PARIS FASHION WEEK III

LAS COLECCIONES PARISINAS PRIMAVERA VERANO 2009 AÚN DAN PARA MUCHO MÁS

La colección de Giambattista Valli fue de las pocas donde tenías la sensación de estar viendo un desfile de alta costura en lugar de uno de pret-a-porter. No solo por el estilo que reflejaba sino por la artesanía de su elaboración. El espectáculo estaba concebido como una odisea que empezaba con siluetas minimalista, muy a los años 50, donde se veían referencias a Balenciaga y sus contemporáneos, para terminar en una explosión de tul y metros de telas propia de la alta costura.

PARIS FASHION WEEK III

El comienzo era más comedido con vestidos asimétricos, chaquetas ovoides, y looks mucho más “diarios” interrumpidos por faldas voluminosas con tul que adelantaba lo que iba a ser el final del desfile. Los contrastes en los volúmenes ha sido siempre un sello inconfundible en los desfiles de Valli, el cual adora contrastar tops ajustados con faldas desproporcionadas o viceversa.

PARIS FASHION WEEK III

También le caracteriza el uso de pequeños detalles como, bordados, lazos,flores (normalmente enormes), cinturones o el uso del encaje que marca la diferencia en los looks mas sencillos pero que le añade un dramatismo tremendo sin cargar el estilismo.

PARIS FASHION WEEK III

La parte final del desfile fue un derroche de seda con vestidos milhojas y fruncidos con bordados propios para la alfombra roja, porque dudo mucho que estas prendas salgan mucho a la calle si no hacen adaptaciones para un mundo real. En general una colección de gran belleza y elaboración impecable. Como anécdota el vestido de abajo me recuerda al que Sarah Jessica Parker llevó en un episodio de Sex and The City hace ya unos años, de Versace Atelier…..lo que yo os digo, alta costura.

PARIS FASHION WEEK III

Cambiando de estilo, saltemos al otro lado de la moda. No me dejo nada indiferente el desfile de Hussein Chalayan, artista de la moda que ha conseguido aunar su creatividad con la posibilidad de ponerse alguna de sus piezas. Todos sus desfiles, de una originalidad tremenda, se habían reducido a performances que distaban de la realidad de la moda y que no veía salida alguna a nivel comercial.

PARIS FASHION WEEK III

En este desfile de Chalayan, la idea de velocidad era lo que primero me venia a la cabeza ya que las prendas estaban estampadas con coches, o partes de los mismos, haciendo de los vestidos carrocerías en los cuerpos de las modelos con colores palpitantes y formas más atractivas de las que estamos acostumbrados en él.

PARIS FASHION WEEK III

Según el propio Chalayan había recopilado fotos de trozos de coches, matriculas, salpicaderos, etc….que se suelen ver en el desguace: No solo su inspiración es la velocidad de estos sino también en lo que quedan cuando se estrellan. Una idea que puede parecer atroz y un poco desagradable pero que reflejado en la ropa consigue una gran belleza, tanto por el estampado en si mismo como en la aplicación en varios tipos de tejido como la seda o incluso en piezas de baño.

PARIS FASHION WEEK III

Toda la colección venia apoyada por unos accesorios ideales que complementaba estos coches en movimiento: las gafas como cristales de los coches con parabrisas o los tocados voluminosos.

PARIS FASHION WEEK III

En contraste también se presentaron creaciones más sencillas en color y alguna raya que otra, pero en forma las estructuras eran rígidas, con drapeados muy originales. Lo que me dejo la boca abierta, después de ver tanto estampado de automóvil, fueron las piezas de látex del final del desfile que emulaban el efecto de la velocidad sobre los tejidos, acompañado por la “música” de cristales rotos como si este terminara con una colisión final.

PARIS FASHION WEEK III

PARIS FASHION WEEK III

Por último, un no desfile: el de Viktor & Rolf. Parece que la firma holandesa está lista para convertirse en un vástago más del mogul Renzo Rosso de Diesel. Por eso, su desfile online no ha sido una idea ingeniosa de la era de internet sino mas bien una etapa de transición para adaptarse al modus operandi de Only the Brave, el holding de Rosso en Italia que controla y financia marcas como Dsquared, Sophia Kokosalaki, Maison Martin Margiela o Vivienne Westwood. De este modo, no dejaban un hueco en su exitosa carrera.

PARIS FASHION WEEK III

Aunque la idea es original y única para estar informado de una colección, anula por completo el encanto de asistir a un desfile de verdad, donde aprecias con detalle la elaboración de las prendas, te relacionas a nivel laboral con compañeros, tomas ideas para miles de cosas y como no, echas un vistazo a quien, como y que lleva la gente del mundo de la moda, por no hablar de las celebrities, si eres de los que les va hacerse fotos con famosos o con la mismísima Anna Wintour.

PARIS FASHION WEEK III

El dúo retomará el desfile a la antigua usanza para la próxima colección de Otoño/Invierno 2009 y que debido a la inversión económica que obtiene del grupo de Rosso, tendrá que ser algo bestial como colección y como espectáculo.Espero que sea algo positivo para su crecimiento, ya que de momento, han cerrado su tienda “al revés” en Milán (ahora es Michael Kors) para abrir más en el futuro.

PARIS FASHION WEEK III

La ideal del desfile virtual es buena pero podría haber sido mejor desarrollada ya que Shalom Harlow es la única modelo que sale en todo el desfile, habiendo podido conseguir a muchas otras para dar más credibilidad al evento, no sé, y haberlo hecho mas espectacular a la falta de una colección con sentido, ¿no? Referente a la colección, como de transición, es algo pobre, repetitiva y escasamente desarrollada. Hay piezas aisladas que merecen la pena pero habrá que esperar hasta el próximo invierno para ver las nuevas colecciones bajo el signo de Diesel.