Mavica es un proyecto musical de folk/pop que trabaja entre Londres y España.

Mavica vive, trabaja, toca y compone entre Reino Unido y España. Vivir entre Londres y su Cartagena natal es muy guay pero no tan fácil, como ella misma nos explica. Hemos hablado con Marta Casanova, aka Mavica, con motivo del lanzamiento de su segundo EP, ‘Send Me To The Water’, producido por PBSR, otro murciano afincado en Londres. Sin embargo, al indagar, hemos descubierto un mundo único de pop folk muy interesante. Publicó en el año 2019 su primer EP conocido como ‘Gone’, y ha tocado en festivales como Mad Cool, VIDA Festival, Warm Up de Murcia o la mítica sala Razzmatazz de Barcelona.

Fotografía de Aina Diago

Mavica, el pop, el folk y el agua en su nuevo EP

¿Cómo comenzaste en la música? Empecé cantando los discos de Antonio Vega, David Bowie y otros clásicos, en el coche con mi familia.

¿Por qué la música y no otro sector artístico? Esa misma pregunta me la hago yo todos los días. Creo que hacer cualquier otra cosa con las manos me hubiese encantado, como pintar, hacer cerámicas o cocinar, que también es un arte.

¿De dónde viene el nombre de Mavica? MArta VIrginia CAsanova, el Virginia fue idea de mi padre y no lo confesé a mis amigos hasta bien tarde.

¿Por qué un género como el pop folk y no otro con el proyecto de Mavica? Creo que somos lo que escuchamos y yo he bebido del folklore y del pop español, americano, británico… Aunque ahora disfruto mucho de otros estilos como la música electrónica, el flamenco o la música indígena Sudamericana.

Mavica, el pop, el folk y el agua en su nuevo EP

Al vivir en Londres siendo española, ¿en qué escena musical te sientes más cómoda? En ninguna de las dos me encuentro al 100%. Es difícil cuando tienes un pie en cada lado, pero las disfruto por igual.

¿Y con cuál más identificada? Creo que por el tipo de música que hago, siempre conozco gente más afín a mí en Londres y aunque me encanta la escena de mi tierra, soy consciente de que la gente de aquí siempre escucha más Español y le prestan menos atención al inglés.

¿Cómo ves cada una? ¿Cuál es la mayor diferencia y entre ambas escenas musicales? Creo que la escena de Londres ofrece muchas más oportunidades pero también cuenta con una masificación de artistas y creatividad, por lo que es difícil hacerse hueco. También es cierto que no hay nada mejor que la satisfacción de tocar en la tierra de uno.

¿Te sientes a gusto en la etiqueta del folk? No creo que lo que más me defina sea el folk, aunque me encanta, soy consciente de que cada vez más, me muevo hacia otras direcciones. En tus letras hablas sobre la ansiedad y la depresión, de forma abierta y necesaria.

Fotografías de Sofía Boriosi

Mavica, el pop, el folk y el agua en su nuevo EP

¿Por qué crees que sigue siendo tabú la salud mental? La gente se avergüenza de estar triste o llorar y creo que es un error y algo en lo que tenemos que trabajar. El simple hecho de escribir canciones tristes me ha abierto una puerta que me costaba mucho abrir hasta ahora, por la que dejo entrar y salir emociones sin avergonzarme de ellas. Creo que escribirlas ayuda mucho a cualquiera, aunque sea sin música, ayuda a abrirse y a tomar conciencia de quienes somos. Este EP en general toca bastante ese tema desde una perspectiva diferente a la de ‘Gone’ (mi EP anterior), en este me veo capaz de tomar conciencia de esas sensaciones, aceptando que el cambio y las frustraciones que conlleva, son parte del proceso tanto creativo como personal.

¿Por qué crees que se puede hablar abiertamente sobre ello en las letras pero no en conversaciones naturales, cotidianas o en el cara a cara? Intento luchar contra esto cada día, trato de abrirme y hacer que los que están a mi alrededor se habrán también. No es fácil, por eso animo a que todo el que se sienta encerrado de esta forma, escriba cada vez que pueda e incluso lo enseñe a sus seres queridos.

Este es tu segundo EP, ¿qué experiencias puedes sacar en claro o lecciones? Creo que ‘Send me to the Water’ me ha servido para tomar conciencia de lo que escribo y cómo lo hago. Es algo que damos por sentado pero que empezamos a percibir cuando encontramos una dirección hacia la que queremos avanzar y vemos cómo nos vamos alejando del punto de inicio. Es una experiencia muy bonita, pero llena de inseguridades, que hay que aprender a disfrutar.

Has pasado por festivales como Mad Cool o Vida Festival, ¿cómo fueron? ¡Muy guay! Espero volver a tocar pronto cuando todo se normalice. ¿Cómo crees que serán los festivales a partir de ahora? Sinceramente espero que todo esto acabe pronto y no tengan que dejar de ser lo que siempre han sido, por lo menos a partir de 2021.

Para quien no te conozca, ¿quién es MAVICA? Esta es bastante difícil. Les diría que escuchasen cualquiera de mis canciones, soy bastante transparente con mis letras y creo que con ellas se me puede conocer mejor que con cualquier cosa que escriba aquí… :)

¿Cómo vas a dar a conocer tu música ahora que no habrá directos o festivales? Escribiendo todo lo que pueda para sacar nuevos temas pronto, colaborando con amigos artistas con los que nunca tengo tiempo de colaborar y haciendo videos desde casa.

Mavica, el pop, el folk y el agua en su nuevo EP

¿Con quién te gustaría colaborar como Mavica? Con Justin Vernon, (Sandy) Alex G, Aldous Harding, S.Carey, Phoebe Bridgers, Silvia Perez Cruz, Westerman, Blanco White, Malena Zavala, Nico Casal, PBSR, Rey Lobo, Odina, Alex Juarez…

¿Cómo crees que será el mundo tras el coronavirus y cómo te gustaría que fuese? Espero que encuentren la vacuna más pronto que tarde y que todo esto se quede en una broma de mal gusto, un revés del karma hacia todo aquel que pensó que su año sería el 2020, (yo incluida).

Tu BSO actual. ‘Loca’ de Silvia Perez Cruz y ‘Treasure’ de Aldous Harding.

Tus planes para 2020. Terminar de escribir mi primer disco y encontrar el antídoto para que todos los artistas sobrevivan a este 2020…