Entrevista: Mut Design Studio, diseño emocional

Los diseños de Mut Design Studio van más allá de lo racional. Han conseguido darle una vuelta de tuerca al diseño tradicional creando su propio lenguaje y explorando nuevos conceptos convirtiéndo sus productos en juegos visuales, o lo que es lo mismo: diseño emocional. Desde que fundaron el estudio en el 2010, los valencianos Alberto Sánchez y Eduardo Villalón se han convertido en iconos del diseño independiente. Sus diseños han captado la atención de firmas como Expormin, Entic Designs, Plus Collection, Miras Editions o Sancal. Como dicen ellos, el futuro de este estudio no tiene límites. Hablamos con Alberto sobre cómo empezaron, su trayectoria y el futuro del diseño de producto.

 

Imagen superior : Alberto Sánchez y Eduardo Villalón, Mut Design Studio

Entrevista: Mut Design Studio, diseño emocional
Float, cocina de Mut Design Studio para Miras Editions.

¿De dónde viene el nombre Mut Design?
Queríamos un nombre corto y que tuviera un significado. Mut Design, en valenciano, quiere decir “mudo, que no emite sonidos ni hace ruido”, pero también se utiliza para decirle a alguien que se calle. Como el “chist”, en castellano. Más tarde, descubrimos que también tiene sentido en alemán: “fuerza, valor, coraje”. Nos gustó ese contraste de significados, porque pensamos que somos una mezcla de todo ello.

¿Cómo empezastéis y cómo ha evolucionado?
Empezamos a trabajar juntos en 2009. Ya éramos amigos y decidimos dar el paso de montar un estudio por nuestra cuenta. Comenzamos siendo 4 personas, luego hemos ido recibiendo a colaboradores, algunos han pasado más tiempo que otros, pero el núcleo siempre hemos sido Eduardo y yo mismo y aquí seguimos. Yo, como diseñador, me encargo más del proceso creativo, mientras que Eduardo es más organizativo y lleva todos los temas de relaciones públicas, finanzas, etc. Hacemos muy buen equipo.

Entrevista: Mut Design Studio, diseño emocional
Twins Collection, Mut Design Studio, Red Dot Award 2017.

¿Dónde te formaste como diseñador?
Me formé aquí mismo, en mi ciudad, Valencia, donde hoy sigo trabajando. Me licencié en diseño industrial y gráfico en la Universidad Politécnica de Valencia y luego el tiempo, el trabajo y lo que vas absorbiendo de aquí de allá siguen modelándote a lo largo de la vida profesional. Como en otras carreras, en esta nunca dejas de aprender y de evolucionar.

¿Cómo afrontas un proyecto desde su inicio?
El proceso de diseño siempre es el mismo independientemente del tipo de producto. Trabajamos por etapas. Primero, realizamos un estudio de mercado para detectar carencias y tendencias dentro de un ámbito específico. Después realizamos una lluvia de ideas, nos quedamos con las mejores y desde aquí, arrancamos con los primeros bocetos. Definimos y mejoramos los bocetos hasta que estamos seguros de que son lo más próximo a la versión definitiva y una vez han sido aprobados, podemos comenzar a desarrollar los prototipos. Nos gusta involucrarnos en esta etapa también. Es un proceso que disfruto mucho porque cuando los dibujos iniciales y las maquetas finalmente se convierten en algo tangible y real es casi como asistir al nacimiento de una nueva criatura.

Entrevista: Mut Design Studio, diseño emocional

Entrevista: Mut Design Studio, diseño emocionalMesas auxiliares Duplex, Mut Design Studio para Sancal

¿Qué tienes tener a tu alrededor para diseñar una pieza?
Un poco de música de fondo, café, un ambiente que favorezca la concentración… Es lo que no falta nunca en el estudio, me he acostumbrado a ello y la verdad, me funciona muy bien.

¿Qué parte del diseño de producto es la que más te gusta?
Seguramente, aunque todo el proceso me gusta y me captura de principio a fin, la parte que más me gusta es la de los bocetos y la maquetas a mano. Quizá porque es la más próxima a la creación artística. Encuentro mucho más excitante trabajar con lápiz y papel o dar forma a un pedazo de espuma o cartón que con el ordenador, aunque esto último sea necesario y muy útil.

¿Vendéis más en España o fuera?
Ahora mismo vendemos más fuera de España, especialmente en Francia, Reino Unido y Estados Unidos.

Entrevista: Mut Design Studio, diseño emocionalEntrevista: Mut Design Studio, diseño emocionalPaneles acústicos Beetle, Mut Design Studio para Sancal

Fundastéis el estudio en 2010, desde entonces, ¿por qué fases ha pasado? ¿Habéis notado una recuperación o una caída en el sector del diseño de producto?
Desde que fundamos el estudio, el paisaje ha ido cambiando bastante, aunque algunos problemas permanecen. Notamos una mejora en el sector del diseño, pero seguimos percibiendo ciertas cuestiones con las que nunca hemos comulgado y que persisten, por ejemplo, el hecho de que el trabajo del diseñador esté muy poco valorado. Y no me refiero sólo a las empresas, sino a los propios diseñadores. Cuando cualquiera de nosotros, ofrece un proyecto de manera gratuita, sin cobrar nada más allá de los posibles royalties que puede o no generar en un futuro más o menos cercano, la profesión se degrada porque entramos en una espiral en la que para qué nadie va a pagar por una idea o por un proyecto si hay otros que lo regalan. Siempre hemos pensado que es una situación injusta y hace que muchos diseñadores estén en situación precaria.

¿Qué tiene que tener un proyecto para que pueda pasar de prototipo a producto?
Ante todo, tiene que ser funcional. Parece obvio, pero un producto tiene que adaptarse a la función para la que se ha concebido. Si no, no pasará de ser un diseño más o menos afortunado. La función es lo primero y luego viene la estética. Yo soy muy perfeccionista, controlo mucho el proceso de diseño y hasta que no estoy totalmente satisfecho no lo doy por terminado. Nos gusta que nuestros productos estén bien hechos, es decir, que se ajusten a la función que van a desempeñar, que sean estéticamente bonitos y que contengan nuestra personalidad. Que cuando alguien los vea, de algún modo, sepa reconocer que son de Mut Design porque parte de nuestra esencia está impregnada en ellos.

Entrevista: Mut Design Studio, diseño emocional
Block Sofás, Mut Design Studio para Missana

¿Crees que un diseñador de producto nace o se hace?
Ambas cosas. Se ha de nacer porque, como otras profesiones, por ejemplo, artistas, periodistas, etc., requiere vocación y dedicación, que te apasione y sea capaz de capturarte durante muchas horas, porque no es algo mecánico ni que pueda encajarse en una jornada laboral de 8 horas, tras la que desconectas y te vas a casa. Hay que quererlo mucho. Pero por supuesto, también se hace. A base de mucho trabajo vas aprendiendo, nunca dejas de evolucionar y de absorber. En la carrera claro que aprendes cosas, pero es cuando empiezas a trabajar cuando el proceso de “hacerse” arranca de verdad. Y dura para toda la vida porque no sirve estancarse.

Una feria de diseño a la que no falta Mut Design
Sin duda, el Salón de Milán, al que vamos todos los años, es para nosotros una cita indispensable. Lo disfrutamos muchísimo, aunque también terminamos siempre muy cansados porque lo exprimimos al máximo, pero no nos gustaría perdérnoslo por nada del mundo. Todos los años lo vivimos intensamente. Y también me gusta muchísimo la NY Design Week, que no tiene nada que ver con Milán, pero sólo por la ciudad que la acoge ya es muy emocionante.

Entrevista: Mut Design Studio, diseño emocional
Mosaicos Nuc, Mut Design Studio para Harmony by Peronda

Un grupo de música:
Un grupo estadounidense de música disco y dance punk que se llama Hercules and love affair.

¿Diseñador/es de referencia?
A bote pronto, Alvar Aalto, pero no es ni mucho menos la única referencia.

Si pudieses elegir, ¿qué te gustaría diseñar?
Cualquier cosa que no haya diseñado todavía. Si es capaz de emocionarme e inspirarme, me vale.

 

Más trabajo de Mut design aquí