Exposición Jean Prouvé, diseño social en CaixaForum Madrid

La exposición El universo de Jean Prouvé. Arquitectura / Industria / Mobiliario presenta, en CaixaForum Madrid, al diseñador francés – uno de los creadores más innovadores del siglo XX- que reivindicó la arquitectura con elementos prefabricados y la producción en serie con fines sociales.

El recorrido de la exposición de Jean Prouvé, instalada en CaixaForum Madrid, destaca cómo el creador, que empezó su carrera como herrero artesano, se convirtió en un «industrial» versátil y polifacético. En un artista capaz de proyectar desde casas prefabricadas, mercados y estaciones de servicio, hasta mobiliario de todo tipo, con una marcada conciencia social; de hecho, Prouvé fue el hombre del metal, del desarrollo de la chapa plegada, de la optimización de su resistencia y de la reducción del material. Pero Jean Prouvé también fue el inventor de nuevos sistemas constructivos erigiéndose actualmente en la inspiración de un gran número de arquitectos y jóvenes artistas.

Imagen superior: retrato de Jean Prouvé

Exposición Jean Prouvé, diseño social en CaixaForum Madrid

Imagen superior: Jean Prouvé, Silla reclinable, 1929. Colección Centre Pompidou, París, Musée national d’art moderne-Centre de création industrielle. Donación de la Familia Prouvé © Jean Prouvé, VEGAP, Barcelona, 2021.

La exposición El universo de Jean Prouvé. Arquitectura / Industria / Mobiliario es una retrospectiva dedicada al constructor y diseñador de mobiliario francés, considerado uno de los creadores más innovadores del siglo XX. Es más, la muestra de CaixaForum Madrid repasa toda una trayectoria enfocada a la industrialización de la construcción y a la producción en serie de muebles.

A través de 235 piezas -de las que 146 son originales-, entre maquetas, planos, fotografías, dibujos, mobiliario, documentos y facsímiles, la exposición revisa cronológicamente la vida y la obra de Jean Prouvé (París, 1901 – Nancy, 1984), desde sus inicios como herrero, a finales de la década de 1920.

Prouvé fue un creador singular y polifacético que, sin tener ni el título de arquitecto ni el de diseñador industrial, trabajó con algunos de los grandes arquitectos de la modernidad -como Robert Mallet-Stevens y Le Corbusier- en edificios prefabricados, con estructuras sencillas y fabricados en serie. Creaciones en las que se centra la exposición de Jean Prouvé en CaixaForum Madrid.

Exposición Jean Prouvé, diseño social en CaixaForum Madrid

Imagen superior: Jean Prouvé, Edificio industrializado, maqueta, 1955 Aluminio y madera. Colección Centre Pompidou, París, Musée national d’art moderne-Centre de création industrielle. Donación de la Clarence Westbury Foundation © Jean Prouvé, VEGAP, Barcelona, 2021

La forma del artista de concebir la arquitectura, en beneficio de las colectividades y con una decidida visión social, e innovando y experimentando con nuevas técnicas, revolucionó la construcción de edificios prefabricados. Entre sus edificios más conocidos, destacan la Casa Métropole, la Casa Coque o la Casa Les Jours Meilleurs, todos ellos representativos de la exposición de Jean Prouvé.

Exposición Jean Prouvé, diseño social en CaixaForum Madrid

Imagen superior: Jean Prouvé, Casa Métropole, Tourcoing (Nord), hacia 1952. Colección Centre Pompidou, París, Musée national d’art moderne-Centre de création industrielle. Fondo Jean Prouvé de la Biblioteca Kandinsky. Donación de la Familia Prouvé © Jean Prouvé, VEGAP, Barcelona, 2021.

Aunque también fue un destacado diseñador de muebles, siempre en busca de la sencillez, la elegancia, la economía de materiales y la resistencia y durabilidad del objeto, con un mandato estricto enfocado a la funcionalidad, según sostiene CaixaForum Madrid.

Exposición Jean Prouvé, diseño social en CaixaForum Madrid

Imagen superior: Jean Prouvé, Casa Coque, Salon des Arts Ménagers, París, Grand Palais, 1951. Colección Centre Pompidou, París, Musée national d’art moderne-Centre de création industrielle. Fondo Jean Prouvé de la Biblioteca Kandinsky. Donación de la Familia Prouvé © Jean Prouvé, VEGAP, Barcelona, 2021.

Además, Prouvé fue un creador versátil, capaz de proyectar desde un edificio de un aeroclub hasta una mesa de parvulario, y desde una casa desmontable hasta una cadena de estaciones de servicio; de hecho, se consideraba un «industrial» por encima de todo y se enfrentaba a la construcción de una casa del mismo modo que al diseño de un pequeño mueble. Obras que se pueden disfrutar en la exposición de Jean Prouvé, en CaixaForum Madrid.

El taller como universo

Jean Prouvé se formó desde niño en el taller de su padre, Victor Prouvé (1858-1943), que fue pintor, escultor y grabador. Más tarde, en su adolescencia, Prouvé fue aprendiz en talleres de maestros herreros, donde aprendió el oficio de la forja.

Significativamente, en 1921, su padre retrató al artista con el martillo en alto en un dibujo a sanguina incluido en la exposición de Jean Prouvé, en CaixaForum Madrid.

En 1924, Prouvé abre su primer taller de «Herrería artística y cerrajería» en Nancy. «Durante varios años, forjaba yo mismo. No era en absoluto un hombre de despacho, ni de dibujo. Vivía en el taller y recuerdo que los cerrajeros y los herreros utilizaban un mandil de cuero para protegerse de las chispas. Durante muchos años vestí ese delantal de cuero».

Exposición Jean Prouvé, diseño social en CaixaForum Madrid

Imagen superior: Jean Prouvé, Bocetos de sillones Visiteur, dibujo preparatorio para los cursos del CNAM, sin fecha. Colección Centre Pompidou, París, Musée national d’art moderne-Centre de création industrielle. Donación de la Familia Prouvé © Jean Prouvé, VEGAP, Barcelona, 2021.

Prouvé es un artesano que se convertirá en un industrial y constructor, reivindicado por arquitectos del siglo XX y actuales por su innovadora y funcional forma de trabajar.

En la exposición de Jean Prouvé se puede observar cómo la primera colaboración importante del creador con un arquitecto fue a través de Robert Mallet-Stevens, con quien trabajó en el diseño de cabinas de ascensor, balaustradas y barandillas de escaleras.

Además Prouvé apuesta por una estética moderna en estos objetos, y por ello no es extraño que se vinculara a la Union des Artistes Modernes (UAM) desde su fundación, en 1929.

La apuesta por la modernidad ya no tendría vuelta atrás, como se demuestra en su participación en el pabellón de la UAM en la Exposición Internacional de las Artes y Técnicas Aplicadas a la Vida Moderna, celebrada en París en 1937.

Para la ocasión, ideó una espectacular escalera con una zanca central y llevó a cabo unos muebles diseñados con Jacques André, así como una caseta de baños en colaboración con Le Corbusier, Pierre Jeanneret y Charlotte Perriand. Resultados que el visitante de la exposición de Jean Prouvé puede disfrutar a través de la organización de CaixaForum Madrid.

Exposición Jean Prouvé, diseño social en CaixaForum Madrid

Imagen superior: Vista de la exposición en CaixaForum Madrid

Hacia la industrialización en serie

En 1931, Prouvé encaminó su empresa, Ateliers Jean Prouvé, hacia la industrialización en serie y, a mediados de la década, su intervención en edificios ya se extiende más allá del diseño y la construcción de elementos ampliándose a la estructura entera.

«En 1934-1935 imaginé otra forma de hacer arquitectura; es decir, otra forma de utilizar los materiales […]. Imaginé edificios con una estructura, de igual modo que el ser humano tiene un esqueleto, a la que había que añadir el complemento; y el complemento lógico para un esqueleto —ya fuera de acero, de hormigón o de madera— consistía en envolverlo en una fachada, una que fuera ligera puesto que la estructura se sostiene por sí sola», declara el diseñador según asegura la exposición de Jean Prouvé.

Así en CaixaForum Madrid se puede ver su primer proyecto con estructuras totalmente metálicas y de vidrio que fue el aeroclub Roland Garros (Buc, 1935-1936). Mientras, en la Casa del Pueblo y mercado cubierto (Clichy, 1936-1939) –este último aún en funcionamiento–, creó fachadas con paneles metálicos cuyas caras fueron tensadas con un ligero abombamiento creado por un muelle colocado en el centro.

Exposición Jean Prouvé, diseño social en CaixaForum Madrid

Imagen superior: Jean Prouvé, Obras del aeroclub Roland Garros, fachada posterior, Buc (Yvelines), hacia 1935. Colección Centre Pompidou, París, Musée national d’art moderne-Centre de création industrielle. Fondo Jean Prouvé de la Biblioteca Kandinsky. Donación de la Familia Prouvé © Jean Prouvé, VEGAP, Barcelona, 2021.

Igualmente, en el primer piso del mercado, Prouvé diseñó una sala polivalente con elementos móviles: el techo se abre, los tabiques se pliegan, las sillas se retraen y los suelos se mueven.

Con respecto al mobiliario, la gran aportación de Jean Prouvé fue la de crear muebles de gran resistencia con economía de materiales, a menudo plegables e inclinables. Técnicamente, en la exposición de Jean Prouvé se puede comprobar que la chapa de metal plegada proporcionaba resistencia al objeto, distribuyendo la fuerza por igual en todas las patas del mueble.

Uno de sus modelos de mayor éxito fue la silla Standard, de 1934. La fue perfeccionando con el tiempo, lo que a lo largo de quince años originó diversas adaptaciones: combinó madera y metal, fue desmontable y, por último, se convirtió en una referencia absoluta bajo el nombre de silla Cafétéria. Obra sobre determinante en la muestra de CaixaForum Madrid.

Exposición Jean Prouvé, diseño social en CaixaForum Madrid

Imagen superior: Jean Prouvé, Silla Caféteria, 1950. Colección Centre Pompidou, París, Musée national d’art moderne-Centre de création industrielle. Donación de Catherine Drouin-Prouvé © Jean Prouvé, VEGAP, Barcelona, 2021.

Pero en la exposición de Jean Prouvé también pueden verse algunos de sus muebles más destacados: la Silla Dactylo núm. 304 (1950), la Mesa Centrale (1951), la Silla de parvulario y pupitre biplaza (1951), la Mesa Compás (1953) y la Silla de reposo Anthony (1955).

Exposición Jean Prouvé, diseño social en CaixaForum Madrid

Imagen superior: Jean Prouvé, Pupitre biplaza, 1951. Colección Centre Pompidou, París, Musée national d’art moderne-Centre de création industrielle © Jean Prouvé, VEGAP, Barcelona, 2021.

Durante la Segunda Guerra Mundial, Prouvé se asoció con Le Corbusier y Pierre Jeanneret, con el objeto de construir unos pabellones desmontables para obreros de la Société Centrale des Alliages Légers en Issoire; así, se construyó́ un número significativo de pabellones —dormitorios, comedor, enfermería, salón y despacho de los diseñadores— con un sistema que combinaba pórticos centrales y elementos modulables para cubiertas y fachadas.

Exposición Jean Prouvé, diseño social en CaixaForum Madrid

Imagen superior: Jean Prouvé, Sillón de reposo Antony, 1956. Colección Centre Pompidou, París, Musée national d’art moderne-Centre de création industrielle. Donación del Centre Régional des Œuvres Universitaires et Scolaires (CROUS) de l’Académie de Versailles © Jean Prouvé, VEGAP, Barcelona, 2021.

 

Progreso, colectividad, vanguardia

Jean Prouvé tenía la ambición de crear productos para el mayor número de personas posible. Creía en la idea de progreso para beneficiar a la sociedad. Por esta razón, sobre todo en los años de posguerra, cuando había escasez de viviendas, proyectó alojamientos de calidad y muebles concebidos para equipamientos colectivos, sin perder su carácter de vanguardia.

«Necesitamos casas prefabricadas», dijo, y a partir de 1946 se dotó de un instrumento esencial para alcanzar ese objetivo: la fábrica de Maxéville, instalada en un terreno amplio y adaptado a la fabricación en serie, donde las piezas se producían en el taller y se montaban en la obra, tal y como subraya la exposición de Jean Prouvé.

Y con este método construyó la Casa Tropique (1949), la Casa Métropole (1950) y la Casa Coque (1951) que, como novedad, se ensamblaba a partir de paneles de cubierta curvos con sus soportes metálicos. “Prouvé siempre proyectaba las casas junto con su mobiliario correspondiente”, detalla CaixaForum Madrid.

Exposición Jean Prouvé, diseño social en CaixaForum Madrid

Imagen superior: Jean Prouvé, Casa Tropique, tipo B, 1949. Colección Centre Pompidou, París, Musée national d’art moderne-Centre de création industrielle. Donación de la Familia Prouvé © Jean Prouvé, VEGAP, Barcelona, 2021.

En los años 50, Prouvé construyó dos edificios singulares: su casa familiar en Nancy (1954), en un terreno accidentado y muy difícil, con elementos prefabricados, ligera y barata; y el Pabellón del Centenario del Aluminio (1954), instalado en el Quai d’Orsay de París, totalmente desmontable, y que algunos consideran su obra maestra.

Exposición Jean Prouvé, diseño social en CaixaForum Madrid

Imagen superior: Jean Prouvé, Casa de la familia Prouvé, fachada principal, Nancy, 1954. Colección Centre Pompidou, París, Musée national d’art moderne-Centre de création industrielle. Fondo Jean Prouvé de la Biblioteca Kandinsky. Donación de la Familia Prouvé © Jean Prouvé, VEGAP, Barcelona, 2021.

Otra de las obras más emblemáticas de Prouvé es la Casa Les Jours Meilleurs (1956), que fue su respuesta al llamamiento del abate Pierre en el invierno de 1954: «¿Cómo alojar a los sintecho que mueren de frío?» Prouvé ideó una casa equivalente a un apartamento normalizado de dos dormitorios (50 m2), fabricada industrialmente y montada in situ. Pero, desgraciadamente, la casa no obtuvo la correspondiente homologación técnica, lo que impidió su producción industrial y solo se fabricaron cinco unidades.

En esa misma época, la exposición de Jean Prouvé muestra que diseñó casas para los prospectores de petróleo en el desierto (Casa Sahara, 1958) y participó en la construcción de la Freie Universität de Berlín (1963-1971).

Ganó también la primera vuelta de un concurso para construir mil clubes juveniles en Francia, del Ministerio de Juventud y Deporte. “El prototipo se podía montar en 45 minutos; dos paneles idénticos se alzaban y se unían en la cumbrera, formando así una bóveda de cañón de 10 metros de diámetro aunque, finalmente, el jurado desestimó esta solución”, pone de manifiesto CaixaForum Madrid.

El último período de su carrera suele denominarse Les Blancs-Manteaux, el nombre de la calle donde Prouvé instaló su último taller en 1968, muy cerca de donde se construiría el Centro Pompidou.

Con un reducido equipo de ingenieros continuó diseñando elementos para la construcción. Para la empresa Total, por ejemplo, diseñó estaciones de servicio y gasolineras que se instalaron en autopistas de toda Francia con una original forma circular y que se pueden ver en la exposición de Jean Prouvé.

Exposición Jean Prouvé, diseño social en CaixaForum Madrid

Imagen superior: Jean Prouvé, Estación de servicio de autopistas Total, marquesinas con aleros, sin fecha. Colección Centre Pompidou, París, Musée national d’art moderne-Centre de création industrielle. Fondo Jean Prouvé de la Biblioteca Kandinsky. Donación de la Familia Prouvé © Jean Prouvé, VEGAP, Barcelona, 2021.

De igual forma, para la sede del Comité Central del Partido Comunista Francés (París, 1969-1971) del arquitecto Oscar Niemeyer, diseñó los muros cortinas de las fachadas. Pero su última obra fue una torre de radar en Ouessant (1978-1980), “una construcción puramente técnica, sin pretensiones arquitectónicas”, de la cual se puede ver una maqueta en CaixaForum Madrid.

———

Exposición El universo de Jean Prouvé. Arquitectura / Industria / Mobiliario

CaixaForum Madrid
Paseo del Prado, 36, Madrid
Tel. 913 307 300
Horario:De lunes a domingo, de 10 a 20 h, hasta el 13 de junio de 2021

www.caixaforum.org

———