MAÏA VIDALMAÏA VIDAL, LA NINFA CONTEMPORÁNEA MÁS COSMOPOLITA Y VANGUARDISTA NOS HABLA DE SU SEGUNDO DISCO “SPACES”

Tras “God Is My Bike” sus sonidos pop-folk han acentuado su tendencia más oscura y se puede ver su influencia y pasión adolescente por el punk y sus discos en los que versionaba a Rancid. En ese primer disco, editado por Crammed/Karonte en el 2011, Marc Ribot la acompañó en las guitarras y supuso el éxito internacional como cantautora en solitario. Con tan solo 25 años, esta californiana de nacimiento y francesa de adopción, que en el año 2009 se trasladó a Barcelona, ya que, como ella misma dice, en la Ciudad Condal le brota la creatividad. Sus sonidos casi místicos, intensos, recuerdan a Cocorosie, Joana Newson, Yann Tiersen o Pascal Comelade. Una apuesta segura a la tendencia naïve que actualmente está surgiendo en el panorama musical internacional. Hemos tenido la oportunidad de hacerle unas preguntas y, encantadora y divertida, nos ha permitido formar parte de su personal visión del mundo. Bienvenidos al mundo de Maïa.

¿Cómo definirías tu música? ¡Siempre la primera pregunta es la más difícil! ¡Aún no sé cómo responder a esto! Estoy esperando a que la escuchen para definirla.

¿Y cómo definirías tu estética? ¿Por qué te has decantado por una estética tan años 90? (en cuanto a los bindis) ¿Años 90? ¿De verdad? Yo lo veo más “Princesa Duende Especial”, pero no puedo huir tampoco de los 90’s, que yo he crecido en esa década. Por lo de los bindis, es más mis experiencias en India cuando era niña. Mi padre tenía un gurú en India y cuando íbamos a visitarlo cuando era niña (entre los 7 y los 12 años), ¡siempre llevaba bindis!

¿Por qué has titulado tu álbum “Spaces”? SPACES☆ se refiere a dos tipos de ‘espacio’, el espacio cósmico y los espacios íntimos. Cada canción en este álbum es un espacio diferente, espacio físico – una canción va dentro del cuerpo humano, una que va sobre la luna – y temporal también – pasan del futuro al pasado, de la vida real a la ficción. Y como cada tema en sí es su propio mundo, también tiene su propia realidad, vocabulario, y leyes.

¿En tu opinión, cuál es la gran diferencia entre “God Is My Bike” y “Spaces”? Para mí, hay una gran diferencia de sonido pero también de contenido. Por lo que era la música, desde el principio me había dicho que querría hacer algo ilimitado. ¿Qué quiero decir? Con “God Is My Bike”, todos los instrumentos eran pequeños y acústicos y podía llevarlos por el mundo sobre mi espalda. Era una forma de independencia total. Pero con SPACES☆, me he dicho que no tenía que pensar en lo que se podía llevar al escenario, de no pensar en el “live” o la gira, entonces salieron arreglos mucho más ricos (tipo coros de 40 personas, piano de cola, orquestas sinfónicas). Pero también, en vez de escribir temas sobre mí y mis experiencias (como en God is My Bike) con SPACES☆, he mirado más hacia fuera para mi inspiración. Es tan personal como el primer disco, pero en vez de auto retratarme, exploro más mis ideas y pensamientos, literatura que me inspira, mantras personales, el medio ambiente, etc.

MAÏA VIDAL

¿Cuál es tu canción favorita de “Spaces”? No puedo elegir una favorita, pero el tema que me define más es “Everything is Beautiful”. Tal vez es uno de los temas más caóticos e incomprensibles, pero demuestra perfectamente el caos y dulzura, y entusiasmo y gravedad que hay dentro de mí. Habla de mi mantra personal – hay que vivir cada día como si fuera el último – y también cita a Kurt Vonnegut en su libro “Slaughterhouse Five” que dice ‘Everything was beautiful and nothing hurt.’ (todo era hermoso y nada dolió).

¿Por qué has grabado tu disco en Barcelona? Es aquí donde vive mi creatividad…He vivido en muchos sitios pero nunca me he sentido tan inspirada a componer, grabar, y explorar mis deseos musicales. He buscado todo mi vida para encontrar un sitio así, y ahora que lo tengo, ¡no lo quiero dejar nunca!

Cuéntanos lo que quieras, detalle o momento, especial, sobre la grabación de este segundo disco.

Lo que era divertido con SPACES☆ es que, como estaba de gira mucho en 2012, el disco se ha grabado en pequeños momentos durante 7 meses. Como no podía estar un mes entero grabando, era una semana aquí, otra allá, y este tiempo ha dado mucho aire a los temas para respirar, para evolucionar, para cambiar durante los meses. Había mucha polinización cruzada entre temas, y a veces las letras y la música han evolucionado separadamente… Por ejemplo con Space, la primera canción, ha empezado con experimentaciones de teclado en el estudio que habíamos grabado porque molaba el sonido. Luego escuchando este trozo de música en un tren entre París y Bruselas, me vinierona a la cabeza las letras y las he cantado dentro de mi iPhone para acordarme. Cuando hemos vuelto al estudio para grabar, había una canción que nació en experimentación, creció en un viaje, y ha explotado en el estudio.

¿Cómo crees que ha influido el haber nacido en un país y haberte criado y madurado en otros?
Desde que era pequeña, tenia muchos modelos en mi familia de gente que vive en un país que no es el suyo. Mi abuela es japonesa y cuando tenia 20 años, se fue de Japón para vivir en Ithaca, Nueva York, y aunque cada año, visita su país, es muy japonesa, vivirá siempre en los Estados Unidos. También mi padre, que es francés, llegó a Estados Unidos cuando teníaa 25 años y ha vivido allí por otros 25. Me han dejado claro desde siempre de que se puede querer a tu país y tus raíces, ¡pero se puede transplantar! Es así para mi música. Me siento ciudadana del mundo, con un montón de influencias (francesas, japonesas, balcánicos, africanos o lo que sea) Todas son mías.

¿Cómo ha sido tu último concierto en Barcelona? ¿hay algún concierto que recuerdes con especial cariño? Hemos presentado SPACES☆ en la sala Luz de Gas, ¡ha sido una noche muy mágica! Después de llevar casi 4 años viviendo aquí, ha sido un honor poder presentar mis nuevas canciones al público. Los conciertos que recuerdo con más cariño siempre han sido en Barcelona, desde la salida de mi primer EP (bajo el nombre Your Kid Sister) en el Inusual Project en 2010, al festival BAM en 2011, siento que el público aquí es mi público.

¿Tus mayores influencias musicales y artísticas en general? Siempre van cambiando, pero artísticamente mi influencia mas importante es mi abuela japonesa. Ella es artista y arquitecta y aunque tenga 75 años, es la persona mas productiva y emprendedora que conozco. Es ella la que me ha dicho que si tienes algo para expresar, es tu deber expresarlo y compartirlo con el mundo. Yo he vivido con ella cuando era niña y de verla siempre trabajando, cambiando entre dibujo, escultura, arquitectura y colaboraciones de danza moderna, me ha hecho soñar y me ha enseñado que el arte es fluido y no hay que estar casado a con una sola disciplina.

Si tuvieras que definirte a ti misma, ¿qué adjetivos usarías? Soñadora pragmatista, romántica nihilista, anciana niña, impetuosa simpática, tormenta artística.

Proyectos a corto y largo plazo. ¡Más música, más vídeos, más vida! Ya he escrito 7 temas nuevos y tengo muchas ganas de empezar todo el proceso otra vez, pero también estoy creando videoclips y colaborando con artistas, por lo que mi mente está llena de sueños y entusiasmo.