Silla Hortensia de A. Reisinger: apariencias que no engañan

El diseñador multidisciplinar Andrés Reisinger ha convertido en objeto físico el render 3D de un sillón rosa tras su enorme éxito en Instagram. La silla Hortensia empezó siendo un experimento digital sobre las cualidades de las texturas CGI. Hoy es una realidad que podremos ver, tocar y admirar en la Galería Montoya de Barcelona hasta el 20 de Diciembre.

La silla Hortensia es un ejemplo de las posibilidades de la artesanía digital. Un objeto imaginado que una vez existió como píxeles en los confines de la pantalla, ahora es un exuberante mueble compuesto por 20.000 pétalos textiles que espera ser tocado y reclinado.

Imagen superior: Imagen 3D de la silla Hortensia

Silla Hortensia de A. Reisinger: apariencias que no engañan
El éxito que tuvo el render en Instagram, hizo que Andrés Reisinger empezara a pensar en la creación real de la pieza. Buscó durante 6 meses un socio para su fabricación pero la respuesta negativa era recurrente. Debido a la compleja estructura textil y forma inusual del diseño, sería imposible de crear. Estas reacciones, en vez desmotivar al autor, provocaron la reacción contraria y Andrés Reisenger empezó a crear su propio equipo para llevar a cabo la realización.

Imagen superior: Andrés en con el equipo de Amasijo

Silla Hortensia de A. Reisinger: apariencias que no engañan

Imagen superior: Silla Hortensia en la galería Montoya. Foto de Enric Badrinas

Silla Hortensia de A. Reisinger: apariencias que no engañan

Imagen superior: Silla Hortensia en la galería Montoya. Foto de Salva López

La incorporación al grupo de trabajo de la diseñadora industrial Júlia Esqué fue fundamental. El conocimiento del mundo textil de la creadora ha sido clave para que el producto final fuera muy parecido al modelado 3D.

Silla Hortensia de A. Reisinger: apariencias que no engañan

Imagen superior: Entrada a la galería Montoya. Foto Salva López

Silla Hortensia de A. Reisinger: apariencias que no engañan

Imagen superior: Andrés Reisenger y Julia Esqué. Foto de Enric Badrinas

El diseño evoca una cabeza de hortensia en plena floración de color rosa pálido. Para ello se ha concebido un sistema de pétalos formado por miles de módulos de poliéster cortados con láser individualmente que recubren una base de tejido de espuma, tras la que se esconde el esqueleto de madera de la silla.

Silla Hortensia de A. Reisinger: apariencias que no engañan

Imagen superior: Silla Hortensia en la galería Montoya. Foto de Enric Badrinas

Silla Hortensia tiene todos los atributos de la imagen digital que la vio nacer. Suave, etérea, orgánica, consigue trascender el límite entre lo imaginado y lo concreto, ésta última una de las tendencias en diseño de las que Andrés Reisinger es uno de sus más brillantes representantes.
Va a ser que las apariencias no engañan, no.

Equipo que ha participado:

Diseño textil: Júlia Esqué
Fotografía: Enric Badrinas
Diseño Producción de estructura: Amasijo
Concepto de exposición: Diego Ramos
Consultor Diseño: Isern Serra
Copy: Anna Dorothea Ker
Diseño y desarrollo: Gerard Tejero

 

Silla Hortensia se podrá ver en
Pasaje Montoya
Ávila, 32
08005 Barcelona
Hasta el 20 de diciembre 2019
_______

www.pasajemontoya.com
www.reisinger.studio