Lluís Alexandre. Real Estate Boom House

Lluís Alexandre Casanovas Blanco, libra, tiene 32 años y es arquitecto, comisario, performer y crítico de arte y arquitectura. Vive entre Nueva York y Barcelona. Su práctica, que considera ‘experimental,’ toma diferentes formatos, desde escritos o performances a exposiciones y arquitectura construida.

Lluís Alexandre. Real Estate Boom House

Lluís Alexandre. Real Estate Boom House

Actualmente es becario Helena Rubinstein, en el Programa de Estudios Críticos del Whitney Museum of American Art Independent Study Program, y doctorando en el Programa de Historia y Teoría de la Arquitectura en la School of Architecture de la Universidad de Princeton, donde es también miembro del Programa de Estudios Culturales Europeos. Su tesis doctoral investiga la arquitectura, el arte, y el cine resultante de la mezcla de tecnología y rituales en la España de los cincuenta y sesenta.

Lluís Alexandre. Real Estate Boom House

Ha sido comisario general de la Trienal de Arquitectura de Oslo de 2016, como parte del equipo After Belonging Agency—que incluye, además de a Lluís, a Ignacio G. Galán, Carlos Mínguez Carrasco, Alejandra Navarrete Llopis y Marina Otero Verzier. El catálogo de la Trienal recibió el premio FAD de Teoría y Crítica 2017 (ex-aequo).

Imágenes superiores de Adrià Cañameras

Lluís Alexandre. Real Estate Boom House

Esto y mucho más. Sin embargo hoy hacemos una parada en uno de sus últimos proyectos la Real Estate Boom House. Un proyecto de remodelación de una vivienda (la de sus padres Jaume y Maria Luisa) fruto del boom inmobiliario de los años noventa, en Cardedeu, a 45 km de Barcelona.

Lluís Alexandre. Real Estate Boom House

En este proyecto Lluís Alexandre trata de analizar por qué esta casa puede considerarse paradigma estético de una época y a la vez trata de contraponer y cuestionar las diferentes domesticidades que en ella tienen lugar a través de los siguientes puntos:

Lluís Alexandre. Real Estate Boom House

En primer lugar, la opulencia del imaginario que impulsó el diseño original de la vivienda: la escalera de la casa se ubica dentro de una torre medieval con ventanas de arco de medio punto; la galería de entrada se sostiene sobre columnas dóricas prefabricadas; el vestíbulo y la escalera están recubiertos por mosaicos andaluces industriales…

En segundo lugar, las vistas privilegiadas del casco antiguo desde la fachada posterior de la casa, al borde de una zona suburbana y de campos, están en constante peligro: una vez que el país experimente una recuperación económica, estos espacios agrícolas probablemente se urbanizarán para permitir la anexión del área suburbana al núcleo del pueblo.

Y tercero, el interior doméstico de la casa atestigua las sensibilidades de las generacionales radicalmente distintas que han constituido el boom. Dentro de la casa, grandes cantidades de artesanía tradicional castellana producida por María Luisa, que recuerda los orígenes rurales de la familia, se colocan junto a los objetos de diseño de la firma adquiridos por sugerencia de los hijos de María Luisa y Jaume.

Lluís Alexandre. Real Estate Boom House

La intervención intenta resaltar estas tres condiciones a través de una sola operación. La escalera, que es restaurada utilizando técnicas artesanales castellanas mezcladas con nuevas tecnologías que resaltan los materiales y detalles originales. Como si se tratara de una ruina, la escalera se llena de vegetación que sirve como sustituto de las vistas de los campos en peligro. Este nuevo jardín vertical es fruto de una colaboración con Álvaro Carrillo y Paula Currás.

Lluís Alexandre. Real Estate Boom House

Desde el punto de vista más teórico, es inevitable no reflexionar con este ejercicio que hace Lluís, sobre algunas cuestiones, podríamos decir generacionales, comprometidas con el contexto y el debate más actual, como la escala del proyecto. Pequeña, doméstica, aunque no menos espectacular, comprometida con trabajar con lo que le es dado, y sacar lo mejor, arqueología de un pasado reciente, en lugar de borrar las arquitecturas dejadas por la crisis del boom inmobiliario. Tal y como nos cuenta Lluís, José Hevia (autor de las fotografías de la intervención), repitió que “los proyectos de mi generación (los nacidos en 1985), a pesar de ser más pequeños, tienen una intensidad que otros edificios más grandes no tienen, como si fuéramos conscientes de que cada proyecto podría ser la última oportunidad de construir” Probablemente es que seamos conscientes de ello.

Imágenes superiores de José Hevia. Retrato de Lluís Alexandre de Stephen Sewell

Lluís Alexandre. Real Estate Boom House

La Real Estate Boom House incluye otro sub-proyecto: la confección de unas cortinas que el propio Lluís ha elaborado junto a su madre, María Luisa Blanco, en que fibras resultantes de la investigación militar como Dyneema® son tejidas con técnicas tradicionales como los bolillos.

Lluís Alexandre. Real Estate Boom House

Imágenes superiores de bodegones: Pol Rebaque

Proyectos que aún no has hecho:

Actualmente estoy trabajando en los siguientes proyectos: una pieza audiovisual de la Real Estate Boom House con la directora Joana Colomar; una performance sobre la historia de las oficinas de promoción inmobiliaria en España y en Europa, con especial atención a la evolución de su arquitectura, así como sus técnicas comerciales y protocolos de atención al cliente; un libro sobre la práctica performativa del Taller de Arquitectura durante los años sesenta; y una línea de muebles junto con mi madre, Maria Luisa Blanco, en que fibras resultantes de la investigación militar como Dyneema® son tejidas con técnicas tradicionales.

Proyectos/Diseñadores/Arquitectos referencia:

Andrés Jaque/Office for Political Innovation, “Different Kinds of Water Pouring into a Swimming Pool.”
Cooking Sections (Alon Swabe + Daniel Fernández Pascual), “The Empire Remains Shop.”
Takk Architecture (Mireia Luzárraga + Alejandro Muiño), “Solstice.”
Fru*Fru (Paula Vilaplana y Rosana Galián), “Eurasic Bath.”