¿Es obligatoria el agua del grifo gratis en los locales?

Luz verde para la obligatoriedad de ofrecer jarras con agua del grifo de forma gratuita en bares y restaurantes desde que el pasado 2 de junio se aprobó la normativa; de hecho, ya hay negocios con fórmulas sencillas para ofrecer agua gratis de forma cómoda y divertida.

“Se tendrá que ofrecer siempre a los consumidores, clientes o usuarios de sus servicios, la posibilidad de consumo de agua no envasada de manera gratuita y complementaria a la oferta del mismo establecimiento”, reza el anteproyecto de Ley de Residuos y Suelos contaminados. Uno de los objetivos esenciales de esta norma es reducir el uso de plásticos y favorecer una economía circular que redunde en la sostenibilidad del planeta. Pero parece que esta vez va muy en serio.

Imagen superior: fotografía de Manki Kim ¿Es obligatoria el agua del grifo gratis en los locales?

¿Es obligatoria el agua del grifo gratis en los locales?

Imagen superior: fotografía de Jacek Dylag ¿Es obligatoria el agua del grifo gratis en los locales?

El Gobierno aprobó el 2 de junio de 2020 el anteproyecto de Ley de Residuos y Suelos contaminados, que incorpora la obligación de ofrecer agua no envasada de manera gratuita en la hostelería; además, se cobrará un precio por cada vaso y tapa del café para llevar a partir del 1 de enero de 2023. Y en cuanto al agua embotellada, hay que saber que el abandono de basura en el medio ambiente conllevará multas de entre 1.000 y dos millones de euros, según su gravedad. La cuestión, como ves, está tomando otro color.

1) Agua del grifo gratis y obligatoria

Así consta en el anteproyecto de Ley de Residuos y Suelos contaminados que el Consejo de Ministros aprobó el pasado 2 de junio. El texto establece limitaciones a los plásticos de un solo uso, restricciones a su introducción en el mercado y medidas como la recogida separada de botellas de plástico a partir de 2025.

Como resultado, a partir del próximo 3 de julio, estará prohibido introducir en el mercado bastoncillos de algodón (excepto en el ámbito de productos sanitarios), cubiertos, palillos, platos, pajitas y agitadores de bebidas de plástico, así como los recipientes y vasos para alimentos y bebidas hechos de poliestireno expandido (plástico espumado, para entendernos), incluidos sus tapas y tapones. También quedarán prohibidos los cosméticos y detergentes que tengan microplásticos añadidos de forma intencionada.

2) Estrategia de economía circular

La ley forma parte del plan para impulsar una economía circular y baja en carbono y cumplir con los nuevos objetivos del Paquete de Economía Circular de la Unión Europea y la directiva de plásticos de un solo uso.

Así, en cuanto a sus fines, la normativa busca establecer medidas para proteger el medio ambiente mediante la prevención y reducción de la generación de residuos y de sus impactos adversos. Pero la ley también pretende mejorar la eficiencia de los recursos disponibles y, por supuesto, minimizar la presencia de productos plásticos particularmente en la salud humana y en el medio acuático.

3) Adiós al plástico de un solo uso

También se limitarán además de los vasos de bebidas, sus tapas y tapones, así como los recipientes, con o sin tapa, utilizados con el fin de contener alimentos que están destinados al consumo inmediato, in situ o para llevar. Es más, se buscarán alternativas reutilizables o de otro material no plástico.

De forma paralela, la norma incluye requisitos de diseño como, por ejemplo, que los tapones permanezcan unidos al recipiente y que las botellas sean al menos en un 25% o 30% de plástico reciclado. Y, cómo no, que se realicen tareas de concienciación a los consumidores sobre el abandono de basura.

Igualmente, se plantean medidas para reducir el desperdicio de alimentos, como el fomento de la donación de comida, e insta a las administraciones a tomar directrices para frenar la generación de basura dispersa en el medio marino.

Del mismo modo, el texto incluye el reto de luchar contra la obsolescencia programada mediante el fomento del diseño, la fabricación y el uso de productos eficientes, duraderos, reparables, reutilizables y actualizables; y la implantación de sistemas que promuevan actividades de reparación y reutilización, en particular, para aparatos eléctricos y electrónicos, textiles y muebles, envases y materiales y productos de construcción.

Quedará prohibido también destruir los productos no vendidos y no perecederos, como ropa, juguetes, aparatos eléctricos, entre otros, salvo que dichos productos deban destruirse conforme a otra normativa.

¿Es obligatoria el agua del grifo gratis en los locales?

Imagen superior: fotografía de Laura Mitulla ¿Es obligatoria el agua del grifo gratis en los locales?

4) Recogida separada de residuos

Se implantarán nuevos flujos de recogida separada de residuos como, por ejemplo, los biorresiduos, desde el 31 de diciembre de 2021 para municipios de más de 5.000 habitantes y a 31 de diciembre de 2023 para el resto; y textiles, aceites de cocina usados y residuos domésticos peligrosos, antes del 31 de diciembre de 2024.

Asimismo, la nueva ley fija objetivos más ambiciosos en la preparación y tratamiento de los residuos municipales: en el año 2025 deben tener un tratamiento previo el 55% de los residuos municipales (respecto de los residuos generados); en 2030, el 60%, y en 2035, el 65%.

La norma también indica que la eliminación de residuos deberá realizarse de forma segura y, en el caso del depósito en vertedero, tras haber sido sometidos los residuos a un tratamiento previo.

5) Sanciones de hasta dos millones

El texto incluirá en el régimen sancionador nuevas infracciones, de modo que el abandono de basura en el medio ambiente será considerado “infracción muy grave”, así como el vertido y la gestión incontrolada de residuos peligrosos y también de cualquier otro tipo de residuos; en este segundo caso, siempre que se haya puesto en peligro grave la salud de las personas o se haya producido un daño o deterioro grave para el medio ambiente. Cuando no haya supuesto estos riesgos, se considerará infracción grave.

Por último, el anteproyecto señala que será “muy grave” entrar en un territorio nacional con residuos peligrosos de otro Estado miembro de la Unión Europea o de un país tercero, así como la salida de residuos peligrosos hacia los citados lugares, sin obtener los permisos y autorizaciones exigidos por la legislación comunitaria.

Las sanciones que contempla son multas desde 50.001 euros hasta 2.000.000 euros, excepto si se trata de residuos peligrosos, en cuyo caso la multa podrá ser desde 350.000 euros hasta 2.000.000 euros, para las infracciones muy graves; desde 1.001 euros hasta 50.000 euros, excepto si se trata de residuos peligrosos, en cuyo caso la multa será desde 10.001 euros hasta 350.000 euros, para las graves, mientras que las infracciones leves se sancionarán con una multa de hasta 1.000 euros y de hasta 10.000 si se trata de residuos peligrosos.

6) La UE fomenta el uso del agua del grifo gratis en bares y restaurantes

Los eurodiputados han reclamado mayor acceso público al agua potable y han pedido que bares y restaurantes ofrezcan agua del grifo de manera gratuita; de hecho, el texto aprobado por el Consejo de la Unión Europea señala que los Estados miembros adoptarán todas las medidas necesarias para mejorar o mantener el acceso al agua destinada al consumo humano para todos, en particular para los grupos vulnerables y marginados que definan los Estados miembros.

Corresponderá a los países identificar “a las personas sin acceso al agua destinada al consumo humano y las causas de esa falta de acceso”, así como evaluar “las posibilidades para mejorar el acceso de estas personas” e informarlas “de las posibilidades para conectarse a la red de distribución o de los medios alternativos para acceder al agua destinada al consumo humano”.

El texto pide además “promover el uso del agua del grifo destinada al consumo humano” y, para ello, contempla “el fomento del suministro de esta agua en las administraciones y los edificios públicos y del suministro gratuito en restaurantes, cantinas y servicios de comidas”, entre otros puntos.

Por otro lado, según la Comisión Europea, consumir menos agua embotellada permitiría a los hogares de la UE ahorrar hasta 600 millones de euros al año y reduciría el uso de botellas de plástico, una de las causas de la basura marina que ensucia mares y costas.

¿Es obligatoria el agua del grifo gratis en los locales?

Imagen superior: fotografía de Luis Tosta ¿Es obligatoria el agua del grifo gratis en los locales?

7) Humor y sostenibilidad con el agua del grifo gratis

De cualquier forma, y dando un poco de humor a tanto contenido legal, viene bien subrayar que, aunque todavía es poco habitual en España, ya se han visto locales que cuentan con una especie de fuente de agua donde el cliente puede servirse él mismo. Hecho con cierta gracia, hasta puede convertirse en un elemento más de la decoración del bar y, sobre todo, en un gesto simpático y amable ante los clientes.

Adelántate, que luzcan esas jarras de agua del grifo en las mesas o al menos el gesto de ofrecerlas. Tus clientes te lo agradecerán y puede que incluso crean que no es una cuestión legal, sino un detalle que tienes con la sostenibilidad del planeta.