ITHAKA-festival-4 Ithaka, nuevo festival extremeño de electrónica

Del 21 al 22 de septiembre comienza la nueva y primera edición del recién nacido festival Ithaka: electrónica nacional en un castillo del siglo XIII de Extremadura.

En un momento en el que los festivales no saben muy bien hacia dónde ir (o eso parece) y la duda está entre si ser pequeños pero con espacios increíbles y acogedores y/o grandes y masivos con nombres internacionales de lujo, parece que no existe la posibilidad de nuevas propuestas. Pues bien, ha nacido la primera edición del festival ITHAKA en Extremadura, que pinta ¿por qué no decirlo? bastante bien. Hemos hablado con ellos para conocer mejor este festival y, sobre todo, ver en qué se desmarca de los demás y, sobre todo, por qué deberías ir.

¿Cómo nació el festival ITHAKA?

ITHAKA nació en una pista de baile -o en muchas- a raíz de múltiples conversaciones sobre la posibilidad de montar cerca de casa un evento que fuese mezcla de aquéllos que habíamos experimentado en algunas ocasiones tanto dentro como fuera de nuestras fronteras. Proyectos que nos habían cautivado por la potencia de su propuesta musical y su capacidad de hacer viajar a un público que, tras varios días de música y diversión, volvía a casa exhausto pero con una sonrisa de oreja a oreja, feliz de haber vivido una experiencia así.

¿Por qué este nombre?

Tomamos prestado nuestro nombre del poema homónimo de Kavafis, que habla de la importancia del camino frente a alcanzar el destino en sí mismo.

Ésta es la forma en que nosotros entendemos estas experiencias musicales: como un viaje hacia el interior que es, a la vez, uno muy social y que cuenta con un fuerte componente lúdico y festivo; como una experiencia artística colectiva que busca que el público se vea inmerso completamente en ella.

¿Quién hace la selección musical?

La desarrollamos entre varios miembros del colectivo con ayuda de amigxs y artistas que nos mandan recomendaciones durante el proceso de selección.

¿Cuál es el concepto musical o la idea que hay detrás de ITHAKA?

Nuestro objetivo es crear el viaje del que hablábamos, marcado por una estimulante programación musical que le devuelva a uno a casa con la sensación de haberse visto expuesto a algo completamente nuevo, con ganas de revivir y volver a escuchar lo descubierto a lo largo del fin de semana.

En Medellín, conduciremos al público a través de varios ambientes que variarán en función de los momentos del día: desde los sonidos más ambientales, experimentales y orgánicos durante las horas solares hasta los más puramente orientados al baile en horario nocturno.

Las localizaciones que nos servirán de escenario para este viaje no podrían ser mejores: la playa fluvial de Medellín, su plaza mayor y su imponente castillo del siglo XIII, donde se sucederán todas las actuaciones en horario nocturno.

¿A quién os gustaría traer?

De momento el cartel de esta edición ya está completo y preferimos no hablar de lxs artistas que no hemos podido traer porque cabe la posibilidad de que volvamos a intentarlo de cara al año que viene con algunos de ellos.

¿Quién os gusta más de este cartel?

Todos los artistas que actuarán en ITHAKA han sido escogidos por su valor musical y su adecuación con nuestra filosofía programática, a todos ellos nos suscribimos y a todos los queremos por igual.

No obstante, estamos muy orgullosxs de poder recibir este año a varios proyectos especialmente interesantes como Sound Tales, agrupación que dirige Coco Díez que fusiona instrumentos de percusión tradicional como batería y timbales con cajas de ritmos y otros elementos de percusión electrónica propios de un Dj contemporáneo; Ambphi de Damian Schwartz, una pieza que está diseñada para escucharse dentro y fuera del agua y que tendremos el placer de ver en la playa fluvial de Medellín; o el show en directo de techno experimental de Okkre (Uge Pañeda), que cerrará el festival desde las alturas en el Castillo y que nos tiene absolutamente prendadxs.

¿Qué desmarca ITHAKA de otros festivales?

Con ITHAKA pretendemos alejarnos de las grandes citas musicales y macrofestivales que se rigen puramente por criterios contables, repitiendo programa año tras año y sin arriesgarse o innovar. Lo que nosotros queremos aportar es un concepto de festival fresco que de voz a nuevas propuestas, que deje espacio a la experimentación y a nuevas formas de entender la música sin por ello descuidar el aspecto festivo y social que todo festival debería aportar.

¿Por qué alguien debería ir?

Creemos que es una gran cita para cualquier amante de la música que esté abierto a cosas nuevas y esté dispuesto a dejarse sorprender y pasárselo bien en un entorno tan impresionante como es el complejo histórico de Medellín y su Castillo, donde tendrá lugar una gran parte de las actuaciones durante el festival.

ITHAKA-festival Ithaka, nuevo festival extremeño de electrónica

 

¿Y la idea de la localización?

Nuestra colaboración con Medellín y la decisión conjunta de alojar el festival en su castillo parte de la idea de traer eventos de música avanzada a lugares poco comunes e inspiradores, que enriquezcan la experiencia musical y enlacen con temas como la dinamización cultural de espacios de alto valor patrimonial.

Existen ejemplos de eventos similares en el extranjero, aunque no tantos en España a pesar del rico patrimonio histórico e industrial de este país. Es una pena porque creemos que es una forma maravillosa de atraer nuevas actividades y nuevos públicos a espacios como estos -en ocasiones infrautilizados- y vivir una experiencia única en enclaves impresionantes que van un paso más allá de las salas de conciertos o clubs a los que estamos más acostumbrados.

Si va bien, ¿hacia dónde queréis que vaya?

Nos gustaría asentar el festival como un evento itinerante con varias sedes -de ahí el nombre que utilizamos para nuestro proyecto actual en Medellín: ‘ITHAKA Series#1’.  Siempre con una filosofía programática y conceptualización similares pero en un molde totalmente diferente: en localizaciones que nos ayuden a transmitir nuestro mensaje y potencien el viaje que le proponemos a nuestros asistentes.

¿A quién estáis escuchando ahora mismo?

Ahora mismo estamos escuchando mucha producción musical nacional en materia de música de baile y electrónica experimental. Existe una gran cantidad de trabajo excelente que se crea cada año en nuestro país y que pasa desapercibida por varias razones. Especialmente por la falta de un circuito nacional fuerte con visibilidad internacional (clubs, festivales, publicaciones especializadas…) y por la preferencia que existe en nuestro país de importar grandes nombres extranjeros antes que alimentar y potenciar la escena local.

¿Qué vais a hacer para que haya más variedad o sea más equitativo?

En las bases de ITHAKA existe un compromiso fuerte hacia la diversidad (musical, social y de género) según la cual estamos comprometidos a reflejar la rica variedad de artistas que constituyen la espina dorsal de la escena de música avanzada nacional.

En cuanto a lo musical, hemos tratado de dar cabida al mayor número de expresiones y medios posibles dentro de la música avanzada -prueba de ello es el gran número de actos en directo frente a Dj sets con los que contamos. En cuanto a lo social, hemos tratado de contar con artistas de backgrounds totalmente diferentes que comparten un denominador común: la fuerte conexión que, por una razón u otra, mantienen con la escena musical de nuestro país.

La diversidad de género es la parte de nuestro compromiso social que más esperamos mejorar en futuras ediciones: en la presente edición nos acercamos al 30% de representación femenina con respecto al total de artistas programados. Esta cifra supera sólo en unos pocos puntos porcentuales a la de grandes citas musicales como el Sonar, que comienzan a prestarle atención a la cuestión de género después de la presión de múltiples iniciativas que luchan por aumentar la representatividad de las mujeres en la industria de la música (tales como las plataformas internacionales Shesaid.so, Keychange o la española Mujeres y Música). Una cifra que es, en cualquier caso, mejorable

Somos conscientes de esta problemática y ése será el tema central a trabajar de cara a la programación de ITHAKA 2019, cuando aspiramos a alcanzar un programa plenamente equitativo desde la perspectiva de género. Algo que, esperamos, no nos resultará difícil ya que un gran número de nuestros productores y Djs favoritos son mujeres.

Planes para el futuro.

Muchos, pero todavía no podemos desvelarlos. Sólo decir que estamos preparando algo muy especial para el año que viene, en la que sería nuestra segunda edición.

Si te ha picado la curiosidad sobre este festival y quieres saber más sobre él, no te pierdas su web, su Instagram o su página de Facebook  (o también puedes ir, claro). Y si quieres ver otros festivales que se avecinan, consulta Neo2.