Projecte Casa, selfie de la forma de vida de una generación

Projecte Casa nace como una iniciativa para crear un archivo digital perdurable en el tiempo de la forma de vivir de una generación. Se propone crear una serie de relatos audiovisuales que dibujen la relación de simbiosis entre los participantes y su hogar. Los medios utilizados para ello son los propios de nuestro tiempo: imágenes, sonido y smartphone.

Projecte Casa es otro de esos proyectos que consiguió materializarse en tiempos deconfinamiento. Pero como Victor Aguado, su creador, nos explica, el proyecto nace mucho antes; quizás incluso antes de que él fuera consciente. Victor siempre ha sentido una gran pasión por la arquitectura y especialmente, por su forma más común: la casa. Durante su vida, ha tenido el placer de ver muchos espacios domésticos que lo han abrumado. A través de ellos, se ha ido enamorando de sus propietarios y de su delicadeza a la hora de construir esos ambientes tan idílicos. Ahora, que por circunstancias, todos estamos más sensibilizados con el espacio doméstico, Victor ha encontrado el momento perfecto para, a través de varios invitados, crear un archivo digital de la forma de vivir de nuestro tiempo.

Imagen superior: Fotograma del relato de Ernesto Artillo / Projecte Casa

Projecte Casa, selfie de la forma de vida de una generación

Fotograma del relato de Nuria Galí / Projecte Casa

El proceso creativo es muy simple. A partir de tres preguntas muy superficiales, los participantes tienen que establecer un diálogo con sus hogares, empezar a bailar con ellos. Después, tienen que enviar una pista sonora (la lectura de un texto significativo, sonido ambiente, música, una disertación de su relación con la casa…) y todos los clips de video que puedan grabar durante una jornada (el rayo de sol tocando la almohada, la taza de café que espera en la mesa, los vecinos desde el balcón o la colección de libros). Con este material, Paula Collado, realizadora de las piezas, construye los relatos tan maravillosos que después se regalan a los participantes, y que representan la relación que mantienen con su hogar.

Projecte Casa, selfie de la forma de vida de una generaciónProjecte Casa, selfie de la forma de vida de una generación

Fotogramas del relato de Carmen Errando / Projecte Casa

Como comenta Carlos Tolsá, director de arte, el concepto de generación es fundamental paraProjecte Casa, tanto en el momento en el que es concebido como en el que es presentado al mundo. Desde muy jóvenes, la sociedad nos ha empujado a configurar la imagen ideal de nuestra futura casa, “el cubo que me va a hacer feliz y me va a acoger”. Una casa a la que, sin embargo, será muy difícil acceder dadas la precaria situación laboral y la especulación inmobiliaria. Esta situación nos ha hecho poner en práctica toda una serie de mecanismos que redefinen el concepto de hogar.

Projecte Casa, selfie de la forma de vida de una generaciónProjecte Casa, selfie de la forma de vida de una generación

Fotogramas de los relatos de Liam Aldous y Jorge Grau / Projecte Casa

Los millennials, somos una generación bisagra entre la analógica y la digital. Pertenecemos a un mundo material que necesitamos plasmar en otro intangible, Internet. Igual que construimos nuestro autorretrato en la red mediante el selfie, Projecte Casaaspira a construir un selfie de nuestro hogar que perdure en el tiempo. El concepto selfie, sin embargo, no tiene una connotación frívola, por el contrario, representa la única oportunidad de crear nuestro hueco en el mundo intangible, la forma de dejar nuestra huella.

Projecte Casa, selfie de la forma de vida de una generación

Fotograma del relato de Adrián Salvador / Projecte Casa

La vivienda refleja quién son las personas, pero además forma parte del desarrollo de la identidad. La casa permite expresar ciertos sentimientos de los habitantes acerca de sí mismos. Se “construye” la vivienda en base a las preferencias, personalidad, experiencias vitales, y características sociales. Además, dicha vivienda también contribuye a la identidad. Por ejemplo, si una persona consigue un hogar como siempre lo había deseado, sentirá orgullo y bienestar, y si no es así, se adaptará al hogar cambiando incluso hábitos de vida conforme a sus características. A través de la vivienda tiene lugar la satisfacción de numerosas aspiraciones, motivaciones y valores personales; manifestándose, tanto en lugar como en contenidos, como un “espejo del self”, tal y como señala Cooper (1995).

Projecte Casa, selfie de la forma de vida de una generación

Fotograma del relato de María Azkarate.

Video relato de Ernesto Artillo / Projecte Casa

A pesar de que, obviamente existe un denominador común, cada uno de los participantes ha aportado su visión a la hora de entender el concepto de hogar de nuestra generación. Destaca la delicadeza con la que María Azkarate entiende las esferas de intimidad que se crean en un hogar compartido, “las habitaciones de los demás siempre se miran de reojo, desde fuera”; así como el peso del tiempo contenido en objetos heredados de familiares que ahora forman parte de su identidad. La casa-taller de Ernesto Artillo representa otra forma de entender la domesticidad, hogar que vive una constante mutación paralela a los proyectos que van ocupando su vida, y las personas que van pasando por ella.

Projecte Casa, selfie de la forma de vida de una generación

Fotograma del relato de Ernesto Artillo / Projecte Casa

“El hogar es algo central para la identidad ya que entre otra cosas simboliza cómo se ven las personas y cómo les gustaría ser vistos” Hayward, 1977

————

Instagram: @projecte.casa

Idea: Víctor Aguado
Arte: Paula Collado y Carlos Tolsá
Participantes hasta diciembre de 2020: Adrián Salvador, Carmen Errando, Ernesto Artillo, María Azkarate, Jorge Grau, Liam Aldous, Eva Clérigues y Nuria Galí

————