Redux Grunge: La vuelta a los 90 de Marc Jacobs

El Grunge y Marc Jacobs: El diseñador neoyorkino reedita a la colección que impulsó su carrera y cambió la moda en los 90.

Grunge. Un término que hoy en día puede no significar mucho, pero que en un tiempo lo fue todo. Nirvana revolucionaba el mundo con la magia de un front man como Kurt Cobain, discos como Ten de Pearl Jam se alzaban como los más vendidos en las listas y la eterna angustia adolescente de películas como Kids y Singles definía el sentir de una generación. La Generación X marcada por el hastío vital, el rock alternativo y la superposición de capas en sus looks. Había nacido el movimiento grunge.

Seattle fue la ciudad sagrada y cuna de la vorágine que cada día contaba con más adeptos. Pero poco a poco se fue deslocalizando y extendiéndose en todos los Estados Unidos y posteriormente, a lo largo y ancho de mundo. El olor a espíritu adolescente se convirtió en un bendito parásito que tuvo a la juventud como huésped.

La moda, siempre ávida de inspiración y a la búsqueda de nuevos argumentos que subir a las tablas, tardó en atreverse a cruzar el umbral y elevar al grunge a la moda. Marc Jacobs, un joven creador de Nueva York totalmente inmerso en este estilo y relacionado con bandas protagonistas de la escena como Sonic Youth, decidió dar el paso al frente. Para ello creó una colección detestada en su momento y celebrada hoy, 25 años después.

Redux Grunge: La vuelta a los 90 de Marc Jacobs

‘The Grunge’ fue la propuesta que Jacobs concibió para la temporada Spring-Summer 1993 de Perry Ellis, la firma que capitaneaba creativamente. Y también fue el perfecto argumento para su despido de la misma. Cuadros, lana, Dr. Martens a medio abrochar, languidez y toneladas de contracultura subversiva. Sin duda, algo para lo que una firma así no estaba preparada. Ni quizá la propia sociedad americana. Este riesgo cambio el rumbo y la manera de entender la pasarela.

Marc Jacobs marco una pauta. Una directriz hoy en día conocida como streetwear, pero que aquel momento los resquicios de unos opulentos años 80 empañaron. Marc cogió todo lo que veía en las calles, incluidas las camisas de franela de 10 dólares, y lo elevo a la categoría del lujo. Algo a lo que hoy estamos más que acostumbrados (que se lo digan a Supreme) pero que en ese momento fue considerado rupturista por las minorías abiertas de mente y de mal gusto por el amplio espectro.

Hoy en 2018 y con (casi) todas las barreras de prejuicios superadas Marc Jacobs presenta una reedición facsímil de aquel hito. Redux Grunge es el nombre con el que ha bautizado a esta revisión.

Redux Grunge: La vuelta a los 90 de Marc Jacobs

En las prendas volvemos a encontrar cuadros, flores, gorros de lana…un amalgama de la cultura outsider noventera. Destacan los vestidos de chiffon que son sin duda son el leit motiv de la colección.Entre las camisetas y accesorios estampados podemos observar las ilustraciones del historietista Robert Crumb, todo un símbolo de la contracultura estadounidense del siglo XX.

Las protagonistas de la campaña reúnen toda la herencia directa de la década de la Generación X. Si en su día sobre las tablas pudimos ver a tops models de la talla de Naomi Campbell, Kate Moss o Kristen McMenamy y disfrutar del desfile documentado en un vídeo de Sonic Youth, Sugar Kane, hoy sus sucesores naturales toman el relevo. Protagonizando las fotos del relanzamiento, realizadas por el genio Juergen Teller, vemos a Gigi Hadid, modelo y estrella indiscutible de nuestro tiempo, a Lily McMenamy y a Coco Gordon Moore, hija de los miembros fundadores de Sonic Youth, Kim Gordon y Thurston Moore. El circulo se cierra.

Redux Grunge: La vuelta a los 90 de Marc Jacobs

Para la ocasión Marc Jacobs ha recreado también el calzado. Unas sandalias deudoras de las Birkenstock y unas botas 1460 de Dr. Martens con detalles añadidos por el propio diseñador.

Redux Grunge trae de vuelta prendas, música y actitud 25 años después del hito. Y Marc Jacobs nos recuerda que, cuando nadie hablaba de streetwear y de moda generacional, él sacudió los paradigmas de la industria y obró una proeza. Con su valentía allanó el terreno para lo que en 2018 vemos en la pasarela. Y sólo por ello esta colección fallida en su momento merece ser ahora reconocida y muy celebrada.

Puedes hacerte con la colección en la tienda online de Marc Jacobs