Perro-Ovni-Horizontal "Estudias, Navajas"Los murcianos Perro dispuestos de nuevo a hincarte el diente

Un truco de abuela. Para conocer el estado de un huevo basta con sumergirlo en un vaso de agua. Si el huevo se queda en la superficie, es signo de que es fresco, de que tan solo lleva unas horas fuera de la gallina. Si se queda en medio, ha sido puesto hace pocos días y todavía conserva muchas de sus propiedades nutritivas. Si cae al fondo como una piedra, te la juegas como se te ocurra comértelo.

‘Estudias, Navajas’ es el nuevo disco de Perro. En este segundo trabajo, tercero si se cuenta la recopilación ‘Singles Brasileñas’ la banda murciana mantiene muchos de los esquemas que les ha hecho sobresalir. Pero se nota una evolución. Por definirlo en modo abuela, se quedan en la mitad del vaso. Sigue la locura letrística e instrumental, esa especie de caos sonoro que termina siendo melódico sin que te expliques muy bien cómo. Pero todo parece algo más ordenado y claro. O, para emplear sus propias palabras, aquí hay más melodía y menos bacalao. “Cuñao, Cuñao, Cuñao”, más allá del inicio punk y sincopado, marca de la banda, tiene un estribillo que fácilmente se podría homologar como “pop español”, con perdón. Y “Nueva Mufasa” suena un poco como aquella curiosa etiqueta que algún crítico de los noventa con hambre, como siempre, se inventó de “pop vitamínico”. En “OLRAIT”, por otra parte, parece poner al día la descarga electrónica de unos Devo cañí y en “Droga Porro” les da por el rollo siniestro de la vieja new wave. Y hablando de siniestro, si esa letra de “Jordi Huertano” no les trae problemas, tal y como están las cosas, será otra muestra de que Perro no reciben la atención que merecen.

perro-3 "Estudias, Navajas"

Pero hay cosas que se mantienen. El surrealismo cómico de las letras, las voces superpuestas, la percusión que dirige los guitarrazos como un ejército, como se aprecia en “Rencor Sabadell”; o la velocidad de “Papi Papito Ñam Ñam” en la que baten el record nacional de los 110 metros obstáculos. Y al final una especie de homenaje al “Cobrador Loco” en “La Factura de la Luz”, en un tema que parece no haber cambiado en 30 años. Al final, Perro mantienen su frescura, añadiendo esos pequeños matices con el acierto que da la absoluta falta de preocupación y vergüenza. Un producto con todas las garantías para ser consumido sin ninguna inquietud.

Perro en directo: 27 noviembre, Kafe Antzokia, Bilbao + 28 noviembre, Sala Dabadaba, San Sebastián + 4 diciembre, Teatro Barceló, Madrid + 5 diciembre, La Salvaje, Oviedo + 16 enero, Planta Baja, Granada + 23 enero, 12 & Medio, Murcia