5 Formas alternativas de ejercer como arquitecto

Es curioso el estado de agitación en el que se mueve la arquitectura. No detecta el motivo que lo estimula, ni conoce a dónde debe dirigirse, pero con sus aspavientos se niega a coger el hilo de Ariadna y volver a su previa situación de reposo. La salida debe de estar en otra dirección. Hay formas alternativas de ejercer como arquitecto.

Cinco arquitectos que ejercen su profesión de una forma diferente y alternativa exponen sus ideas y puntos de vista, disertan sobre la definición de arquitectura, explican su modo de desempeñar el oficio y debaten sobre la situación actual. Una editorial, una productora, un comisario, una mentora y un crítico urbano que organiza rutas por la ciudad especulativa. Lo mejor, no haber llegado a una conclusión única ni similar, lo peor, que no haya sido un debate presencial en una mesa redonda, me quedo con las ganas.

5 Formas alternativas de ejercer como arquitecto

Imágenes superiores: Publicación Selling Brick de Bartlebooth y retrato de Pablo Ibañez y Antonio Giráldez

1) Bartlebooth – Pablo Ibáñez Ferrera y Antonio Giráldez López / Formas alternativas de ejercer como arquitecto

Un proyecto editorial que investiga sobre las distintas propuestas que puede abarcar el espacio contemporáneo a través de la suma de diversos ámbitos como la arquitectura, el urbanismo, el arte, la filosofía o el activismo. Al creer que en la escuela ortodoxa no se exploran nuevos formatos que son importantes para la generación venidera como la crítica, la edición, el activismo o el comisariado, consideran que es necesario crear una vía que genere esos conocimientos e ideas. Bartlebooth es sobre todo un medio de protesta, reclamación y exigencia de todas las necesidades contemporáneas que necesitan solución y a las que no se le quiere prestar atención, la precariedad, las migraciones, la sostenibilidad y la crisis climática, el acceso a la vivienda, la aceleración capitalista son considerados por Bartlebooth como “procesos espaciales que deben incorporarse a las agendas de la arquitectura”. @bartlebooth

5 Formas alternativas de ejercer como arquitecto

5 Formas alternativas de ejercer como arquitecto

Imágenes superiores: Apartamento Vanity en Madrid y retrato del duo Fast&Furious

2) Fast&Furious Office – Manuel Ocaña y Miguel Molins / Formas alternativas de ejercer como arquitecto

“No se va a acabar de construir nunca”, es una de las afirmaciones más rotundas y convincentes que Manuel Ocaña repite durante la conversación, al final, siempre hay edificios que restaurar y espacios que rehabilitar. “La arquitectura es construir”. Es consciente de que no se construye a la misma escala ni con la misma demanda de las que se beneficiaron generaciones anteriores, pero afirma que construir, se construye. Deja atrás la faceta de arquitecto tradicional y pasa a producir obras, defiende que el diseño es un 10% y la producción el 90% restante y estimula por ello el trabajo de los artesanos y el trabajo manual con una relación más cercana al proyecto y así trabajan en Fast&Furious Office. Cree plenamente en el valor de cada profesión que forma parte del conjunto y rechaza cualquier labor que roce la precariedad. Ahora la arquitectura es un trabajo en equipo y ya no puede llevar una firma única. @fastfuriousoffice

5 Formas alternativas de ejercer como arquitecto

5 Formas alternativas de ejercer como arquitecto

Imágenes superiores: Instalación de Robin Flack para Concéntrico 2019 y autorretrato de Javier Peña

3) Javier Peña Ibáñez / Formas alternativas de ejercer como arquitecto

Sus intereses lejos de la construcción en masa, tanteaban con la forma de leer la ciudad y percibir su espacio, no tanto por los arquitectos como por los transeúntes. Javier piensa que la arquitectura también debe resolver problemas a partir de pensar y reflexionar sobre sí misma. Busca la manera de que el individuo se haga consciente del espacio donde vive y de crear un sentimiento de propiedad con el contexto urbano a partir de su aproximación. Y bien es verdad que, para no poder escapar de él, poco nos percatamos del espacio que nos rodea. Sus ideas las lleva a la práctica como comisario de diferentes eventos muy interesantes y enriquecedores como Concéntrico, Los visuales o el próximo festival virtual de Arquia Próxima. Para poder llevar a cabo un trabajo así, Javier Peña cree que es necesario especializarse en un determinado ámbito y desarrollar la capacidad de análisis para adquirir la comprensión humanitaria necesaria. @jpenaibanez

5 Formas alternativas de ejercer como arquitecto

Imagen superior: Retrato de Caterina de la Portilla

4) Caterina de la Portilla / Formas alternativas de ejercer como arquitecto

Insiste en que es momento de romper el pedestal en el que hasta hace poco se había posado la figura del arquitecto, que los tiempos han cambiado y con ellos debemos hacerlo nosotros. Si hay más demanda que oferta, habrá que atender otras necesidades que, por haber, hay muchas, hacer un estudio de mercado y especializarse en base a los resultados que obtengamos, y para esto hay que tirar de creatividad. A esta conclusión llega a partir de las pertinentes investigaciones y curiosidades propias y tras haber abierto su propio estudio y darse cuenta de que clientes, pocos. Cita a Ortega y Gasset al decir “Yo soy yo y mis circunstancias”. Caterina de la Portilla recalca acertadamente la importancia de comprometerse con el mundo volátil en el que vivimos, aceptar que nuestra forma de ejercer durará lo que dure la demanda y que después tocará reubicarse, reformular el perfil y exprimir nuestra capacidad de adaptación. ¡Bravo! @caterina.delaportilla

5 Formas alternativas de ejercer como arquitecto

5 Formas alternativas de ejercer como arquitecto

Imágenes superiores: Visual de Periferia y retrato de Erik

5) Erik Harley / Formas alternativas de ejercer como arquitecto

Dedica su tiempo a la investigación y crítica urbana y de la suma de lo que recoge ejerce como profesional. No considera tanto que haya que buscar nuevas alternativas en la profesión, como desmontar y desglosar los desastres existentes y darles una nueva forma. Erik Harley ve la arquitectura como una de las pocas artes que exige responsabilidad civil y hace hincapié en el lujo y en el despilfarro que ha hecho de España el museo del derroche. Esto lo cuenta y lo muestra en cualquiera de las rutas Pormishuevista que organiza en distintas ciudades del país. La ironía con la que se toma la situación Erik Harley es inspiradora a la vez que instructiva. La precariedad la ve como un juego, otro ámbito más en el que jugar para reinventarse. Si el panorama es un espectáculo habrá que comportarse en concordancia, por eso lleva su sarcasmo al máximo esplendor al vender unos pendientes con forma de bloque de hormigón con el lema “¡Ha llegado el momento de invertir en cemento!”. @preferiria.periferia