MOËT & CHANDON

DISFRUTA DE SU NUEVA MOËT CHILL BOX

Si estas navidades pensabas adquirir una botellita de Moët Impérial (ese que está hecho con Pinot Noir, Chardonnay y Pinot Meunier), verás que te la entregan en una caja dorada rematada en forma de rombo. ¡No la tires! Se trata de la Moët Chill Box, o lo que es lo mismo, la supercaja isotérmica que te mantendrá tu Moët & Chandon a la temperatura adecuada durante dos horas (ahí es nada). Porque si el champagne de por sí ya aporta glamour a tu mesa, un Moët Impérial más todavía, y si encima lo presentas en una Moët Chill Box, ya ni te cuento.