Paradoxical Exhibition: de la maqueta a la vida real

“Paradoxical Exhibition” es uno de esos proyectos que se gestó en cuarentena, de forma remota y virtual, y que ha conseguido traspasar pantallas, restricciones y mentes para materializarse en la nueva normalidad en la que vivimos. La arquitecta e ilustradora Silvia García Camps es la artífice del proyecto; una exposición virtual organizada durante la cuarentena en una pequeña maqueta, que finalmente se ha conseguido llevar a un espacio físico.

La idea consistió en crear una espacio en el que poder disfrutar de la producción de jóvenes creadores. Pero, ¿cómo hacerlo si no podía salir de casa y los medios de los que disponía eran escasos?” Silvia explica que las únicas herramientas de las que disponía en aquel momento fueron, una maqueta, hecha con sus propias manos, que acogería la exposición, y las redes sociales, a través de las cuales poder hacer difusión de su idea e invitar a todo el que quisiera participar a enviarle sus obras en formato digital.

 

 

 

 

 

 

Fotografía superior: SpaceECH, lugar donde se celebró Paradoxical Exhibition

Paradoxical Exhibition: de la maqueta a la vida real

Fotografía de la maqueta en la que Silvia organizó la primera versión de Paradoxical Exhibition.

La respuesta fue muy satisfactoria; un total de 38 participantes enviaron sus obras, por lo que tuve que organizar dos exposiciones en mi pequeña maqueta-galería de cartón. El proceso de montaje de todas estas obras consistió en alterar su escala y formato original, convirtiéndolos en pequeños recortes de entre 4 y 5 cm. Este proceso generó nuevas maneras de ver las piezas dándoles una nueva dimensión.

“Paradoxical Exhibition” refleja la inquietud de Silvia García Camps por crear espacios comunes de diálogo; lugares, al fin y al cabo, de representación para creadores emergentes. En uno de sus anteriores proyectos, llamado “Domestic Workspaces”, del que ya nos habló en Neo2 Magazine, contactó con varios estudios creativos para mostrar una visión propia de sus lugares de trabajo. El resultado fue una colección de ilustraciones que representan la idea de entender el espacio laboral de una generación.

Paradoxical Exhibition: de la maqueta a la vida real

Paradoxical Exhibition: de la maqueta a la vida realUna vez terminado el confinamiento, me pareció oportuno que todos los que habían participado en el proyecto pero que sólo lo disfrutaron desde casa a través de Instagram, tuvieran la oportunidad de ver su obra expuesta en un lugar “real” y así poder disfrutar entre todos de lo mejor de una exposición. Aprovechando la ocasión, extendí el abanico de participantes hasta un total de 48.” Los asistentes al acto inaugural pudieron disfrutar de música en directo, conversaciones y el ambiente festivo inherente a un acto inaugural, del que ya nos habíamos olvidado después de tantos meses de encierro.

En esta segunda parte de la iniciativa, Adrián Jurado, amigo de Silvia y participante de “Paradoxical Exhibition” tuvo un papel fundamental. “Adrián puso a disposición el local “spaceECH”, reformado hacía poco por su estudio de arquitectura PMAA y colaboró en todas las tareas necesarias e imprescindibles para que las ideas que tenía en mente se pudieran realizar. Sin su ayuda nada hubiese salido tan bien

Paradoxical Exhibition: de la maqueta a la vida real

Paradoxical Exhibition: de la maqueta a la vida real

El comisariado y la expografía vinieron muy determinadas por la presencia del lucernario cirular en la parte central del local y en la imposibilidad de colocar elementos pesados en las paredes. A partir de estas dos premisas decidí organizar el espacio en dos bloques estrechamente relacionados entre ellos; el primero contiene todos los dibujos y escritos para poder realizar el proyecto, con la maqueta como el elemento más importante de todos; la catalizadora de la idea. Alrededor de este círculo orbitan todas las obras de los participantes, sin ninguna jerarquía definida, entendiendo que todo tipo de manifestación artística y creativa merece el mismo trato.”

El espacio spaceECH, se trata de un local situado en una planta baja del Raval Norte, donde el proyecto tiene la voluntad clara de poner orden a una serie de causas y elementos que marcaban la planta (el núcleo de escaleras en uno de los vértices o un lucernario cuadrado descentrado). El espacio central se organizada a través del vacío generado por cuatro volúmenes en las esquinas y un lucernario circular en el centro del local que emerge a una forma cuadrada tras pasar por la planta altillo.

Paradoxical Exhibition: de la maqueta a la vida real

Idea original: Silvia García Camps @sgcamps

Organización: Silvia García Camps y Adrián Jurado @a_____jurado

Fotografía: Del Río Bani @delriobani

Participantes: Iris Humm, Max Enrich, Curro Claret, Laura Sebastianes, Irene Royo, Juan Ezcurra, María Gaminde, Mateo Palazzi, Arnau Pascual, Juliana Sánchez, Laia Rafel, Max Milà, Bruno Ollé, Adrián Jurado, Paula Domènech, Marc Castaño, Olivia Ricard, Alice Fenwick, Cristina Vilaró, Maria Azkarate, Carolina Martí, Isabel Montoliu, Anna Izquierdo, Borja Suqué, Sara Torres, Juanjo Luengo, Andrea Marrodan, Clàudia Calvet, Gael del Río, Celia Marín, Álvaro Julián, Roger Badia, Pauline Personeni, Tiziano Schürch, Miguel Ángel Aquiló, Andrea Arriola, Elisabeth Terrisse, Ander López, Beatriz Díaz-Guerra, Georgina Surià, Mayte Esteban, Lausa Solsona, Eduard Fernàndez, Joao Salsa, Ana Elis, Claudia Valsells, Alejandra Jaimes, Robbie Whitehead

Se puede visitar hasta el 22 de enero bajo cita previa escribiendo a @sgcamps.

Paradoxical Exhibition: de la maqueta a la vida real