Fiel a su espíritu viajero,Louis Vuitton ha creado este baúl para llevar el whisky a cualquier parte. Está realizado en lona monogram, con forro de cuero granulado color regaliz. El interior está dividido en compartimentos, diseñados específicamente para cada uno de sus componentes: Decanter de cristal, con tapón de cristal cubierto a su vez por otro tapón de plata, para evitar que se derrame en el transporte, cuatro vasos de whisky de cristal, ocho palillos y una cubitera de plata. Por último dos platos de cristal para los aperitivos. Pero esto no es todo, tiene un compartimento secreto para que guardes lo que tu quieras. A este baúl no le falta de nada, bueno sí, a alguien que te lo lleve. ¿No? Te lo personalizan, y si quieres te ponen piel de cocodrilo en vez de la lona. Haz como Robert Redford en Memórias de África. Saca tu baúl y ponte un whiscazo en el mismísimo Kilimanjaro.

UN WHISKY POR FAVOR

Baúl de whisky Louis Vuitton (39 x 32 x 20 cm)