la discográfica, ni enviando una factura. Necesito así holidays para ponerme a dibuja, muchos de mis dibujos están hechos en vacaciones, los llamo cuadernos de verano. Necesito tiempo para dibujar, necesito tener un espacio y necesito ese aburrimiento y esa contemplación mirando una terraza.

G.S: O mirando telenovelas (risas).

C.B: …Si, en un momento placentero y semiaburrido, entonces me da por dibujar.

M.B: Nuevos disco: expectativas, gira. Una vez presentado Joterías Bobas, ¿que planes tenéis?.

G.S: Hacer conciertos como los que hemos hecho en México, promocionar el disco, volver a ahorrar para viajar y grabar y como sello prepara el nuevo disco de Espanto, donde y como se graba y que portada le hace Carlos. Luego vendrán Chico y Chica que también estarán grabando y habrá que organizar el lanzamiento de su disco. ¡Así que tenemos un año…! para mi 2019 ya esta terminado, todo programado ya (risas).

Imagenes copyright y cortesía de © Hidrogenesse.