PACO PEREGRIN EN NY

PEREGRINACIÓN DE PACO A LA MERCEDES-BENZ NEW YORK FASHION WEEK

En esta ocasión me escapé a Nueva York para fotografiar a la fabulosa Judith Bedard, cenar con mis amigos, disfrutar de Central Park nevado, contemplar la exposición de Tim Burton (en el MOMA hasta el 26 de abril) y colarme en la Mercedes-Benz New York Fashion Week.

PACO PEREGRIN EN NY

Decidí ver el desfile de la marca Davidelfin en Bryant Park, unos de mis lugares favoritos de Manhattan. Que pena que no se hagan los desfiles al aire libre, nevando y todo. Justo en la entrada me encontré con David Delfín y Gorka Postigo fumando un pitillo (en NY está prohibidísimo fumar en cualquier recinto). Hablé con ellos un ratillo. Estaban muy tranquilos y fueron muy amables. Para acceder al backstage me salté todos los controles de seguridad y pasé sin problema. Estaba acreditado, pero da más subidón colarse en los sitios y sentir la sensación de que has engañado a la autoridad.

PACO PEREGRIN EN NY

Una vez dentro, lo que más me sorprendió fue el apoyo mediático y la facilidad con la que la prensa accede a todas los sitios. Por momentos, los peluqueros, maquilladores y estilistas tenían que hacer filigranas para trabajar en salas atestadas de periodistas. Y es que allí todo se hace por y para la prensa. Es la razón de ser de un desfile. Creo que es la mayor diferencia con nuestra Madrid Fashion Week.

PACO PEREGRIN EN NY

Llegué como una hora antes del comienzo del desfile, que por cierto empezó un poco tarde. Allí estaba Bimba Bosé y un elenco de modelos adolescentes entre los que destacaría a Tyler Riggs. Qué me gusta una rareza.

PACO PEREGRIN EN NY

PACO PEREGRIN EN NY

Ya estaba toda la ropa preparada. Me puse a hacer fotos como loco. Me resultó divertido, como un juego gamberro en el que, cual paparazzo, me dedicaba a robar fotos entre los presentes. Por cierto, me grabó la MTV y me hizo firmar un documento cediendo mis derechos de imagen y todo.

PACO PEREGRIN EN NY

Antes del desfile hicieron un ensayo general, con la sala casi vacía, mucho más poética. Poco después empezó a llegar la gente. Decenas de periodistas acosaban a David Delfín para entrevistarle. Bimba, su musa y socia, hacía las veces de traductora cuando se atrancaba un poco con el inglés.

PACO PEREGRIN EN NY

Se acerca la hora. Estaba abarrotado. Decido sentarme como un señorito entre los invitados al desfile. Consigo un sitio en la segunda fila y me dedico a retratar al personal, que no tenía desperdicio.

PACO PEREGRIN EN NYPACO PEREGRIN EN NY

El humo dio paso a Bimba, enigmática, minimalista y elegante, que abrió el desfile en amarillo. La colección se titula “Backstage” y muestra siluetas arquitectónicas de colores neutros con golpes pop de color y sencillos estampados. La puesta en escena fue más sencilla que la de Cibeles. Al final pudimos escuchar “La pequeña edad de hielo” de Fangoria.

PACO PEREGRIN EN NY

PACO PEREGRIN EN NY

Al terminar volví al backstage con la intención de felicitar al diseñador pero fue imposible. El gentío luchaba por hacerse “la foto” con David. Me despedí de Gorka y Eleonora. Dejé a Delfín inmerso en una nube de éxito, cámaras, periodistas y seguidores varios. Al salir me pareció cruzarme con la estupenda Elvira Lindo.

PACO PEREGRIN EN NY

No pude evitar antes de irme hacer unas fotos de las salas ya vacías, desoladas. ¿Será que me ha calado el mundo oscuro, enigmático, melancólico de Tim Burton?

PACO PEREGRIN EN NY

Fotos + Texto: PACO PEREGRÍN