BIGOTT

MY WAY

Bigott es un tipo singular, eso está claro. Tildado de hilarante y descacharrante por su propia hoja de prensa, es ante todo un músico de talento que poco a poco ha creado su estilo basándose en la querencia por hacer lo que le viene en gana. A su bola, a golpe de disco por año, y ya van cinco: “No soy nada currante, si por trabajo se entiende lo que estás obligado a hacer para ganar dinero. Estoy casi siempre tocando (me) así que es normal que me salgan muchas canciones”. Contactamos vía mail con el zaragozano para charlar sobre “The Orinal Soundtrack” (Grabaciones en el Mar, 2011), un disco pop que mira de reojo al folk y viceversa. Manteniendo su espíritu crooner, pero con ciertos matices frente a anteriores trabajos. Por vez primera escuchamos violines angelicales, trompetas risueñas, teclados en manada y percusiones de todo tipo. Un sonido más elaborado, vamos. ¿Ganas de probar o estado de necesidad de abrir nuevos caminos?: “La grabación del disco no ha sido distinta a las demás. Mientras lo grababa, me iba pidiendo violines y cosas que nunca había visto necesarios en mis canciones, pero esa es la única diferencia. No pienso cómo va a ser un disco, dejo que cada canción tome la forma que necesite”. Sea cual sea el camino, el caso es que estilísticamente hablando “The Orinal Soundtrack”  amplía y acerca al universo Bigott a la psicodelia, a la música orquestal, e incluso a la música disco, como en “Canibal Dinner” tema discotequero con pedigrí bailongo: “Yo vivo de fiesta, nunca trabajo, pero me gustan más los bares que las discotecas”. Acompañado de su banda estable formada por Paco Loco, Muni Camón, los hermanos Perles y Clara Carnicer- “La banda es perfecta, lo pasamos de maravilla y lo demás va rodado”- el producto final no puede ser más atractivo, incluyendo un cuidado diseño gráfico que pone el lazo final al regalo. Teniendo en mis manos el libreto y escuchando el disco la pregunta es obvia. ¿Este es “el disco”?: “Yo siempre creo que este es el disco. Cuando acaba la grabación siempre le digo a Clarín: ‘Con este lo petamos’. Alguna vez tendré razón. O no. La verdad es que no es importante… ¡Hombre! Si además de pasármelo bien, me forro, pues encantado”. “Turkey Moon”, “God Is Gay”, “Endlessly”, “Prince Naseem Hamed”…  10 canciones con un minutaje perfecto. Ha quedado claro, Bigott es un tipo singular que predica con el ejemplo. Ese que le permite hacer lo que le viene en gana, canturrear unas melodías en la ducha y sacarse un buen disco de la chistera con ellas. “Tiene muy buenas canciones y espero que a los fans les guste”. ¿Fans?: “Vizcaino (mi manager) dice que existen, incluso ha visto alguno y yo le creo”. Y yo también.





Bigott en directo: 16 Noviembre, Murcia, Sala 12 y medio + 17 Noviembre, Malaga, Conciertos de Almma +
18 y 19 Noviembre, Madrid, Sala El Sol