El gran cuenco holandés diseñado por el estudio MVRDV

Una hermosa maravilla tridimensional en forma de cuenco, con una fachada reflectante y un bosque en su azotea. Diseñado por MVRDV, el Depot Boijmans Van Beuningen de Róterdam es el primer archivo del mundo que ofrece acceso a una colección competa de arte.

Ubicado en el Museumpark de Rotterdam, el Depot Boijmans Van Beuningen es el primer archivo que hace accesible al público una colección de arte completa. Bajo el liderazgo del icónico estudio de arquitectura MVRDV, el nuevo edificio diseñado por Winy Maas conecta el horizonte, el entorno y la gente así como ofrece un nuevo tipo de experiencia para los visitantes del museo.Y es que la dinámica del archivo es diferente a la del museo Boijmans Van Beuningen, del que recibe su nombre. Si el museo es la sala de exposiciones, aquí, el visitante podrá acceder a sus bastidores, asistir a la conservación y restauración de sus obras, pero también explorar las 151.000 piezas de arte que alberga. El gran cuenco holandés diseñado por el estudio MVRDV

Las colecciones del Museo Boijmans Van Beuningen se han ido atesorando a lo largo de los últimos 170 años y se fechan entre la Alta Edad Media y la actualidad. De ellas forman parte cerámicas medievales, vidrios renacentistas, obras de El Bosco, Rembrandt, Monet, Van Gogh, Mondrian, Dalí, Magritte, David Hockney, Andy Warhol y Claes Oldenburg, además de muebles de Gerrit Rietveld y las grandes manifestaciones del diseño contemporáneo holandés.

El gran cuenco holandés diseñado por el estudio MVRDV

Recientemente finalizada su construcción, el Depot Boijmans Van Beuningen no estará a pleno rendimiento hasta el otoño de 2021. Su interior vacío ha podido visitarse durante el último fin de semana de Septiembre en la llamada Apertura de la Plata, la primera muestra al público de la arquitectura del edificio, aún sin la citada colección.

El gran cuenco holandés diseñado por el estudio MVRDV

Un interior espectacular para el que el estudio de arquitectura MVRDVha diseñado cinco espacios climáticos diferentes, subordinados a los diferentes materiales de las obras: metal, plástico, órganico, inorganico, fotografia. Asegurada la conservación de las piezas, una serie de celdas o espacios de almacenamiento y exhibición, abiertos, rodean el centro del Depot. Dispuestas en galerías, el visitante podrá caminar entre ellas y asomarse a su interior a la manera de una gran feria de arte.

El gran cuenco holandés diseñado por el estudio MVRDV

Si la idea de un edificio por el que se pudiera caminar ha condicionado la forma de cuencodel Depot, la fachada curvada reflectante que lo envuelve y lo conecta con el entorno ha sido el mayor desafío del equipo de MVRDV. Formada por cientos y cientos de espejos convexos, moldeados artesanalmente, la fachada parte de una idea de arquitectura paisajística con la que se desea integrar los casi 50.000m2 de edificio en la dinámica ciudad de Róterdam, así como reconciliar el Depot Boijmans Van Beuningen con el parque del museo.

El gran cuenco holandés diseñado por el estudio MVRDV

Un Parque Museo que se ha visto ampliado de dos a tres veces con la fachada de espejos y que le unen al Depot Boijmans Van Beuningen desde el comienzo del proyecto. Se añaden los 75 abedules especialmente cultivados en su parte superior, un frondoso bosque que han inventado Winny Maas y el equipo de MVRDV para la azotea del edificio.

El gran cuenco holandés diseñado por el estudio MVRDV

En el techo del depósito, tomando el ascensor hasta el sexto piso, no solo se tiene una vista panorámica de la ciudad, también se encuentra el restaurante. Stefan Leatemia, responsable del catering en el museo Boijmans Van Beuningen desde 2017, ha desarrollado el concepto del nuevo bufé del Depot. Cocina holandesa y productos locales, en la medida de lo posible, que el visitante podrá disfrutar incluso después de la hora de cierre del depósito.

El gran cuenco holandés diseñado por el estudio MVRDV

El estudio holandés Concrete se encarga del diseño interior del restaurante: diez largas mesas permanentes de madera, con la particularidad de que se pueden plegar. Una vez plegadas, las mesas forman cinco marcos colocados uno detrás del otro a ambos lados de las paredes. La vista del jardín de la azotea y la ciudad quedan encuadrados como una verdadera obra de arte.

El gran cuenco holandés diseñado por el estudio MVRDV

Haciendo un guiño a la cultura del selfie, el arquitecto encargado del proyecto Winy Maas de MVRDV, comenta: “si te tomas una selfie en el Depot Boijmans Van Beuningen, te fotografiarás junto con los otros parques, el jardín de rosas, la escultura de tornillo de Claes Oldenburg, la terraza y la obra de arte en la plaza de Pipilotti Rist. Será una selfie estratificada y más loca debido a la curvatura distorsionada de los espejos”. Bienvenida esa selfie 2.0.

……………………………………………..

Depot Boijmans Van Beuningen

Melkkoppad 15
3015 CR Rotterdam, Netherlands
www.boijmans.nl/depot

www.mvrdv.nl

……………………………………………..