El Evangelisches Elisabeth Konigin Hospital, en Berlín, creó una isla holística para pacientes jóvenes con problemas psiquiátricos en cooperación con la agencia creativa :: dan pearlman.

ISLA DE ELISE, UN PROYETO HOLÍSTICO
ISLA DE ELISE, UN PROYETO HOLÍSTICO
Los niños del Departamento de Psiquiatría de Niños y Adolescentes en el Hospital Konigin Evangelisches Elisabeth Krankenhaus (KEH) en Berlín, nunca más estarán solos. Además de los médicos y enfermeras, los pequeños pacientes estan desde el pasado octubre, acompañados por la Princesa Elise.
Ella es la protagonista de la historia contada a niños y adolescentes cuando llegan a la institución: Cuando era joven, la princesa Elise inventó su propia isla, con arena dorada, palmeras, rocas donde rompían las olas y refugios donde se podía esconder cuando lo necesitaba. Allí estaba siempre segura. Ahora que es ya una abuela, Elise sabe que ya ha decidido compartirla con los pequeños pacientes del Hospital. La leyenda fue creada y implementada por la agencia creativa alemana Dan Pearlman, que trabajó estrechamente con los psiquiatras del KEH durante más de diez meses. El proyecto de la Isla de Elise se trata en una terapia holística, donde el diseño tiene un papel central, lo que representa un enfoque completamente nuevo de la psiquiatría infantil y adolescente.
Cada habitación está diseñada en términos de forma, color, materiales, luz y aire, con el objetivo de promover una atmósfera positiva, de seguridad y cooperación, aprovechando el poder de la imaginación de niños y adolescentes para su curación. El desafío es equilibrar las obligaciones de los profesionales de la terapéutica con las necesidades emocionales de los niños.
Y la respuesta ha sido positiva. Según los psiquiatras del KEH, los jóvenes están relajados y el nivel de agresión ha disminuido. “Los objetivos originales y los resultados de ahora se adaptan perfectamente”, dice Alexander Eberle, director del proyeto en :: dan pearlman.

ISLA DE ELISE, UN PROYETO HOLÍSTICO
ISLA DE ELISE, UN PROYETO HOLÍSTICO
ISLA DE ELISE, UN PROYETO HOLÍSTICO
ISLA DE ELISE, UN PROYETO HOLÍSTICO
Es la primera vez que la agencia, especializada en la gestión de marcas, está involucrada en un proyecto en el ámbito social. Unidos a uno grupo de diseñadores, arquitectos, expertos en comunicación y estrategia, la empresa está dirigida al desarrollo de marcas. Esta vez, usó su experiencia para hacer a “KEH brillar con los valores y el comportamiento de una marca”.
La agencia :: dan pearlman se dio cuenta de que esta perspectiva sobre el diseño puede adaptarse a otros escenarios sociales, por ejemplo, en el jardín de infancia o las instituciones sociales.
El proyeto de la Isla de Elise se dividió en tres unidades: la Sandburg (castillo de arena) para los más pequeños, la Palmenhutte (choza de palma) para los pre-adolescentes y Klipper (un bote al mar), para los adolescentes.
Los pacientes entre tres y seis años que ingresan en el Sandburg se han convertido en “los niños que viven en las dunas”. Kallee, el cangrejo, es la mascota de la zona donde el azul, el color beige y naranja dominan. Una vez más, los espacios fueron diseñados para permitir a los niños a observar su propio entorno sin involucrarse, como el cangrejo. Los niños entre siete y trece se encuentran en la zona verde, la Palmenhutte. Éstos pertenecen a Coco, el loro. Simbólicamente, esto influye en los jóvenes a asumir riesgos, valorar sus capacidades y alcanzar nuevas alturas.
Los de más edad, entre trece y dieciocho años han Klipper reservado. Aquí hay la mascota Rocko, el perro. Esta es la figura que representa a la búsqueda de la independencia y la individualidad. Los jóvenes que se conoce como rock-fellows, los amigos que viven en las rocas.
Este proyecto tuvo su génesis en el uso de símbolos, colores y ambientes basados en el conocimiento médico y las habilidades de los arquitectos y los diseñadores para darles forma. La influencia de los colores en el cambio de estado de ánimo ya se conoce. Su uso en el hospital tiene una multitud de beneficios: se promueve el sentido de la orientación, la motivación, en el caso del verde, ayuda a curar, como la naranja, o reducir los niveles de estrés en el caso de los azules.
La Isla de Elise es un proyecto muy importante para :: dan pearlman y KEH, especialmente porque los niños con estos problemas están aumentando en nuestra sociedad. “El diseño de un ambiente terapéutico moderno, “patient-friendly”, es la prioridad de nuestro concepto”, dice el director de KEH, North Rainer, “esperamos haber creado un proyecto que sirva de referencia”.