VINO DIVINOVINO DIVINO

VINO DIVINO

VINO DIVINO

VINO DIVINO

Acaba de nacer el lugar para los apasionados del vino y para los que no lo son, un espacio donde descubrirlo todo desde Barcelona y para toda España. Monvínic que es el nombre con el que han bautizado este espacio, es sobre todo un sitio de divulgación, siendo pioneros en este nuevo concepto. El espacio esta a cargo de Sergi Ferrer-Salat, acompañado de un excelente equipo. Isabelle Brunet, sumiller Francesa que ha pasado por El Bulli y Lavinia. César Cánovas, tres veces mejor sumiller de España y décimo de el mundo y Sergi de Meiá, responsable de cocina. Monvínic se divide en 5 espacios bien diferenciados. La Biblioteca, contínuamente actualizada, cuenta con libros, revistas y catálogos, para ponernos al día en todo lo referente a el mundo del vino. Lo siguiente que nos encontramos es el Wine Bar, un lugar donde a cualquier hora de el día podemos degustar o hacer una pequeña cata. En tercer lugar el Espacio Culinario, una cocina sin pretensiones, de raices y destacando el producto por encima de todo. A continuación la Sala de Catas, un espacio para conferencias, exposiciones, tanto para expertos como para neofitos. Y finalmente La Bodega, Alejada de convencionalismos, en la que encontramos 3.000 referencias de caldos de todo el mundo, que serán triplicadas cuando pase el verano, ya que debido al calor no pueden asegurar la temperatura del vino en el transporte, lo cual nos demuestra la devoción, total entrega y dedicación a el vino. Pero todo esto y sin desmerecer a el contenido hay que resaltar a el continente que tiene ese aire al desaparecido club neoyorquino Studio 54. Este ambiente tan moderno ha corrido a cargo de Alfons Tost que ha creado un jardín exterior muy iluminado que invita irremediablemente a entrar. El templo del vino ya está aquí, y ya no dirás jamás que no entiendes de vinos. Documéntate.

Monvínc, Diputació 249. Barcelona. Cerrado sábado noche y domingos.

Texto: Pablo Ja