Casa Elena: La delicada y modernizada cocina manchega

Nos vamos a un pueblecito de Toledo y descubrimos un restaurante con gastronomía de altísimo nivel, se llama Casa Elena, allí su chef Álex Vidal trabaja una cocina manchega delicada y modernizada.

A solo 40 minutos de Madrid o a 16 de Toledo, se ubica Cabañas de la Sagra, el pueblo donde está Casa Elena. Es Un espacio rural e íntimo lleno de rincones con encanto como sus salones, terrazas o su mini huerto. Tenemos la suerte de conseguir una mesa con fantástica luz natural y es perfecta para poder fotografiar los depurados emplazados de su menú. Su dueño César Martín, nos explica que ahora están trabajando solo con menús cerrados, ya que es una forma de calcular de una forma mucho más racional la compra de producto.

Casa Elena: La delicada y modernizada cocina manchega

Imágenes superiores: La entrada a Casa Elena y una de sus terrazas

Yo prefiero tener menús cerrados a tener que elegir plato por plato en la carta, ya que siempre te queda la sensación de no haber pedido algo importante.

Tienes la posibilidad de elegir 3 menús: Menú de Temporada que cuesta 45€, Menú Clásico 55€ o Menú Casa Elena 65€.

Pensamos pedir el de Temporada y el Clásico y así tener más opciones para comentar, pero nos dicen que los menús son a mesa puesta, lo que quiere decir que los dos tenemos que pedir el mismo menú.

Casa Elena: La delicada y modernizada cocina manchega

Lo bueno es que si hay algún plato que no te gusta, o no te atreves con él, te lo pueden sustituir por otro. Al final optamos por pedir el Menú Clásico, que desde mi punto de vista no es tan clásico, aunque la base de los platos sí son productos tradicionales de la zona.

La paredes de Casa Elena tienen muchos años de historia, fue una casa de comidas que montó Elena la madre del actual dueño. Ella ya está casi retirada pero le gusta pasarse por allí de vez en cuando a ver cómo su hijo ha tomado las riendas y como ha modernizado el negocio familiar. Un cambio que se hizo hace 6 años y que a pesar de su modernización, su cocina tiene un fuerte vínculo con sus orígenes.

 

Casa Elena: La delicada y modernizada cocina manchega

Imágenes superiores: Dos de los salones de Casa Elena

Estas conexiones con la gastronomía manchega, son con las que ha trabajado del cocinero valenciano Álex Vidal y lo ha hecho de una forma moderna y cosmopolita pero para nada sobreactuada ni snob.

EL MENÚ CLÁSICO EN CASA ELENA

Esa gastronomía moderna y nada sobreactuada la vamos a ir viendo a lo largo del Menú Clásico que no nos defraudó.
Comienza con un trío de aperitivos inspirados en el cocido: un Buñuelo de garbanzos de Cabañas, un Bocatín de pringada y una Croqueta Melosa (de cocido por supuesto). Son 3 bocaditos sabrosos con interesantes texturas.

Casa Elena: La delicada y modernizada cocina manchega

Imagen superior: El entrante son tres bocados de Buñuelo de garbanzos de Cabañas, un Bocatín de pringada y una Croqueta Melosa

Seguimos con uno de los productos de moda hoy en día en el mundo de la restauración que es el puerro. Puerro, Yema y Jugo de Ibérico, se llama el plato, y lleva también una tempura de garbanzo. El resultado es suave y equilibrado.

Casa Elena: La delicada y modernizada cocina manchega

Imagen superior: Puerro, Yema y Jugo de Ibérico

El siguiente en llegar a la mesa es Trigueros, Tuétano y Vinagre de Jerez. Como veis los copies son directos sin nada de literatura ni poesía, y ni falta que hace, eso ya se lo pones tú cuando entra en contacto con tus papilas gustativas. Esta preparación lleva, además de los ingredientes ya mencionados, migas y espuma de espárrago picante. Es refrescante y perfecto para prepararte para uno de los principales.

Casa Elena: La delicada y modernizada cocina manchega

Imagen superior: Trigueros, Tuétano y Vinagre de Jerez.

Llegamos a una de las delicias de este menú y es su Arroz ibérico, Calabaza y Lima. Impresionante mezcla de sabores que consigue el umami natural culinario. Su base es jugo de ibérico, que con el toque de lima lo hace más redondo aún, además incorpora un crujiente de cochinillo, que al mezclarlo con el arroz, produce una fiesta de texturas. Sin duda uno de mis favoritos.

Casa Elena: La delicada y modernizada cocina manchega

Imagen superior: El hit del menú es su Arroz ibérico, Calabaza y Lima

Seguimos con Molleja de Ternera a baja temperatura con emulsión de Alcaparra, pero para los que no se atrevan con la molleja, pueden cambiarlo por ejemplo por un plato de pescado como Bacalao con emulsión de Erizo, Mejillones y Pimiento rojo. Yo probé las mollejas que venían con hinojo encurtido casero. Me impresionó gratamente este hinojo encurtido que me recordaba en cierta forma al jengibre encurtido japonés, pero que en el caso del hinojo, es mucho mas suave y tiene ese toque anisado que a mi me entusiasma. Para mi este es otro de los platos estrella de este menú.

Casa Elena: La delicada y modernizada cocina manchega

Imagen superior: Molleja de Ternera a baja temperatura con emulsión de Alcaparra

Casa Elena: La delicada y modernizada cocina manchega

Imagen superior: Bacalao con emulsión de Erizo, Mejillones y Pimiento rojo.

No, esto no ha acabado, continuamos con el Cordero lechal, zanahoria, yogur y aromáticas del huerto. Se trata de una suave terrina de carne con un potente sabor.

Casa Elena: La delicada y modernizada cocina manchega

Imagen superior: Cordero lechal, zanahoria, yogur y aromáticas del huerto

Acabamos con dos deliciosos postres: uno se llama Cítricos y otro Chocolate, albahaca y pipas de calabaza. Os dejo las fotos pero no os digo lo que llevan, vamos que no os cuento el final y así parece que no os hago spoiler. Aunque el nombre del segundo da muchas pistas.

Casa Elena: La delicada y modernizada cocina manchega

Imagen superior, uno de los postres del menú Clásico: Cítricos

Cada menú cuenta, de forma opcional, con un maridaje vinos, 20€, 30€ o 40€ dependiendo el menú que se escoja. Son interesantes vinos de la zona que nada tienen que envidiar a vinos de denominaciones de origen conocidos.

Cuando estuvimos en Casa Elena estaba el cielo bastante negro y parecía que iba a llover, así que comimos dentro en uno de los salones, pero en los postres el sol apareció y salimos a la maravillosa terraza que tienen.

Casa Elena: La delicada y modernizada cocina manchega

Imagen superior: Uno de los postres del menú Clásico, Chocolate, albahaca y pipas de calabaza

Casa Elena aplica la filosofía Slow Food (con certificación oficial por la asociación Slow Food). En el 90% de su carta nos encontramos con indicaciones de productos de kilómetro cero y también de producción ecológica. Su chef Álex Vidal (Valencia, 1987), ha pasado por las cocinas de Raúl Resino, Belaustegi Baserria, Sents, Toshi Restaurant, o Alzira entre otras.

Casa Elena fue galardonado en 2020 con 1 Sol Repsol y en 2018 con 1 Bib Gourmand por la Guía Michelin.

Para los días laborables también hay un menú del día de mercado que cambia cada semana y que consta de un entrante; y tres opciones de primero, tres de segundo y dos para el postre; a 23€/persona en el que incluye pan, agua, refresco o cerveza o copa de vino y café.

—–

Casa Elena
Calle Nueva, 15,
45592 Cabañas de la Sagra
Toledo

+ restaurantecasaelena.com

—–

Fotografías de platos: Javier Abio