'Merzbau-Garten' en Kinderhook & Caracas

Kinderhook & Caracas, espacio artístico de la escena independiente de Berlín, ha desarrollado “Merzbau-Garten”, un proyecto en módulosque se ha presentado durante 2020 y que se extiende a 2021 por archiconocidas razones. Tres módulos que combinan conceptos y obras de varios artistas, escritores y diseñadores.

Merzbau, la primera parte del nombre del proyecto, proviene de la obra homónima del artista dadá alemán Kurt Schwitters. Durante casi 15 años —desde 1923 (tras la Primera Guerra Mundial), hasta 1937 (cuando emigró a Noruega)— Schwitters ocupó espacios de su estudio y del piso en el que vivía en Hanóver. A este proyecto lo llamó Merzbau. Sobre las paredes fueron apareciendo columnas, y sobre éstas, otras que contenían huecos que albergaban diversas reliquias del autor, de su familia y de sus amigos: agujetas, pinceles, colillas de cigarro, puentes dentales, desechos, etc. La Merzbau fue destruida en 1943 (casi al final de la Segunda Guerra Mundial) año en que los aliados asediaron la ciudad de Hanóver.

Del mismo modo, el espacio de Kinderhook & Caracas,literalmente situado delante de la vivienda de las artistas visuales Sol Calero y Christopher Kline, ha ido acumulando orgánicamente a lo largo del año intervenciones arquitectónicas, obras de arte y vida vegetal —de aquí la segunda parte del nombre del proyecto, Garten (jardín)—.

'Merzbau-Garten' en Kinderhook & Caracas

Merzbau-Garten está estructurada en tres módulos que se acumulan y van llenando paulatinamente el espacio. Dos de ellos ya están instalados. El tema central de cada módulo se determina a través de un diálogo establecido entre los creadores que intervienen. Además el proyecto recoge en una publicación paralela y no lineal, las contribuciones de todos los participantes. Y cuando el virus lo permite, un programa de encuentros físicos acompaña la exposición.

Merzbau-Garten funciona como un dispositivo de exhibición y una arquitectura que busca construir conexiones a la vez que muestra fragmentaciones y pliegues. Además, va parasitando en todo el espacio expositivo ya existente la interpretación subjetiva de las personas que lo intervienen.

El Módulo I gira en torno a la mitología del objeto, los jardines de los artistas, las casas museo y la contaminación.

El maravilloso texto de Jesi Khadivi nos introduce en la historia de la Merzbau de Schiwitters y conecta con el presente. La primera cuarentena impuso el intercambio de emails como modo de comunicación desde el aislamiento de cada uno de los participantes. Santiago da Silva se ha encargado del diseño gráfico. Este primer módulo es de color verdoso y cada pieza tiene su propio folleto que luego formará parte del libro final (cuando se complete el Módulo III).

'Merzbau-Garten' en Kinderhook & Caracas

En el espacio existente de Kinderhook & Caracas se ha colocado una gran estructura de madera realizada por Nest Design. Esta estructura a su vez reproduce infinidad de recovecos. Tiene una escalera y arcos diseñados por Andrea Canepa y railes y barandillas de Valentina Karga. Canepa se ha inspirado en la cosmovisión incaica de tres niveles: el mundo presente (hombres, animales y plantas), el mundo de abajo (muertos) y el mundo del más allá (espíritus). Y en los arcos y formas de la arquitectura erotizada que aparece en los grabados renacentistas venecianos de la historia del enamorado Polífilo.

'Merzbau-Garten' en Kinderhook & Caracas

Esos tres niveles bien podrian estar replicados en la lámpara escultórica a pie de escalera de Paul DD Smith, de la que cuelgan réplicas de algunas de las estatuillas de ídolos que coleccionó Freud.

'Merzbau-Garten' en Kinderhook & Caracas'Merzbau-Garten' en Kinderhook & Caracas

Este colorido laberinto de narraciones multinivel de varias plantas alberga obras como si de un micromundo de fantasías efímeras se tratase. Cada uno de los artistas habita un espacio alterando sus paredes, suelos, techos y estancias. El cianotipo azul de Annika Rixen divide el espacio, la pintura y la alfombra de Kamilla Bischof cubren el suelo y la pared.

'Merzbau-Garten' en Kinderhook & Caracas

En una pantalla plana ubicada en un mini salón se puede ver el video ensayo Not Gone With The Wind de Eli Cortiñas. Al lado está una mesa de juego pensada por Constanza Mendoza. Atmospheric Value of Objects es el juego para 4 o 6 participantes, basado en El sistema de los objetos de Baudrillard.

'Merzbau-Garten' en Kinderhook & Caracas

'Merzbau-Garten' en Kinderhook & Caracas'Merzbau-Garten' en Kinderhook & Caracas

El Módulo II expande la constelación al reino de lo surreal y lo mundano.

Merzbau-Gartenpasa al Módulo II mantienendo esa lógica de albergar y aglomerar orgánicamente. El exquisito texto de Cecilia Valenti arroja notas históricas sobre el hecho de recolectar con respecto a Schwitters y su Merzbau. También habla de la dadaísta Hannah Höch desde una perspectiva de género. Los folletos esta vez son morados, pero también están los verdes del módulo previo.

'Merzbau-Garten' en Kinderhook & Caracas

Continuando una práctica propia del dadaísmo, Merzbau-Garten sigue recolentando trabajos. En este segundo módulo un mural floral de Ad Minoliti cubre el techo. El mural está inspirado en películas infantiles surrealistas como Alicia en el país de las maravillas con plantas y flores gigantes que se apoderan del espacio. También en la decoración de los guarderias infantiles o los recortables del fauvista Matisse.

'Merzbau-Garten' en Kinderhook & Caracas

Igualmente gigante y con ojos es la cara-hoja de Böhler & Orendt, quienes además son autores de la criatura electrónica llamada B.U.D. Siglas que corresponden a Benevolent Utopization Device (dispositivo de utopización benevolente). Este dispositivo personal en forma de capullo de flor de loto regala al espectador humano un aluvión interminable de frases amables y tranquilizadoras.

'Merzbau-Garten' en Kinderhook & Caracas

'Merzbau-Garten' en Kinderhook & Caracas

Mirak Jamal, entre lo mundano y lo utópico, pinta al óleo sobre fotos de mastodónticos edificios de hormigón paradigmáticos de la arquitectura moderna de Berlín. Mientras los diferentes tipos de personalidad están determinados por lecturas pseudocientíficas de los pies en el trabajo de Sophie Erlund & Stephen Kent.

'Merzbau-Garten' en Kinderhook & Caracas

Nuestros tiempos son tan convulsos como los atravesados por el periodo entreguerras de la Merzbau de Schwitters. Ya que la Merzbau-Garten de Kinderhook & Caracas también queda enmarcada por la crispación de un periodo de incertezas y pandemia, entre el fin de la era Trump y la vacuna contra el Covid-19.

'Merzbau-Garten' en Kinderhook & Caracas

Kinderhook & Caracas

Es un espacio de proyectos artísticos fundado en 2011 iniciativa de los artistas Sol Calero y Christopher Kline. Ambos codirijen el espacio. El proyecto lleva el nombre de sus ciudades natales Caracas, en Venezuela y Kinderhook, en Nueva York (EE.UU), respectivamente.

Su actividad se centra en facilitar prácticas artísticas inmersivas y experimentar con diferentes modelos de colaboración. Trabajan predominantemente con artistas, escritores, cineastas, músicos y pensadores con sede en Berlín.

Durante todo el programa de 2016 y 2017, Kinderhook & Caracas trabajó en y sobre CONGLOMERATE, un proyecto colaborativo pensado a modo de obra de arte total —Gesamtkunstwerk— presentado en forma de red de televisión, producido en colaboración con otros creadores. El fascinante resultado puede verse online en www.conglomerate.tv.


Más información sobre el próximo Módulo III en www.kinderhook-caracas.com

Imágenes: Cortesía de Kinderhook & Caracas, Fotos (c) Joe Clark