La Palma 60: comida de mercado con toques de modernidad

Me propuso mi amiga Marta que fuéramos a probar un cóctel de langostinos rollo old school a un gastro bar que está al lado de mi casa: La Palma 60. La experiencia me pareció de lo más retro cinematográfica. Unas copas de vino blanco y unos refrescantes langostinos, pequeños placeres que nos hicieron ver la vida de otro color.

Esto sucedió a principios de septiembre cuando el calor todavía apretaba en Madrid y la pandemia nos había dado una mini tregua. Hacía tiempo que no iba por La Palma 60, con tantas inauguraciones de locales en la capital, a veces se te olvidan los sitios de toda la vida.

Digo de toda la vida porque este bar gastro o pequeño restaurante lleva ya 12 años, y esto en el mundo de la restauración, ya es “un sitio de toda la vida”

Aproveché el reencuentro para conocer con más profundidad este pequeño negocio de restauración que lo dirigen Charo Ferrer (Barcelona, 19..) y Alberto Aranda (Madrid, 1977). Ella compagina la hostelería con el estilismo en publicidad desde hace 20 años. Él en los fogones de diferentes restaurantes desde los 18 años.

La Palma 60: comida de mercado con toques de modernidad

Imagen superior: El refrescante Cóctel de Langostinos Old School una de las últimas incorporaciones en La Palma 60

“Abrimos La Palma 60 el 18 de Septiembre de 2008, exactamente el mismo día que quebró Lehman Brothers. Por suerte la crisis llegó a la calle y al consumo un par de años más tarde, eso nos dio tiempo a hacernos con una clientela que en gran parte nos es fiel hasta hoy” nos comenta Charo.

Alberto arrancó su carrera como cocinero en Londres, después en Madrid en cocinas de corte clásico como Viejo Madrid o La Masía de José Luis y más tarde en Barcelona trabajando en restaurantes más de vanguardia como el East 46 del hotel Claris o D.O. en la calle Verdi. Este recorrido por diferentes formas de entender la gastronomía es lo que ha forjado su estilo en la cocina, donde prima el buen hacer, el respeto por la materia prima y cierta dosis de modernidad.

La Palma 60: comida de mercado con toques de modernidad

Imagen superior: Alberto Aranda y Charo Ferrer propietarios de La Palma 60

Charo, aunque se metió en este mundo sin tener experiencia previa, nos puntualiza “Hay un gran paralelismo entre mi profesión y la hostelería por la autoexigencia y la presión de cada jornada de trabajo” Ella se encarga de la sala y es la que más sabe de vinos. Alberto, por otro lado, elabora con mimo todos los platos que salen de su moderna e impoluta cocina. Entre los dos se manejan perfectamente, aunque puntualmente echen mano de más personal.

La Palma 60: comida de mercado con toques de modernidad

Imagen superior: Huevos fritos con habitas y foie a la plancha

Ellos definen la gastronomía de La Palma 60 como tradicional española con alguna concesión a lo internacional o a lo exótico. Tienen una carta que cambia una vez al año y que se inspira de viajes, de visitas a otros restaurantes e incluso del cine.

La Palma 60: comida de mercado con toques de modernidadImagen superior: Carrillera de ternera al Curry rojo tailandés con arroz jazmín.

Eso sí, hay platos que por su éxito, no suelen salir de la carta como es la Croqueta de Jamón Ibérico, la Ensaladilla Rusa Casera, el Risotto de setas y mantequilla de trufa blanca, nuestro Crujiente de bacalao y el Tataki de Ternera. Uno de los platos más solicitados de la carta en este momento es La Carrillera de ternera al Curry rojo Tailandés con Arroz Jazmín.

La Palma 60: comida de mercado con toques de modernidad

Una de sus últimas incorporaciones es un clásico Cóctel de Langostinos (15€). “Fue durante un viaje a Nueva York, una noche en el P.J Clarke’s de la Tercera Avenida. Nos fascina la parafernalia americana en lo gastronómico, su contundencia, los materiales, las bandejas de acero y estas copas que nos costó mucho encontrar. Y luego, como te decíamos, la influencia del cine. Esas copas tienen un punto icónico por películas como Beetlejuice con la música Calipso de fondo o Brad Pitt en Ocean’s Eleven”. Nos comenta Alberto.

Doy fe que las copas de aluminio que usan para este cóctel de langostinos son muy especiales, tienen un look años 70 e incorporan un doble fondo donde se introduce el hielo picado.

Otro aspecto muy importante que se cuida en La Palma 60 es el vino. Charo nos explica cómo es el proceso de selección.Lo primero que nos guste su sabor y hasta su etiqueta, aunque se nos ha colado un vino de Toro llamado Tras la Yesca al que se lo hemos tenido que pasar por alto. La etiqueta es horrorosa pero el vino es excelente. Algunos de nuestros clientes ya nos lo piden como “el de la etiqueta fea” y todos sabemos cuál es..jajaja. Ahora en serio, en un negocio como él nuestro la relación calidad-precio es muy importante, no hay que pagar mucho para beber un buen vino, eso ya lo sabemos todos, pero además nos gusta dar a conocer bodegas pequeñas pero interesantes, eso siempre nos ha movido”

La Palma 60: comida de mercado con toques de modernidad

Imagen superior: Crujiente de bacalao con miel

Acabando la charla con Charo Ferrer y Alberto Aranda me dan dos buenas noticias. La primera que el tema de los pedidos online está funcionando poco a poco (son un 20% más baratos que en el local), la segunda es que han empezado con los menús del día. El menú del día cuesta 12.50€ y el Cocido de los Viernes son 15€ con las bebidas y el postre aparte.

La Palma 60: comida de mercado con toques de modernidad

Imagen superior: Tataki de buey con vinagreta de soja.

“Para el menú de Martes a Jueves proponemos tres primeros y tres segundos, algunos salen de la carta y otros surgen en el mercado del día. Incluyen postre o café. Para los Viernes durante este invierno estamos haciendo un cocido, para un máximo de 12 personas, es lo que da el puchero”

Prometo ir a probarlo!

Fotografías: Lucia Ybarra

 

————-

La Palma 60
calle La Palma 60. Madrid
Tel.: 91 521 31 06
Móvil & Whatsapp: 620 01 98 90
www.lapalma60.com

————-

Aquí puedes ver su carta en pdf