Salsas Sierra Nevada x Latigo, la colección más picante de la firma de streetwear

Si fueras una comida, ¿cuál serías? Esa misma pregunta se hizo la familia de Latigo antes de dar con su nueva colaboración, y se dieron cuenta de que si la firma fuera comestible, sería una salsa. Así nace la colaboración Salsas Sierra Nevada x Latigo, una colección cápsula que no solo se compone por prendas de vestir, sino también por su propia salsa exclusiva. Salsas Sierra Nevada, para quien no la conozca, es una empresa familiar que nació a a raíz del amor de Carlos, su fundador, por el picante. Durante un tiempo tuvo su sede en la costa californiana, pero al poco se trasladó hasta Granada, donde fabrican sus salsas a mano, de manera artesanal y con ingredientes naturales y ecológicos. Con su ayuda, la marca de streetwear ha desarrollado un sabor único que representa su #NeoMovida.

Si Latigo fuera una salsa sería picante

Sobra decir que Latigo no podía identificarse con una salsa cualquiera, más bien con una que le de el toque especial a las comidas, una bien picante. Así, han juntado el madroño, fruto representativo de Madrid, con uno de los chiles más picantes del mundo, el Carolina Reaper.

La marca de streetwear también propone una serie de prendas para acompañar la colaboración Salsas Sierra Nevada x Latigo: Una camiseta blanca de algodón, un jersey de motocross y una gorra trucker. Las piezas están decoradas con diferentes gráficos como la insignia de la colaboración o dibujos circulares que recuerdan al Madroño, y siguen una paleta de colores que se inspira precisamente en los diferentes momentos de maduración de sus frutos, a través de la cual plasman las diferentes sensaciones de comer picante.

¿Te atreves a probar el sabor de Latigo? La colaboración Salsas Sierra Nevada x Latigo ya está disponible en la página web de la firma.

Si Latigo fuera una salsa sería picante Si Latigo fuera una salsa sería picante Si Latigo fuera una salsa sería picante Si Latigo fuera una salsa sería picante