Carlsed recupera la esencia del rock industrial desde Barcelona.

Carlsed (@carl_sed) es el enigmático proyecto musical del barcelonés Carlos Sedeño. Detrás del misterioso Carlsed se encuentra un ingeniero químico de 42 años que cuenta con una larga trayectoria como músico y fotógrafo. Durante muchos años ha trabajado en campos como el video arte, cine experimental, fotógrafo, videoclips, videos deportivos, bandas sonoras y mucho más. Ahora nos presenta su nuevo proyecto musical más centrado en el rock industrial con tintes electrónicos y experimentales. Bad Taste Sci-Fi es el nombre de su primer disco centrado en el rock industrial experimental, con el sello No Where. Nos resulta interesante charlar con Carlsed sobre el rock industrial porque, aunque es género que ha servido de inspiración a muchísimas bandas durante décadas, ahora mismo, no es algo vigente o de tendencia. Y nos llama la atención porque la buena música es algo atemporal, no de modas.

Post Rock y electrónica de la mano del catalán Carlsed

Entrevistamos a Carlsed por su nuevo proyecto de rock industrial

Carlsed es un nombre atípico, ¿qué puedes contarnos sobre él?

Carlsed es la abreviación de mi nombre, Carlos Sedeño. En un pasado me cansé de crear alias.

Toda una vida dedicada a la música, pero ¿cuándo nació tu pasión?

Empecé a los 15 años. Mi madre me regaló una guitarra clásica. Siempre quisieron apuntarme a clases, pero era demasiado tímido, nunca quise ir. Recuerdo que me llevaron el primer día y no llegué a entrar. Así que se puede decir que soy autodidacta, aprendí tocando con gente, y estudiando solo.

¿Por qué te aventuraste a un proyecto en solitario con Carlsed?

Este proyecto personal nace en un momento de desidia y malestar con todo lo que me rodeaba. Decidí realizar un proyecto instrumental con fuertes guitarras y una electrónica un tanto Lo-fi. Fue algo espontáneo y necesario para mí en ese momento.

¿Lo ves como algo a largo plazo o más bien como un proyecto con fecha de caducidad?

Es algo que nunca se sabe, me gusta cambiar constantemente, así que realmente, no lo sé.

Aunque ningún artista se atreva a auto-etiquetarse, ¿qué etiquetas te pondrías tú?

No creo mucho en poner nombres a proposiciones artísticas, pero si tengo que nombrar alguna, serían, KrautRock, rock industrial.

¿Y crees en ellas y que son necesarias?

No, no creo en ello, es una manera de acercar al espectador, que aún no ha escuchado la música, a unos hipotéticos estilos o etiquetas. Algunas se acercan más que otras, pero creo que es más trabajo de la prensa musical que de los músicos.

Post Rock y electrónica de la mano del catalán Carlsed

Ahora mismo, con la situación actual, aventurarse a hacer música, comercial o no comercial, es algo bastante complicado y delicado.

Creo que cualquier proyecto artístico en este país es prácticamente un suicidio profesional y económico. Prefiero no hablar mucho de ello. Al final todo se resume en la necesidad de crear algo y no pensar mucho más allá.

A falta de conciertos para dar a conocer tu música, ¿cómo vas a promocionarla?

A través de medios, y videoclips.

Ahora mismo el rock industrial o kraut rock no tiene mucha cabida a nivel tendencias, ¿por qué crees que ocurre esto?

Porque es un género musical de referencia a que cualquier músico que se precie intenta volver siempre Existe un amansar, y una censura que hace que ciertos estilos se queden fuera. Sin promoción no llega a nadie. La promoción es dinero, por lo tanto, existen cosas que nunca llegarán al espectador masivo, cuando en otras épocas sí llegaron.

Carlsed: “LLevamos 15 años de la entrada del reggaetón, pasó de no gustar a nadie a algo moderno. Este tipo de acciones políticas, porque es lo que son, crean un daño cultural a generaciones, mutilando a los artistas”

¿Cómo crees que podría cambiar?

El problema es estructural, nunca ha habido tanta música en la historia, y desde mi punto de vista, tan naif como la que estamos escuchando. No hay cabida a la experimentación ni a la búsqueda de nuevos caminos, quienes realizan estas experimentaciones están ocultos. LLevamos 15 años de la entrada del reggaetón, pasó de no gustar a nadie a algo moderno. Este tipo de acciones políticas, porque es lo que son, crean un daño cultural a generaciones, mutilando a los artistas de cualquier disciplina que realmente tienen la necesidad de decir algo.

¿Con quién te gustaría colaborar?

No lo sé, con cualquier artista que aporte.

¿Cómo trabajas a la hora de producir o componer temas?

Siempre trabajo solo en el estudio. Me siento cómodo haciéndolo así. Durante el proceso tengo personas a mi alrededor que les hago escuchar para que opinen. Me apoyo mucho en sus opiniones. Dentro del estudio no tengo un método, todo depende del track. Hay canciones que parten improvisaciones de guitarras mientras otras nacen a partir del ritmo o de los sintetizadores.

Planes para 2021. Me gustaría rodar un corto y sacar un nuevo álbum, del cual ya estoy trabajando.