MODALISBOA

COLECCIONES MODALISBOA OTOÑO INVIERNO 08/09

Nueva York, Londres, Milán, París y… ¿Lisboa? Acudimos a la semana de la moda portuguesa pero ¿son sus propuestas para invierno 09 suficientemente brillantes como para que despunte en el pódium de las capitales de la moda?

MODALISBOA

“Lo que importa es la calidad, no la cantidad” y “para gustos, colores” son dos dichos que vienen a la mente después de visitar Moda Lisboa. Generalidades: más de una performance coja en las que se presentaban prendas sin mucha coherencia, más de un desfile de decenas y decenas de looks sin cohesión alguna con materiales de tienda de todo a cien, más de un estilismo de canal de televisión de compra en casa. Tres cosas que hacen impensable que ésta sea ya su entrega número treinta y sirva como plataforma de una industria que mueve tanto dinero como la moda de un país. Pero quizás sea sólo la prensa la que tenga ese sentimiento de oportunidad desaprovechada: aquélla como diseñador de enseñarle al mundo tu trabajo de forma concisa y efectiva y hacer soñar. Quizás porque a menudo “menos es más”. Pero es posible que para sus diseñadores sea simplemente una ocasión de pasarlo bien y dar rienda suelta a la imaginación a la hora de hacer ropa sin muchas más pretensiones. Todo es relativo.

MODALISBOA

Además siempre hay luz al final del túnel y sí hay talentos que despuntan y aportan algo de sustancia en Moda Lisboa. Por una parte la elegancia sin tapujos de la sastrería de Filipe Faísca, las formas femeninas de Katty Xiomara y los diseños aparentemente simples pero intrincados de Alexandra Moura y Luís Buchinho. Por otra, las propuestas de modernidad 100% de Aleksandar Protich y Lidija Kolovrat. Y eso ya son seis cosas que hacen que valga la pena.

MODALISBOA

Fotos: Rui Vasco