ENTREVISTAMOS A DORIAN WOODEL ESTADOUNIDENSE DORIAN WOOD, HACIENDO ALARDE DE SU EXCENTRICIDAD, PASEARÁ SU CARISMA INTERPRETATIVO POR ESPAÑA, DEL 20 AL 26 DE ENERO.

La gira de Dorian Wood, en la que aprovechará para presentarnos su tercer y último disco en el mercado -Rattle Rattle (Atonal Industries, 2013)-, es producto de una nueva coproducción entre Houston Party y Born! Music. Unos encuentros que presumen de inolvidables, a manos de este caballero, músico de profesión, que consigue teletransportar al espectador a un viaje de retorno a sus pensamientos más primarios. Le hemos visto dirigiendo orquestas, participando en óperas modernas, lanzando discos: Bolka (2007) y Brutus (2010)… Y es que, todo lo que a Dorian Wood se le pasa por la mente consigue convertirlo en arte. Su magia es la fusión de sonidos imposibles. El resultado: una carga emocional excesiva y exuberante, como él mismo.

Tu último disco, Rattle Rattle, es una oda apocalíptica… ¿estamos asistiendo al fin del mundo? Creo que el mundo se acaba, al menos, una vez al año. Algo terrible sucede, que barre la sociedad en un frenesí de miedo, y luego podemos felicitarnos por la posterior superación de obstáculos. La vida nunca es aburrida.

Para él has vuelto a contar con un equipo de 60 personas, con un coro de 45 miembros elegidos por ti “The Dificult Women”… ¿qué cualidades debe reunir un músico para acabar en una de tus obras? En Rattle Rattle han participado músicos de diferentes niveles de habilidad. Esto no significa que fuera un hecho libre para todos, sino una reunión planificada de las almas que no tienen que decir lo que no necesita ser dicho.

¿Cómo tienes pensado llevar todo esto a los directos, programados estos días por España?
¡Ven a los shows y lo sabrás!

El video del tema “La Cara Infinita”, dirigido por ti, es crudo. ¿Qué quieres transmitirnos? El video fue una de las experiencias más creativas de mi vida. Todo el mundo vivió un momento muy divertido. Era una habitación llena de amor, así como la unión de nuestro desprecio hacia la opresión contra las mujeres y las personas LGBT.

La música es tu prioridad pero también le concedes gran importancia a la estética. ¿Consideras que todo sonido tiene su propia imagen? Por supuesto. Cierro los ojos y todo tiene un color, una forma e incluso una voz. Esto también se aplica a los objetos inanimados y los sonidos repetitivos de los aparatos electrónicos.

Eres un mago de la unión de estilos. Te hemos visto fusionar folk, soul, música coral búlgara y música experimental… ¿se te resiste algún estilo?
No se trata de intentar tomar un estilo sólo para probarlo. Cuando un estilo me golpea en la cabeza, me siento durante varios minutos y lo enrollo alrededor de mi lengua.

¿Qué opina un músico de profesión como tú, de la calidad y situación de la música hoy en día? Todo el mundo es libre de hacer cualquier tipo de música que le gusta y tener a alguien en el mundo que lo escuche. Creo que es un muy buen síntoma.

Háblame por favor de la grabación de tu segundo álbum en 2010, Brutus, en una iglesia de Londres, solo con tu voz y un piano… Me sentía muy solo, de gira por Europa y echaba de menos a mi marido. Pensaba en la vuelta a casa. Se me ofreció la oportunidad de grabar este álbum con el ingeniero Sherry Ostapovich . Había unos cinco amigos míos en la audiencia. Fue una experiencia fría que se convirtió rápidamente en amor y nostalgia.

Has declarado abiertamente ser fan de Tino Casal… ¿qué es lo que más admiras de él?
Su hermoso rostro.

Fechas de Dorian Wood en enero: día 16, Barcelona, Heliogàbal + día 17, Castellón, Paranimf Universitat Jaume I + día 18, Valencia, Teatro La Rambleta + día 20, Huelva, Las Cocheras del Puerto + día 21, Madrid, Teatro del Arte + día 22, Gijón, El Patio de la Favorita + día 23, Vigo, Auditorio Concello de Vigo (Festival Sinsal) + día 24, Santiago de Compostela, Teatro Principal + día 25, Huesca, Centro Cultural Matadero + día 26, Zaragoza, Centro Cívico Delicias.