Entrevistamos a SkygazeHablamos con el productor asturiano con motivo de su paso por Boiler Room G-Star Raw Sessions en Barcelona

Jaime Tellado es arquitecto, pero también es el músico y productor que se esconde tras Skygaze. Nacido, y actualmente afincado en Gijón, lleva varios años haciendo música, un híbrido que combina hip-hop con house y techno, y que le ha llevado a tocar en festivales como el L.E.V de Gijón o la última edición de Sónar en Barcelona. Ha publicado en numerosos sellos extranjeros y nacionales, sobre todo de ámbito underground, ha formado parte de la última edición del Red Bull Bass Camp de Madrid, que reunió a músicos como Sau Poler, Nothing Places o BSN Posse (con ellos ha participado en el recopilatorio Iberian Juke Vol. 1) y es (re)conocido en el ámbito de la electrónica underground nacional. Hemos tenido la oportunidad de hablar con él con motivo de su partición en Boiler Room x G-Star Raw Sessions que tuvo lugar la semana pasada en Barcelona, donde compartió directo con otros nombres de la electrónica como Cora Novoa, los raperos C-Tangana y el dúo BSN Posse. Una interesante charla para entender mejor qué está pasando en la electrónica nacional emergente y, sobre todo, para entender cómo piensa y funciona la mente de un arquitecto al que le apasiona la electrónica.

¿De dónde viene el nombre de Skygaze? En realidad sale de una página de generación de nombres aletorios. Estaba buscando un nombre para el nuevo proyecto, porque yo hacía antes música bajo otro nombre. Con mi novia en internet encontramos el programa y salió ese y nos gustó. (risas) Está guay, pero no tiene un trasfondo propiamente dicho.

¿Por qué ese paso de la arquitectura a la música? En realidad compatibilizo las dos cosas a la vez, antes tenía menos tiempo para la música y ahora más. La carrera es muy dura, hacía música durante la carrera pero hay que estar muy centrado, las asignaturas cuestan, no tenía tanto tiempo para hacer un proyecto musical, sí hacía música pero no publicaba nada, todo era para mí. De un año para acá me dijo un sello inglés que sacara cosas y desde entonces estoy con ello.

¿En qué momento decidiste hacerte músico o empezar a hacer música? Con la música empecé con quince años, que hice un grupo de rock con unos amigos, tocaba la guitarra, después vas evolucionando, llegó la electrónica, el hip hop y después me pareció más sencillo hacer electrónica que el rock, death metal, etc.

¿Cómo preparaste tu primer Boiler Room? Porque ha sido el primero… Sí, sí, he presentado bastantes temas inéditos, algunos los he tocado en Sónar o en bolos que he tenido en verano, que han sido bastantes, pero hay algunas cosas que no he tocado en ningún sitio y bueno, eso. Siempre hago el mismo tipo de set, empieza lento y va subiendo hasta que sea bailable, no me gustan los sets lineales, que se quedan en 120-130 decibelios, empiezo en 80 y termino en 160.

¿Cómo surgió participar en el Boiler Room de G-Star Raw Sessions? Esto me lo dijo la agencia que me lleva, de hecho tenía un bolo un Bilbao y lo cancelé de las ganas que tenía de ir a Boiler Room.

¿Eres fan de G-Star? De hecho sí, mucho, esta cazadora que llevo es de G-Star y la traigo desde casa.

¿Por qué te identificas con la marca? Porque soy mega fan. Soy más de comprar en Zara y H&M porque es más de batalla, pero para tener cosas especiales, ropa buena que dura, o para un día especial, me gustan marcas como G-Star. Esta chaqueta la uso todos los días, se ve que aguanta a todo. La marca me flipa, cuando me dijeron que me iban a dar ropa se lo dije a mi madre y me puse super contento.

Entrevistamos a Skygaze

¿Cómo fue tocar en el Sónar de este año? ¿Y en el LEV? Pues Sónar fue genial, una alegría muy grande que me llamaran. No había ido nunca ni como artista ni como espectador y poder ir a un festival así fue una pasada. Me flipó (risas) no puedo decir más. Y el L.E.V me gusta más, es en mi ciudad y es más pequeño, en Sónar hay muchísimas cosas, no las puedes ver todas, en cambio el L.E.V está pensando para que no te pierdas nada, ya iba al festival como espectador desde hacía años y fue genial poder tocar ahí, conocer a la organización, que después he hecho más cosas con ellos. Con gente que ha hecho visuales para gente como Oscar Mulero.

¿Qué hubieras querido ver en Sónar? Me perdí, bueno me lo perdí, no me apetecía meterme en el Hall a ver a Vessel, a las cuatro de la tarde me parecía un agobio. Me gustó como lo hizo el L.E.V que lo programó al cierre del día, a las tres de la mañana, me perdí muchas cosas. Básicamente te puedo decir lo que vi. Vi al Niño, el español, la verdad que lo que más vi fueron los españoles. Lost Twin, Fernando Lagreca, Mans o que me parece increíble. Me gustó mucho todo lo que hacía Red Bull, Mumdance, Logos y todo eso. Me sorprendió, me pilló porque pasaba por ahí y me encantó.

Actualmente vives en Gijón ¿qué supone esto para ti? ¿crees que influye de algún modo en tu carrera? Soy de Gijón y ahora vivo en Gijón, pero viví en Madrid porque estudié allí. Creo que es positivo porque antes vivía en Madrid mientras estudiaba la carrera y era muy grande, menos controlable y Gijón es pequeña, tengo los amigos y sitios de toda la vida, a veces aburre porque no hay mucha escena ni muchos bares, pero está guay porque es otra escala de ciudad porque en Madrid estuve diez años seguidos y me moló bastante la vuelta a casa.

¿Pero esto influye a bien o a mal? Porque en Gijón sólo hay lugares como el Lanna Club. Eso es lo malo que tiene Gijón, hay mogollón de gente con iniciativa, como la gente de Secret Spot, faltan sitios, falta apoyo, no hay apoyo institucional para que nazca una escena coherente. He estado en otros sitios como San Sebastián, que tiene el Guardetxe, un sitio autogestionado que está muy bien, tiene una subvención, montan bolos, tienen festivales de continuo. Tiene una escala un poco más pequeña que Gijón pero tiene mucha más actividad.

¿Por qué cambiaste de nombre de Jimboo a Skygaze? Es que el de Jimboo sí que lo puse de coña cuando tenía 20 años. Con Skyagze tenía alguna pretensión pero con Jimboo para nada, lo hice con mis colegas y nos pasábamos temas entre los tres y este nombre era para el perfil de MySpace, para escucharnos a nosotros, no tenía más intención.

¿Sigues con la formación Vaporazu? Sí sí, claro, ahí es donde me mola más hacer música. Es donde más me apetece centrarme de aquí a unos dos años, me lo paso fenomenal con ellos. Cada vez tenemos más bolos, así que guay.

También has tenido una residencia artística en el centro de arte aboral de Gijón. ¿Cómo fue? Eso fue en el 2014, me dejaron un estudio y lo compartía con Huias y Pablo Und Destruktion, iba una o dos veces por semana, hacía música y autoeditaba una cassette, hace un año y medio, todo hecho por mí, hasta el artwork, todo muy DIY. También quería construir un MIDI pero no dio tiempo, cuando ya quería hacer todo se me fue el tiempo.

¿Te ves en la música a largo plazo? Sí, me gustaría, pero nunca se sabe, esto es muy complicado porque veo que tienes que publicar de forma continuada y a mí no me gusta ser tan pesado, este año solo he sacado un EP, un par de temas en dos recopilatorios de colegas y dos remixes pero no soy de sacar todo porque sí, nunca me ha gustado.

Has salido en el recopilatorio Iberian Juke Vol.1 de BSN Posse. A ellos los conocía porque me mola mucho el juke, lo veo como una especie de drum and bass acústico, un hip hop cambiando el tempo acelerado, el ritmo roto, yo hago ritmo roto lento, y ellos lo hacen acelerado. Los conocía por Souncloud y antes del Red Bull Bass Camp y después, una vez allí, les conocí en persona. Allí conocí a Sergio y aquí en el Boiler he conocido a Enrique.

También has pasado por Red Bull Bass Camp de Madrid ¿cómo fue la experiencia? Me llamaron para ir y fue de lo mejor que me ha pasado en mi vida. Que te encierren en un centro cultural muy guay, con habitaciones llenas de instrumentos, y con gente con la que hablaba por internet fue genial, fue muy guay ponerles cara y conocerles, además con muchos ya había coincidido en bolos, pero claro esto fue guay por compartir tres días, espacio… El trato fue fenomenal, el rollo de las fiestas. Estuve en todas las fiestas.

El año que viene saldrá tu primer disco con Love Our Records. ¿Puedes adelantarnos algo? Ese disco en realidad me dijeron de sacar todo lo que ya había editado con ellos, ya habré sacado doce temas con ellos pero yo saco temas directamente, de single en single, ellos querían meterlo en un vinilo. Pero claro si ya salió en digital, pensé mejor dejar un año y sacar doce temas diferentes. Los temas los estoy usando en los bolos. Va con la línea de lo que ya he sacado con ellos, lentito, es música tranquila. Alguna cosa rara, pero es inevitable (risas).

Over EP salió con Soulless Lab Records, Endless Harvest (autoeditado) Smooth Ep con Neonized Records, y tu primer disco con Love Our Records. ¿Por qué una publicación distinta con cada discográfica? Yo creo que he sacado remixes y tal con más sellos. El de Soulless les mandé yo porque fue mi primer EP y me molaba mucho el sello por aquél entonces, aunque es el trabajo más pintoresco que tengo porque son cinco canciones, muy distintas entre sí. Antes no tenía un estilo definido pero creo que ahora se va definiendo más. El de Neonized me dijeron que sacara algo con ellos después de la cassette. Me llevo guay con ellos, empezaron como un blog, lo leía mogollón y luego lo convirtieron en sello. Conocí a Gonzalo el que llevaba el blog, cuando hacía más rock no le cuadraba nada, sin embargo, pero cuando cambié el rollo le empezó a molar más.

Si tuvieras que poner una etiqueta a tu sonido. ¿Cuál sería? Sé que a ningún artista le gusta que os etiqueten o encasillen, sin embargo, esto es más fácil para el oyente. Para mí sería hip-hop abstracto, lo que pasa que a veces también me mola el house y el techno, también tiro del juke, no me molan mucho las etiquetas, me molan para enterarme, para orientarme, pero no hago la música pensando en ningún estilo ni para experimentar a saco, voy cogiendo las cosas de aquí y allá.

He leído que tus primeras influencias musicales fuero el heavy metal y el hip hop. ¿Por qué ese salto? Me molaba mucho el metal, me molaba mucho el rap metal, Limp Bizkit, Deftones, Rage Against the machine, Sepultura… me acuerdo un verano, en 2005 acabé en un garito, ponían Nathan Fake y James Holden y fue como que me explotó la cabeza, ya había escuchado Chemical Brothers o Prodigy pero con Nathan Fake me explotó la cabeza. Por eso te digo que me mola el hip hop y el rap por el rap metal, pero la primer influencia es James Holden, es música que es movidita, más relacionada con techno y el house. Es como un combo lo que hago, rollo Border Community de cuando el minimal techno, pero con tempos más suaves, más rollo Bristol de Portishead.

¿Cuáles son tus mayores influencias musicales? Los Deftones fijo, es el que más me mola de todos. James Holden pero más cercano a lo que hago, Lost Twin que es español, un chaval de Málaga, Abrigo de Pelos que estuvo en el Bass Camp también. Flying Lotus, Lapalux, Lone me parece perfecto, tiene la misma pedrada que yo, hace hip-hop, hace techno y hace house. Son tempos que son muy diferentes, es muy dificil pasar de 80 a 120, tienes que pasar por un tramo intermedio, te mola los dos pero no te molan los 110, tienes que arreglarlo de alguna manera. Veo los live y tiene saltos que me pasan a mi también.

¿Y arquitectónicas? Me mola mogollón, de los clásicos, Gaudí me parece un fuera de serie, todo el modernismo, el art decó, me flipó siempre en la carrera. Del siglo XX te puedo decir Mies Van Der Rohe, Gropius no me gusta nada de nada, tampoco Le Corbusier. Tuve profesores que tenían bastante obra construida y me influyeron también bastante. Por ejemplo Carlos Arroyo, o unos que salieron en Neo2 hace bastante, 09, que han cambiado de nombre ahora se llaman AMID. Son todos españoles y me gustan mucho.

Ya que la arquitectura es algo muy importante en tu vida, ¿no has pensado hacer algo que relacione la arquitectura con la música? ¿alguna instalación, visuales o algo así?Porque las dos son muy importantes. Me lo han preguntado muchas veces.

Pero más que relación, me refiero a hacer algo rollo mapping, VJ, algo así, combinar las dos de una forma extraña. Me mola mucho el 3D en la arquitectura, de hecho es casi lo que más hago, rollo 3D, tú vas a shows de audiovisuales, a festivales como el MIRA, e LEV o el Sónar, y como arquitecto sabes con qué programa están hechos. Porque lo sabes y lo ves en el catálogo. Y claro que se me ha ocurrido varias veces, sé las herramientas digitales, sé que hay softwares para la música y sé que también combinan algunos vídeos y música. Pero es que es la de dios de curro, necesitas un equipazo. Mi novia trabaja con vídeo y hace rollo 3D y ella tiene un ordenador que flipas, el mío para la música está bien, pero el de ella es un pepino, yo tengo pensado con ella hacer algo, que ella haga los visuales y yo la música, pero no se pone (risas)

Tus planes a corto/largo plazo. Ahora estoy con el disco, no estoy haciendo nada más.