EL ESCRITOR

PELICULÓN DE ROMÁN POLANSKI

Exactamente igual que el engranaje de un reloj suizo encajan todas las piezas de la última creación de Roman Polanski. Cimentada sobre una adaptación ejemplar de la novela homónima de Robert Harris, el cineasta polaco construye una de sus mejores películas, un thriller ejemplar a todos los niveles, que desprende e irradia verdad y realismo a partes iguales a lo largo de todo su metraje. Polanski, que fue detenido en Suiza el pasado mes de Septiembre, se vio obligado a concluir el montaje del film en la casa en la que aún se encuentra en arresto domiciliario, lo cual puede haber ayudado algo en la creación de las atmósferas densas y claustrofóbicas que pueblan la cinta, y el tono gris y oscuro que te clava en la butaca durante toda la historia, atrapándote, emocionándote y dejándote K.O cuando todo llega a su fin.

EL ESCRITOR

Hay que destacar sin duda, un reparto en estado de gracia, desde el propio Ewan McGregor, hasta el siempre genial Tom Wilkinson, pasando por una sorprendente Kim Cattrall, que con una interpretación milimétrica ha logrado despojarse de un plumazo de la losa que supone para un actor de TV un personaje como el de la voraz Samantha de Sexo en Nueva York. Asimismo Pierce Brosnan demuestra de manera contundente que es un actor con potencial de sobra como para interpretar personajes que dejen una huella más imborrable, que el James Bond o el Remington Steele con el que gran parte de la gente le asocia. Polanski, da en “El escritor” una lección magistral de dirección de actores, demostrando que la sobreactuación, o la contención no son el camino más indicado para lograr interpretaciones creíbles, es huyendo de la pretenciosidad y el artificio como se logran interpretaciones que irradian la verosimilitud tan pasmosa que el espectador disfruta a lo largo y ancho de esta obra maestra. Una obra maestra más de uno de los grandes del cine: MR Polanski. Qué su inspiración nos acompañe muchos años. BRAVO!!!!!

EL ESCRITOR