Futuras Licenciadas es el nuevo sello discográfico guay. Un proyecto DIY y Made in Spain que promete ¡y mucho!

¿Cómo nace un sello discográfico? ¿Qué es un sello de música? ¿En qué consiste un sello musical? De estas y otras cosas hemos hablado con el sello valencino Futuras Licenciadas. Un proyecto que nació simplemente porque Carlota Diaz (Valencia, 2000) quería auto-publicarse su primer lanzamiento. Y así nació Futuras Licenciadas en el año 2019. Una iniciativa de la propia Carlota junto a Sandra Blaya (Murcia, 1993) y Miguel Alemany (Valencia, 1996). De momento, Futuras Licenciadas está en Bandcamp y trabaja con artistas de corte DIY. A caballo entre Argentina y España, el sello se caracteriza por la autenticidad y la originalidad. Esto sí que tiene futuro.

Sello guay de música: Futuras Licenciadas

¿De dónde viene el nombre de Futuras Licenciadas? Es el título de una canción de Los Lagos de Hinault. Referentes totales del pop nacional.

¿Quiénes formáis este sello de música? Somos Carlota, Miguel y Sandra. Carlota y Miguel viven en València, y Sandra es de Cartagena pero vive en Barcelona.

¿Cómo trabajáis en un momento como este con el distanciamiento? En Futuras Licenciadas ya existía el distanciamiento social ya que vivimos en ciudades diferentes. Lo mismo nos ha pasado con nuestras bandas, desde un principio nos acostumbramos a trabajar a distancia. A veces se nos hace un poco difícil, pero hoy en día gracias a Internet todo es posible. Durante el confinamiento hemos ido manteniendo y creando planes a corto, medio y largo plazo con las bandas y artistas, ya fuese por videollamada o por whatsapp, intentando no caer en pensamientos o discursos negativos. Hemos intentado mantenernos activos en redes sociales, y estuvimos presentes en la oleada de conciertos en streaming que organizó a nivel internacional el Cuarentena Fest. De hecho, Sandra fue una de las organizadoras del festival.

¿Qué tienen en común los artistas de vuestro sello? Todos siguen la filosofía del DIY. Son artistas emergentes que no tienen acceso a grandes recursos para desarrollar la música, que utilizan la música pop como forma de celebración, vía de escape, e incluso como reivindicación y que entienden el sello como una pequeña gran familia.

Arriba: Carlota, Miguel y Sandra de Futuras Licenciadas

Sello guay de música: Futuras Licenciadas

¿Cómo ha sido crear un sello para autopublicarse y que termine siendo un sello de manera oficial? Aunque al principio no tuviéramos nada planeado después de publicar el primer EP de Carlota, siempre pensamos en el sello con la intencionalidad de que fuese un “sello oficial” que se auto-editase, que celebrase propuestas jóvenes y que fuese una especie de trampolín para que nuestros artistas puedan conseguir lo que buscan con la música (ya sea vivir de ello, compaginarlo con otros trabajos o publicar un único disco). Cuando empezamos realmente no sabíamos muy bien dónde nos estábamos metiendo, pero teníamos muchísimas ganas de aprender y creíamos (y creemos) necesario fomentar el desarrollo de artistas y bandas emergentes para reactivar la escena musical local y nacional. Siempre hemos sido fervientes asiduas a los conciertos y festivales, y hemos estado apoyando a muchas bandas emergentes locales. Y cuando apareció Carlota, se dieron las condiciones perfectas para que pudiéramos formar parte de ese panorama underground que tanto amábamos y que tanto queríamos ayudar a crecer.

¿Creéis que un sello de música debería ser político? Me refiero, con todo lo que está ocurriendo BLM, coronavirus, cambio climático, ¿creéis que hay que ser político o posicionarse? Dentro del sello compartimos muchos ideales y tenemos una base social bastante parecida. Somos personas muy activas en temas de conflictos sociales y pensamos que la mayoría de nuestro público también comparte nuestra forma de pensar. A medida que vamos creciendo somos en mayor o menor medida un altavoz y tanto músicos como trabajadores de la industria tenemos que denunciar y solidarizarnos con las causas que defendemos. Por eso pensamos que siempre hay que posicionarse en situaciones de injusticia social, sin caer en el oportunismo en forma de marketing de muchas empresas. Sin ir más lejos, las desigualdades dentro de la industria musical y el papel de la mujer en esta, son reivindicaciones que queremos aplicar en el día a día de nuestro sello.

Arriba: Sandra, Carlota y Miguel de Futuras Licenciadas

Para quien no lo sepa, ¿cómo funcionan los sellos de música? El concepto de sello discográfico abarca (normalmente) la distribución física y digital de las bandas a las que se editan. Pero por problemas de liquidez derivados de la crisis de 2008 se creó un concepto mucho más amplio de los sellos donde se incluían funciones de management, comunicación e incluso booking. Así que cuando vinimos al mundo como sello nos vimos un poco abocados a abarcar esas tareas. Que no se malinterprete, nos encanta hablar con la prensa, organizar conciertos y sacar música. Creo que llevar a un concepto más holístico a nuestras bandas nos hace cumplir y conocer mejor y de manera más completa todas las necesidades que tengan. Y ya de manera interna, nosotras nos organizamos como un colectivo o cooperativa, y si bien repartimos algunas tareas (redes sociales, prensa, logística…) vamos bastante a una en todo y tomamos las decisiones en consenso.

¿A quién os gustaría llevar o con quién os gustaría trabajar? Lo estuvimos hablando hace poco y llegamos a la conclusión de que cualquier banda joven y emergente que nos flipe y que encaje con la filosofía de Futuras Licenciadas es bien recibida en la familia. Nos encantaría ser para nuestras bandas lo que Birra y Perdiz a Kokoshca.

¿Qué estáis escuchando ahora mismo? (Sandra) fresquito & mango, malamute, aiko el grupo, interrogación amor, mujeres y jeff rosenstock. (Carlota) Malamute, Rondó del concierto en Do mayor de Oboe de Mozart, Jonathan Bree, Varsity, Llorarás por mí – Chapa C. (Miguel) Alien Tango, Kiki D’Akí, Part Time, Marie Davidson, Belako y Rubén Blades.

¿Cómo os gustaría que fuese el mundo tras el coronavirus y cómo creéis que será realmente? Creo que nos gustaría que todo fuese como era antes, aunque la realidad hará que nos cueste volver a los conciertos por miedo o por problemas económicos derivados de la crisis sanitaria.

Planes para este 2020. Editar nuestras primeras referencias en vinilo, algún casete más, que Carlota saque de una vez su EP, que nuestras bandas toquen todo lo que quieran y puedan, y poder planificar cosas a nivel internacional con nuestras bandas de fuera aunque sea en vistas al año que viene.