Estrenamos en exclusiva el nuevo vídeo de JOSEPH: 313d8d.  El propio artista nos lo explica todo:

Azul Normal: “El nombre ‘313d8d’ es el código Hexadecimal para un color azul. Un azul ni demasiado claro ni demasiado oscuro, ni demasiado vivo ni demasiado apagado, podríamos decir que es un azul normal; un azul que no quiere destacar demasiado entre los demás rangos de su escala de color. Junto con la canción ‘d8332c’ forma parte mi último EP denominado ‘Orange/Bleu’. ‘313d8d’ fue la primera canción que compuse tras mi llegada a Barcelona, además de ser la primera canción que compuse tras editar mi álbum de debut, ‘Antártica’. Para los que no conozcan mi trabajo, Antártica es un disco conceptual que trata sobre una mujer del mismo nombre y mi relación con ella. Plasmé mi relación con el mundo a través de la historia de una relación de pareja contada en 11 canciones”.

Barcelona: “Llegué a la Ciudad Condal hace un año. Como en cualquier cambio de ciudad, y más si se trata de una ciudad como Barcelona, al principio, experimenté esa a veces falsa sensación de que todo tiene un brillo especial por el efecto novedad. Me permití aprovechar dicha sensación, experimentando con sustancias, personas y situaciones, con el fin de aumentar la creatividad a la hora de componer ‘Orange Bleu’. Quería que el trabajo, musical y conceptualmente, fuera una especie de escena post créditos de Antártica, por lo que necesitaba esa carga emocional que había caracterizado al trabajo anterior. Y así sucedió, compuse las canciones con mucha rapidez por que alcance un visión muy profunda de lo que quería contar y creo que junto a ‘d8332c’ son de mis mejores canciones hasta la fecha. Dos canciones que componen dos finales alternativos a la historia de Antártica. El infierno en el cielo (‘Bleu’) y el cielo en el infierno (‘Orange’)”.

Tú, y mil veces tú: “Volvamos a centrarnos en ‘313d8d’. “Recuerdame que no hay otro lugar sin en ese no estas tú”. Tú, y mil veces tú. Me parece un gran final para la historia. Un gran final y una gran conclusión, con carácter obsesivo, de aceptar que algunas cosas no se pueden cambiar. La canción muestra una dependencia que supera a la adicción, algo de lo que quieres salir pero no puedes, o no quieres, la diferencia es tan sutil que llega a ser inapreciable.

Para mí, cada frase de la letra es como un cuadro independiente (“Y ahora mi casa se parece a Berghain”). Cada vez que interpreto la canción en directo veo cada escena en mi cabeza, siendo de las pistas que mas sentimiento me producen al hacerlo. La producción juega entre la tensión de algunas partes y el ambiente creado en las estrofas, todo con un ligero abuso de reverb en modo catedral”.

La Virgen: “Tenía claro que quería volver al trabajo visual durante 2017, aspecto que ya había comentado anteriormente con el equipo de Mocca Creative studio y con Muwasha iProjects, los cuales se encargaron de co-producir el vídeo. Aun así, faltaba lo más importante, la idea, además de un guión que poder hacer realidad. Sabía que mi Ep saldría en Junio de ese año por Neonized Records, pero no quería condenar mi creatividad visual a tener que centrarme en esas dos canciones ni tampoco quería esclavizar a ‘Orange/Bleu’ a tener un videoclip si la obra no lo pedía. En medio de todo esto apareció Sorrentino y Young Pope. Algunos de los conceptos que se plasmaban en la serie me marcaron mucho. La devoción a nivel adictivo, capaz de decir lo que está mal y lo que está bien, ese miedo a que desaparezca pero a su vez mezclado con una sensación de esclavitud, esa necesidad de continua aprobación. Así, empezó a nacer en mi cabeza el concepto de “La Virgen” como un personaje con el que podía interactuar de manera física e incluso con el que mantener una relación tormentosa. Una virgen sin rostro, como en esos sueños en los que no puedes ver la cara de una persona. Una virgen en el papel de Femme Fatale. Por su puesto que no es una apología a la religión ni tampoco un ataque. Es esa relación tan fuerte que existe hacia una iconografía como es la de la virgen lo que se estaba dibujando en mi interior. Sabía que podía volcar mucho de mí y de ‘313d8d’ sobre ese concepto. Me he criado en el sur y allí, debido a la Semana Santa, esos sentimientos son muy visibles a pie calle o en la gente mayor”.

Barbara. “Y de repente, Barbará. Barbará Zagora es una artista multidisciplinar con la que tuve la gran suerte de cruzarme. Internet sirvió de hilo conductor para que los dos empezáramos a hablar. Recuerdo que cuando vi su trabajo tuve la sensación de que alguien lo había puesto a intencionadamente en mi camino. Su trabajo giraba, en gran parte, a la idea que tenía en mente y estábamos conectando, por lo que le confesé mis intenciones. Empezamos a reunirnos durante el verano, contándonos nuestras locuras y dibujando lo que sería el personaje de La Virgen. Ya más avanzado el proyecto se unió Jorge Algaba, a través de Bárbara, aportando una gran fuerza al estilismo y creación del personaje. Todas las piezas parecían encajar solas”.

Acromatopsia: ‘313d8d’ es una canción azul, o eso dice mi sinestesia. Por otro lado, no quería condicionar la edición de la pieza a un determinado color, ni manchar ese azul normal con otros colores. Algo chocaba. Finalmente opte por el acertado camino de la acromatopsia. Además, nunca había trabajado en blanco y negro y técnicamente me apetecía. Un blanco y negro algo exagerado en algunos planos, con mucho contraste, acentuando el concepto de polaridad. En otros puede que haya algo de Metrópolis y Frintz Lang, dándole ese aspecto fantasmagórico y onírico. Quería tensión en esos planos. Luego está también la escena de la resurrección, la piedad, el ángel o la escena del beso, como algunas de mis favoritas”.