Mazda eléctrico MX-30: la fusión orgánica con el entorno

Mazda MX-30 define el primer modelo 100% eléctrico de la marca de Hiroshima, creado en respuesta a la creciente demanda de vehículos eléctricos entre los europeos más concienciados con el medio ambiente: configurado para escapar de los límites de lo convencional y transformar los viejos conceptos.

Con la llegada del Mazda eléctrico MX-30, la compañía abre una nueva página en su historia determinando una visión de futuro en la que los coches coexisten de forma sostenible con el planeta y la sociedad. Además, todos los modelos de Mazda se basan en la filosofía JinbaIttai, en la fusión entre el conductor y su vehículo. El objetivo es conseguir que el Mazda eléctrico MX-30 reaccione instantáneamente a las intenciones del conductor, para que el ser humano y la máquina se muevan como una sola entidad. De este modo, la carrocería, los asientos y los propios ocupantes se comportan como un todo orgánico y el Mazda eléctrico MX-30 responde casi como si fuera una extensión del cuerpo del conductor. Todo lo cual se traduce en más seguridad, más tranquilidad y más placer de conducción.

Mazda eléctrico MX-30: la fusión orgánica con el entorno

Bajo esta perspectiva, el Mazda MX-30 sobresale por un exterior decididamente minimalista, con puertas freestyle sin pilar central -las puertas delanteras se abren 82° hacia adelante, mietras que las traseras se abren 80° hacia atrás- y una carrocería que no solo es robusta sino que absorbe con eficiencia la energía y ofrece una excelente seguridad en caso de colisión.

Mazda eléctrico MX-30: la fusión orgánica con el entorno

Por otro lado, el interior del Mazda eléctrico MX-30 está diseñado para producir en los ocupantes la sensación de estar “envueltos en un espacio abierto”. Por ejemplo, la bandeja de la consola central es de corcho natural, así como en las molduras de las puertas se ha utilizado una fibra -obtenida a partir de la reutilización de materiales plásticos- con una textura que parece contener aire, con la que se potencia la sensación de espacio en el habitáculo. Además, Mazda ha sustituido la tapicería de piel auténtica por una alternativa vegetal.

Tecnologías y seguridad

A través del Mazda eléctrico MX-30, la marca introduce una nueva tecnología de propulsión eléctrica denominada e-Skyactiv. Con una potencia máxima de 107 kW/145 CV, una entrega de par máxima de 270,9 Nm y tracción delantera, el MX-30 acelera de 0 a 100 km/h en 9,7 segundos.

Mazda eléctrico MX-30: la fusión orgánica con el entorno

El sistema de propulsión e-Skyactiv se basa en una batería de iones de litio de 35,5 kWh. Con un consumo de 19 kWh/100 km y 0 g/km de emisiones CO2 (WLTP, ciclo combinado), el Mazda eléctrico MX-30 ofrece una autonomía de 265 km (consumo mixto autovía – ciudad), muy por encima de los 48 kilómetros que los europeos conducen de media cada día. Además, la batería del Mazda MX-30 puede cargarse del 20 al 80% en 3 horas con corriente alterna o en 36 minutos con corriente continua, un factor ideal para desplazamientos urbanos y trayectos diarios.

Junto a esto, las tecnologías de seguridad avanzada i-Activsense del Mazda eléctrico MX-30 se han reforzado con una nueva funcionalidad añadida al sistema de frenada de emergencia pre-impacto (SBS), Turn-AcrossTraffic, que evita colisiones en las intersecciones.

Mazda eléctrico MX-30: la fusión orgánica con el entorno

Igualmente, el Mazda eléctrico MX-30 cuenta con la tecnología EmergencyLaneKeeping, con asistente de mantenimiento en carretera, diseñada para ayudar al conductor a mantenerse en su carril en vías con bordillos u otros elementos visibles de delimitación de la calzada, e incluso en ausencia de marcas en la carretera. Este sistema también se combina con el asistente de ángulo muerto y previene accidentes en los cambios de carril.

Más novedades

Otro de los elementos más destacados del Mazda eléctrico MX-30 es la consola central flotante, independiente del salpicadero y de los componentes que la rodean. Alberga la nueva pantalla LCD TFT de 7 pulgadas, que ofrece al conductor distinta información en un formato claro y condensado, ideal para entender los datos al instante con una mínima distracción visual. Además, dicha pantalla sirve como panel táctil de control del climatizador y permite regular la temperatura, la ventilación y la calefacción de los asientos. Mientras, la pantalla Head Up Display proyecta información en el parabrisas, directamente en la línea de visión del conductor para reducir al mínimo la distracción.

Mazda eléctrico MX-30: la fusión orgánica con el entorno

Mazda también ha desarrollado un sistema propio de pedal motor para el Mazda eléctrico MX-30, creado a partir del pedal del acelerador tradicional, con el que reduce el tiempo de reacción del vehículo a la presión del pedal. Otra innovación del Mazda eléctrico MX-30 son las levas integradas en el volante, que redondean el placer de conducción de un vehículo eléctrico.

Mazda eléctrico MX-30: la fusión orgánica con el entorno

Paralelamente, el Mazda eléctrico MX-30 incorpora la última versión de Mazda Connect, que incluye mejoras tales como un inicio más rápido, mayor calidad de imagen y sonido, sensor giroscópico 3D integrado y una función de búsqueda por palabras que permite a los usuarios buscar destinos con solo introducir combinaciones de palabras clave. Como en todos los nuevos modelos de Mazda, este sistema es compatible de serie con Apple CarPlay y Android Auto.

Funciones de interés

Mazda también tiene previsto agregar funciones de interés para los modelos eléctricos; por ejemplo, enviará al propietario una notificación al teléfono en caso de que se olvide enchufar el cable de carga. Asimismo, se podrá controlar el estado de carga con un temporizador, será posible monitorizar el proceso de carga, consultar el estado de la batería y ajustar el climatizador del vehículo desde la aplicación móvil MyMazda. E incluso se introducirá la capacidad de búsqueda de estaciones de carga, con la posibilidad de enviar la geolocalización al sistema de navegación.

Mazda eléctrico MX-30: la fusión orgánica con el entorno

Hay otras novedades de tipo más general, como el control remoto del climatizador (incluida la ventilación del parabrisas y el funcionamiento de la luneta trasera), control remoto del sistema de cierre centralizado y estado del vehículo (presión de los neumáticos, cierre de las puertas, etc.). A fin de cuentas, todo listo y preparado para que tú y tus pasajeros viajéis cómodamente y sin ningún problema.

Mazda e Iberdrola, en contacto

Mazda España ha firmado un acuerdo con Iberdrola para el suministro de puntos de recarga para vehículos eléctricos, así como otros servicios asociados. Así, la iniciativa permitirá a Mazda ofrecer un punto de recarga de forma totalmente gratuita a los clientes que adquieran el nuevo modelo 100% eléctrico de la marca de Hiroshima, el Mazda MX-30.

Mazda eléctrico MX-30: la fusión orgánica con el entorno

El equipo, un Wallbox Pulsar Plus de 7,4kW, será suministrado por Iberdrola, que ofrecerá también sus soluciones energéticas y digitales -el Plan Vehículo Eléctrico de Iberdrola permite la recarga a un coste de 0,5€ los 100 km con energía 100% renovable-, tanto en el domicilio como en la red de infraestructuras de la vía pública.

En este sentido, no hay que olvidar que Iberdrola decidió reforzar su plan de movilidad sostenible, destinando más inversiones -un total de 150 millones de euros- a intensificar el despliegue de puntos de recarga de vehículo eléctrico en los próximos cinco años. Es más, se prevé la instalación de cerca de 150.000 puntos de recarga para vehículo eléctrico, tanto en hogares, como en empresas, así como en vía urbana, en ciudades y en las principales carreteras y autovías.

 

El precio del nuevo Mazda eléctrico MX-30 en España comienza desde los 30.375 euros (Al que se le puede descontar también ayudas autonómicas)

 

+ www.mazda.es