BODEGAS PUJANZA

En el corazón de la Rioja Alavesa, Carlos San Pedro elabora con las uvas de sus propios viñedos, grandes y modernos vinos que han obtenido, en todas sus añadas, las calificaciones supremas en las guías del sector.
Laguardia, uno los enclaves más bellos y emblemáticos de la Rioja Alavesa, es el lugar elegido por Carlos San Pedro, heredero de la tradición viticultora de tres generaciones, para llevar a cabo su proyecto personal. Desde 2002, allí se alzan las Bodegas y Viñedos Pujanza, unas instalaciones modernas y funcionales donde se elaboran vinos que desde la primera cosecha han merecido las más altas calificaciones en las principales guías nacionales e internacionales del ramo.
Las claves del éxito de Pujanza desde sus inicios residen en la meticulosa selección de los racimos de cada uno de los viñedos -todos con diferentes orientaciones, antigüedades y sustratos-, la recolección manual, la aplicación de las más modernas técnicas de vinificación y una producción limitada que permite la obtención de vinos de alta calidad. Vinos expresivos y potentes como corresponde a su casta alavesa, pero elegantes y sin aristas a tenor de su carácter exclusivo y actual.

BODEGAS PUJANZA

Pujanza proviene de la finca Valdepoleo, con 15 hectáreas de tempranillo divididas en ocho parcelas diferentes según su inclinación, orientación y tipo de sustrato. De cada una de las vides, sostenidas sobre altas espalderas, se obtiene una producción máxima de 1’5 kilos que se vendimia a mano en cajas de 15 kilos. Ya en la bodega, se clasifica racimo a racimo en la mesa de selección y los frutos de cada parcela van a un depósito distinto. El producto final resulta del ensamblaje de un 70 por ciento del vino madurado lentamente en estos tanques de acero inoxidable de 15.000 litros y un 30 por ciento fermentado en barrica.
Pujanza Norte se extrae de la viña El Norte, con 2,2 hectáreas de tempranillo a 680 metros de altitud con vides de 15 años de edad. Tras superar idénticos controles de selección, la cosecha fermenta en tino de roble francés de 6.400 litros y madura en barricas nuevas de la misma madera.
De La Valcavada, un terreno de 0,7 hectáreas de tempranillo de más de 80 años de antigüedad, procede Cisma, una joya enológica que fermenta en un pequeño depósito de madera de 1.500 litros y llega al mercado en una tirada exclusiva y limitada.

Bodegas y Viñedos Pujanza. Ctra. Navaridas, s/n. 01300 Laguardia (Álava)