Francesco Pacelli y las delicias de Vogelkop Ballad

“Los cuerpos no nacen, se hacen”. Donna Haraway, Manifiesto Cyborg.

Francesco Pacelli ha presentado su nuevo trabajo en la exposición individual Vogelkop Ballad en Spazio Display en Parma, Italia. Una muestra comisariada por Rossella Moratto abierta del 23.11 al 14.12.2018 con una obra atractiva y un buen montaje, que si no tienes posibilidad de ver, puedes disfrutar en ésta publicación.

Los límites entre la naturaleza y la cultura son ilusorios: la antropización del planeta redujo radicalmente esta distinción, haciendo que los límites entre lo natural y lo artificial sean permeables. Como herederos directos de éste nuevo y breve siglo, luchamos por adaptarnos a él. En un escenario como este, las categorizaciones tradicionales son difíciles de entender y se necesitan nuevos paradigmas para describir esta condición de tránsito perenne y las mutaciones genéticas, el cambio climático o las migraciones son las consecuencias más visibles. La adaptación y la evolución biotecnológica conducen inevitablemente a la extinción o fusión de las especies conocidas y al nacimiento de nuevas, más resistentes y efectivas, interconectadas de manera rizomática por lazos sin precedentes.

Francesco Pacelli y las delicias de Vogelkop Ballad

De acuerdo con esta visión el ave voladora Vogelkop, un ave típica de Nueva Guinea, representa una figura paradigmática: recolecta objetos de fragmentos de desechos industriales y materiales orgánicos con fines seductores y decorativos. Francesco Pacelli elije esta peculiar ave como metáfora para crear un escenario imaginario, tanto plausible como probable, donde viven especies contaminadas.

En la nueva obra de Pacelli la biología y la tecnología se fusionan y crean nuevas entidades tecnorgánicas que pueden considerarse construcciones socioculturales; un nido vacío, un grupo de estalactitas y estalagmitas híbridas (Cas9) cuyas sedimentaciones milenarias han generado dientes; algunos corales (Éxodo) con diminutos globos oculares que, separados del cuerpo, se propagan de forma viral como exploradores microprotésicos, quizás depredadores, de un hábitat constantemente desconocido debido a su velocidad de transformación; dos gorras de plástico (Los tripófilos), tal vez cascos primordiales para viajes virtuales o exoesqueletos calcificados que esperan órganos.

El diorama de Francesco Pacelli se asemeja a una simulación de laboratorio, es una exposición hecha con materiales heterodoxos: resinas, pigmentos, esmaltes industriales, cerámicas y luces led. Medios mixtos en definitiva, esculturas tradicionales combinadas con herramientas digitales contemporáneas. La tecnología, la industria y la artesanía se mezclan, Pacelli experimenta con conocimiento prácticas multidisciplinares y formaliza objetos complejos, piezas con materiales y lenguajes híbridos.

Francesco Pacelli y las delicias de Vogelkop Ballad

Francesco Pacelli y las delicias de Vogelkop Ballad

Francesco Pacelli y las delicias de Vogelkop Ballad

Francesco Pacelli y las delicias de Vogelkop Ballad

Francesco Pacelli y las delicias de Vogelkop Ballad

Francesco Pacelli y las delicias de Vogelkop Ballad

Francesco Pacelli y las delicias de Vogelkop Ballad

Francesco Pacelli y las delicias de Vogelkop Ballad

Francesco Pacelli y las delicias de Vogelkop Ballad

Francesco Pacelli y las delicias de Vogelkop Ballad

Francesco Pacelli y las delicias de Vogelkop Ballad

Imágenes Luca Tavera | © 2018 Francesco Pacelli

Texto Rossella Moratto

Francesco Pacelli
Vogelkop Ballad
Comisaria Rossella Moratto
23.11 – 14.12.2018
Spazio Display
Parma

www.francescopacelli.com
www.spaziodisplay.com