El diario de Bifannah en el festival SXSW de Austin

El grupo gallego Bifannah nos cuenta en primera persona sus aventuras tras su paso por el festival South By SouthWest de Austin (Texas).

 

Días 1&2

La llegada a Austin vino precedida de una noche en Nueva York. Concierto en el fantástico Our Wicked Lady de Brooklyn acompañados de Inés y Juan, capitanes de The John Colby Sect y seres humanos maravillosos. Por allí aparecieron también Mike y Zach de The Mystery Lights (que nos prestaron un Farfisa tremendo). Para colmo tras la barra estaba Wayne Gordon, uno de los mayores productores del momento. Objetivo: aguantar despiertos para ir al aeropuerto de Newark a las 3 AM para volar a Austin a las 6 AM. ¿Nuestra solución? Mezclar cervezas con Red Bull y cháchara infinita. Trayecto al aeropuerto con un veterano de la Air Force que recomendamos fuertemente para vuestros desplazamientos en NYC: Mr. Guy’s Limo Service.

Bifannah: “¡Hola desde Austin! Somos Antía, Pablo, Antón y Guille: Bifannah. Hace unos meses nos invitaron a tocar en el SXSW y ahora queremos contaros, en pocas palabras, como estamos viviendo la experiencia.”

 

Tras caer inconscientes antes del despegue del vuelo y en una siesta de 4 horas, Austin nos recibe primaveral y soleada. Momento para conocer a nuestro anfitrión Patrick y nuestro hogar durante esta semana. De ahí al epicentro del SXSW, el Austin Convention Centre y directos hacia el primer concierto en Hotel Vegas. Previa parada en Licha’s, un auténtico mexicano a ritmo de cumbia para cargar pilas hasta a saber cuando (estando de gira suele ser algo secundario eso de comer). Estar y poder tocar en Hotel Vegas es algo especial, muy especial. El trato es de lujo y por encima ahí fue donde inauguramos nuestro particular “récord de risas”.

El diario de Bifannah en el festival SXSW de Austin

Arriba: Antía y Pablo de Bifannah en SXSW de Austin, Texas.

Conocimos a Melenas, a los Holy Wave y a un montón de gente más que se había acercado a nuestro concierto o que simplemente quería compartir un brindis. Con tanta novedad y excitación la noche se pone peligrosa, pero volvemos a casa sanos y salvos. Más o menos… Nuestro segundo día en Austin comienza con una buena cura de sueño y una buena ración de risas y donuts. Tenemos la mañana libre para adaptarnos al ritmo y sobretodo para descansar y pasear. Tras comer nos dirigimos a nuestro primer concierto oficial en Austin Taco Project, dentro del Hotel Hilton.

“Objetivo: aguantar despiertos para ir al aeropuerto de Newark a las 3 AM para volar a Austin a las 6 AM. ¿Nuestra solución? Mezclar cervezas con Red Bull y cháchara infinita.”

 

Una experiencia extraña, la gente estaba más bien a lo suyo, pero a nosotros nos valió para activar el sentido arácnido y prepararnos para el siguiente concierto en Spider House. Así que del Hilton a Spider House a golpe de Uber y con nervio. Allí nos recibía el sonido de The Halfways y una decoración digna de película independiente. Un lugar demencial el Spider House. Tras un set de 30 minutos, tenemos primeras compradoras de los discos, madre e hija respectivamente, a las que les parecíamos algo realmente exótico. La gente aquí no puede ser más amable. Tras cenar algo y tomar una cerveza más, decidimos, sabiamente, retirarnos a tiempo para aprovechar nuestro día libre.

El diario de Bifannah en el festival SXSW de Austin

Arriba: Pablo, Antía y Antón de Bifannah en Nueva York.

Días 3&4


¡Miércoles! Day off. Aprovechamos para poner una lavadora, seguir haciéndonos con la casa y para planear nuestra vida. Tanteamos varias opciones: Pablo apostaba por hacer algo típico como ir de rodeo o a un campo de tiro. Guille planeaba ir en bicicleta… Por lo que fuera, nadie vio claras estas opciones así que nos fuimos con Juan e Inés al centro, a la fiesta de Innovative Leisure. Más música al aire libre y primeras sensaciones vacacionales junto a unos nuevos amigos de Glasgow. Forzamos la máquina sin éxito para ir a un concierto que se hacía en un barco atravesando el río Colorado, pero las entradas estaban agotadas. Plan B, nos metemos en unos coches eléctricos de Google, comemos la comida callejera más cara de la historia y nos volvemos a ver a The Buttertones. De ahí, vuelta a Hotel Vegas hasta las tantas. Nuevos amigos, nuevas amigas y cervezas para el cuentakilómetros. El día off ha sido completito.

 

“Conseguimos varios seguidores japoneses y que muchos curiosos se acercaran. Tenemos el chip de que no nos hace falta ni probar sonido -y no es tan buena idea-, así que nos pasamos el resto de la mañana en el Austin Convention Centre.”

 

Es jueves y nos levantamos con más cansancio de lo normal (¡gracias día libre!) A las 12:30 tenemos nuestro segundo concierto oficial en el mismísimo Austin Convention Centre. Conseguimos varios seguidores japoneses y que muchos curiosos se acercaran. Tenemos el chip de que no nos hace falta ni probar sonido -y no es tan buena idea-, así que nos pasamos el resto de la mañana en el Austin Convention Centre. Nos enteramos de que regalan mochilas, café y cerveza y hasta hay máquinas recreativas. Comemos y nos despejamos para darle a nuestro segundo concierto del día, en el showcase de Get Hip Recordings, en Lamberts (una de las mejores BBQs de Austin, dicen). Uno de los conciertos más divertidos, con backline cortesía de los Ugly Beats y una cena 100% Texas. La noche sigue en una fiesta montada por The Buttertones a invitación de Modeste, Sean y London. Por allí también nos encontramos con Cameron de Mystic Braves y Lucas de los Molochs. La casa se llena, la nevera se vacía (en EEUU no se vende alcohol a partir de las 2AM) y una mirada del tour manager hace que desalojemos entre abrazos y risas la casa.

 

Días 5&6

Nos despertamos en pleno viernes y ya empezamos a pensar en la vuelta. Bajona. Nos acercamos al puesto de Sounds From Spain y a su paella y el calor es insoportable. Vemos a Christina Rosenvinge, a Joe Crepúsculo y nos encontramos con Los Wilds antes de su show. Con el sudor como protagonista nos vamos a la casa donde tenemos nuestro último concierto, House of Magick. Una casa típica con su jardín y ambiente hippie. Zona de tatuajes hechos a mano, piscina llena de cervezas y una bebida isotónica rarísima, la electricidad saltaba a ratos… Tocamos con un par de horas de retraso a petición de la organización que iba a su ritmo, con gusto y tratándonos a cuerpo de rey. Al inicio de nuestro concierto contamos con la pandereta loca de Lindsay, la dueña de la casa. Tras un set de 20 minutos y un rato de locura organizativa, nos retiramos para cerrar nuestro periplo en Texas en el Hotel Vegas, claro. Nos despedimos de todo el mundo y nos prometemos volver algún día para estar más días y vivir todo más intensamente. Si es que eso es posible. El sábado nos levantamos a las 8 y directos al aeropuerto. Nos esperan más de 24 horas de viaje para volver a Madrid y Londres. Un desayuno para celebrar St. Patrick’s Day y vuelo a Fort Lauderdale, en Miami. Excursión, paseos por la playa, sensaciones veraniegas y anuncios de Spring Break hasta en la sopa, pero eso ya son otras anécdotas.

 

A partir de ahora puedes seguir tú mismo a Bifannah en su Instagram. Y si te molan los diarios, te dejamos también uno de moda.

 

El diario de Bifannah en el festival SXSW de Austin

Arriba: Pablo de Bifannah durmiendo en el suelo del aeropuerto de Nueva York de camino a Austin.

El diario de Bifannah en el festival SXSW de Austin

Arriba: Primer concierto en el Hotel Vegas.

El diario de Bifannah en el festival SXSW de Austin

Arriba: Segundo concierto en el bar de Hotel Hilton, Austin Taco Project.

El diario de Bifannah en el festival SXSW de Austin

Arriba: Tercer concierto en el Spider House.

 

El diario de Bifannah en el festival SXSW de Austin

Arriba: Antón, Guille y Pablo de Bifannah viendo un concierto en el Hotel Vegas.

El diario de Bifannah en el festival SXSW de Austin

Arriba: Concierto en el Austin Convention Centre.

El diario de Bifannah en el festival SXSW de Austin

Arriba: Visita a los conciertos de Sounds from Spain.

El diario de Bifannah en el festival SXSW de Austin

Arriba: Descansando antes de tocar en House of Magick.

El diario de Bifannah en el festival SXSW de Austin

Arriba: Antía de Bifannah.

El diario de Bifannah en el festival SXSW de Austin

El diario de Bifannah en el festival SXSW de Austin

Arriba: Pablo y Antía de Bifannah.

El diario de Bifannah en el festival SXSW de Austin

Arriba: Pablo de Bifannah.

El diario de Bifannah en el festival SXSW de Austin

Arriba: Antía y Guille de Bifannah.