Simona es la argentina que resucita el espíritu del lounge desde Barcelona a base de canciones conjuro.

Vocalista y compositora, Simona presenta una nueva perspectiva de la música urbana acercándola al lounge. Simona Sibilla (@_simonasimona_) nace hace 25 años en una de las principales ciudades argentinas,endoza. A los 18 se traslada a Buenos Aires con la idea de convertirse en bailarina y coreógrafa. Ni se le pasaba por la cabeza terminar haciendo música. Con 21 viaja a Barcelona para visitar a su hermana mayor Geo y finalmente se quedó. La excusa fue acompañar a su hermana durante el embarazo. Pero cuando nació el bebe, Otto, Simona ya no quiso, o pudo, regresar. “Es un ser muy especial para mí”, nos comenta. En 2019 publica un par de singles, Bali y Popular. Y en 2020, su discografía se extiende con 4 canciones más: Nasty donde colabora con Black Jagg y Valuki, Perreo y Lloro con Los del Control, Tijeretality cpn V3nus y, finalmente su último lanzamiento, Clean Baby. Canciones de amor, desamor e independencia, donde el jazz o la bossa nova se bambolean entre la música urbana. Su próximo lanzamiento será con Yuukii Music, un EP con fecha de lanzamiento en 2021.

Simona, la cantante argentina que resucita el lounge

Me gusta tu nombre, Simona.

Simona es mi nombre real, el que me pusieron mis padres cuando nací. Cuando era pequeña no me gustaba pero fui creciendo y me empezó a gustar, siempre pienso que no me podría llamar de otra manera. Como proyecto artístico, siento que Simona es un proyecto muy íntimo y muy real, la verdad. Es mi vida en canciones, y es mi nombre. Realmente, cuando me presenté como Simona haciendo música no lo pensé mucho, tengo la suerte de que mi nombre me gusta, lo usé y ya.

¿Cómo empezaste en la música?

Siempre he estado cerca de la música y del arte. En mi casa se escuchaba música todo el día, no había televisión pero había un súper equipo de música y colecciones de discos. A mis papás les encantaba hacer fiestas y mi papá jugaba al Dj 😂. De pequeña fui a una escuela de música que tenía un coro y un conservatorio de instrumentos. La primaria la hice allí pero siempre me gustaba más bailar y como el cole era de doble escolaridad me cambié para poder estar por las tardes en el estudio de danza. Cuando tenía 14 forme parte de una banda de punk 😂, era muy divertido, la banda duró un par de años y después me alejé de hacer música. Me puse a estudiar danza y ya era más adolescente, quería callejear todo el día, mis amigues seguían teniendo sus bandas y siempre los iba a ver cuando tocaban.

Simona, la cantante argentina que resucita el lounge

¿Qué nos puedes contar de Mendoza, la ciudad donde pasaste esos años de adolescencia?

En Mendoza, de donde soy, hay muchas bandas increíbles de gente de mi edad y, de hecho, cuando me fui a vivir a Buenos Aires se armó un movimiento muy bonito que se conoce como ‘Manso Indie’, donde las bandas mendocinas se empezaron a destacar mucho a nivel nacional, y el año que me vine a vivir a Barcelona ya estaban tocando por toda Latinoamérica. Es un flash, porque somos como una ‘big gang’ que terminamos todos de una u otra manera haciendo música. Así, cuando llegué a Barcelona me empecé a juntar con amigos mendocinos que también vivían acá y que estaban súper metidos en la producción de música electrónica, todo el día metidos en el estudio. Fue la primera vez que me animé a agarrar un micrófono e improvisar melodías y letras, cada vez que se juntaban quería ir. Se me abrió un portal ahí, y comencé a escribir y hacer canciones, mis amigos se volvieron a Argentina y yo me quedé acá sin estudio ni ordenador, ni amigos productores 😂, pero me dejaron la guitarra del estudio y me pasé todo el invierno del 2018 inventando canciones con tres acordes y produciendo con el GarageBand del iPhone.

¿Cuándo empiezas a mostrar tus canciones?

Llevaba la guitarra a todos lados y les cantaba a mis amigas las canciones nuevas, muchas de ellas también están haciendo música ahora, y todo este verano estuvimos full producción en el WesBorn, en el barrio. No sé cómo pasó, pero de repente vivíamos todas en la misma zona y estábamos todo el día haciendo música, una gang de sirenas del lejano oeste argentino viviendo en el mar. En fin, yo creo que el proyecto es en solitario por este motivo, es una búsqueda muy personal mía donde quiero tener la oportunidad de crear siendo cien por ciento yo y sin consultarle nada a nadie. Estoy todo el tiempo experimentando y aprendiendo y de momento es un camino que quiero transitar sola, igualmente, aunque sea el alma creativa del proyecto Simona, somos un montón de personas: mi banda, mis mánagers, la @tropicodecolores que me ayuda con el universo visual, y mis amigues que me ayudan y me inspiran en todos los procesos creativos.

¿Qué nos puedes de tu última canción, Clean Baby?

‘Clean Baby’ es una canción que nació de un desamor y el desamor a veces es lindo 😂. Creo que cuando nos rompen el corazón nos acompaña también el empoderamiento, empezamos a resignificarnos y volver a nosotres mismes, y es ahí donde tienes que sanarte, limpiarte, mimarte, para volver a encontrarte y sentirte cómode en soledad… y qué mejor remedio para la soledad que un disco de Joao Gilberto. La música de Brasil es algo que me sana profundamente, puede estar todo mal que escucho una bossa nova y se me pasa, por eso ‘Clean Baby’ tiene esos aires brasileños.

En el fondo hablas de empoderamiento, de salud mental…

La salud mental no es una moda, es salud. Estamos viviendo un cambio de paradigma muy fuerte en la humanidad y una de las conquistas de este despertar es la posibilidad de tomar conciencia, revisar nuestros actos, analizar nuestro universo emocional, deconstruirnos. Si cada uno de nosotros revisa su propia salud mental contribuimos a un cambio de conciencia global. Creo que la escena musical también está tomando mucha conciencia en este despertar.

Simona, la cantante argentina que resucita el lounge

Si tuvieras que describirte, ¿cómo lo harías?

Simona, mirándome desde afuera, es una artista que se inspira en el día a día y le emociona mucho el universo cotidiano, sus amigas, vivir cerca del mar, andar en bici y hacer coreografías en bombacha en su casa.

¿Qué etiqueta musical te hace sentir cómoda?

Promuevo el concepto de lo queer hasta en la música. Mejor un mundo sin etiquetas para tener más libertad a la hora de crear.

¿Y qué escena musical?

La escena musical que elijo es el WesBorn en Barcelona y mi lejano oeste en Mendoza.

Vas a sacar un EP en 2021, ¿qué puedes contarnos sobre él?

Este EP es un proyecto bastante collage ya que me inspiro en universos muy variados, y prefiero no contar mucho porque me gustan las sorpresas.

¿Con quién te gustaría colaborar?

Con todes mis amigues y con gente de mi edad que está haciendo música en lugares del mundo que no conozco.

Planes para 2021. Tocar muchísimo en vivo y hacer muchas canciones <3